¿De dónde vienen los olores vaginales?

de-dónde-vienen-los-olores-vaginales

¿Sientes que tu vagina huele de manera extraña? El día de hoy te diremos de dónde vienen los olores vaginales.

Vivimos en una era que no tolera los olores corporales, incluidos los vaginales. Queremos eliminarlos incluso antes de saber si son naturales y normales, o una alerta de un problema de salud. Si tu vagina tiene mal olor, ¿qué está tratando de decir?

Seamos claros desde el principio: la vagina se autolimpia. Por lo tanto, se limpia sola (como un pequeño gato) y nunca está realmente sucia. Los olores vaginales, por lo tanto, no provienen de falta de higiene.

La flora vaginal, el punto focal de los olores vaginales

Cada vagina tiene su propio olor, por lo que cada mujer tiene que acostumbrarse. El área genital está provista de glándulas especiales que, de hecho, desprenden olores.

Este olor puede cambiar ligeramente durante el ciclo menstrual (dependiendo de los niveles hormonales que varían a lo largo del ciclo), especialmente durante la menstruación, después de la ovulación o la excitación sexual. El sexo también puede cambiarlo temporalmente.

Del mismo modo, debido a esta fluctuación de las hormonas, tu vagina no se sentirá de la misma manera a los 20 años que cuando estás embarazada o menopáusica.

Por lo tanto, esto significa que es aconsejable aceptarlo y no luchar contra él a toda costa. Por lucha, nos referimos, por ejemplo, al hecho de querer limpiar demasiado tu vulva y tu vagina, ya sea con jabones clásicos o dedicados a la higiene íntima. Esto puede alterar la flora vaginal, también conocida como macrobiota vaginal.

Hay muchos organismos pequeños en nuestras vaginas, una mezcla de bacterias, virus, hongos y otros microbios.

No te asustes, estas son buenas bacterias, que viven en armonía en un ecosistema propio (como en la flora intestinal), lo que les permite repeler las bacterias malas. Para aquellos que sienten nostalgia por las lecciones de química en la universidad, sepan que todo es una cuestión de pH. Está presente en la vagina, el bacilo Döderlein o lactobacilus, que mantiene un ambiente ácido, que repele las bacterias desagradables. Los malos olores vaginales aparecen cuando la acidez se invierte.

Causas del olor vaginal

Sucede que el equilibrio de esta microbiota vaginal está alterado. Puede ser muy temporal, debido a un cambio repentino, como la ruptura de un DIU (cuyos hilos permanecen en la vagina).

Tomar antibióticos, estrés o malas prácticas de higiene personal (ya sea por exceso o falta de higiene) también son posibles causas. Más grave, puede ser un signo de cáncer de vagina o cuello uterino.

Pero también puede ser una infección. La más común es la vaginosis bacteriana. Es causada por la bacterias Gardnerella vaginalis o Atopobium vaginae, presente de forma natural en la vagina, pero en pequeñas dosis.

Si se desarrolla, eliminará las bacterias buenas y perturbará la simbiosis que generalmente está en su lugar. Se forma una nueva flora y comienza a producir aminas aromáticas, que llevan los dulces nombres de cadavérica y putrescina, en el origen del olor desagradable, equivalente al pescado podrido.

No es terrible, y no es peligroso para la salud, a menos que estés embarazada. Las consecuencias pueden ser graves, como infecciones fetales, bajo peso al nacer y nacimiento prematuro.

La otra posible infección no es bacteriana sino parasitaria: es la triconomasa, que es una infección de transmisión sexual, causada por Trichomonas Vaginalis. Se manifiesta, entre otra cosas, por pérdidas espumosas de colores amarillentos o verdosos bastante gruesos, a veces acompañados también de olores muy desagradables. Sin tratamiento, esta infección aumenta los riesgos para la salud por ejemplo, la tricomoniasis aumenta el riesgo de contraer o transmitir el virus de SIDA.

Otros síntomas acompañan el olor en caso de infecciones: picazón, ardor, dolor local, enrojecimiento o flujo vaginal anormal (llamado leucorrea) puede acompañarlo.

¿Qué tratamientos existen para los malos olores vaginales?

Si el olor vaginal persiste, haz una cita con tu médico o ginecólogo. El profesional de la salud tomará una muestra para determinar la naturaleza de la infección. El tratamiento se basará en antibióticos.

En el caso de la tricomoniasis, la pareja sexual generalmente también será tratada. Tendrás que protegerte durante este tiempo.

La higiene íntima será tu mejor medio de prevención. Como recordatorio, un golpe de agua de será suficiente, y se recomienda encarecidamente no introducir ningún producto dentro de los genitales (ya sea un jabón o cualquier otro producto). Las duchas vaginales también están prohibidas, y no se recomienda el uso de panties en todo momento.

Finalmente, la depilación también puede promover infecciones porque el vello púbico ya no puede desempeñar su papel protector.

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan Francia

También te puede gustar:
Además de la comodidad, no llevar brasier tiene múltiples beneficios a la salud femenina
¿Por qué ver (inserta el nombre de tu serie o película favorita) una y otra vez podría catalogarme como una persona ansiosa? Esto es lo que explican los expertos...
La ciencia revela los motivos por los que nos encantan los besos
Las cifras son alarmantes: según el INEGI, en el país 9 millones de personas carecen de acceso al agua. Si quieres hacer más o empezar a ahorrar agua y no sabes por dónde empezar, a continuación te damos algunas alternativas sustentables. ¡Pasa la voz!