¿Cuál es la tendencia en uñas para el otoño-invierno 2020?

¿Cuál es la tendencia en uñas para el otoño-invierno 2020?

¡Llegó el otoño! Cambio de estación, así que nosotras también queremos cambiar nuestro estilo veraniego por uno que se adapte más a la nueva estación, ¿cierto? Te decimos cuál es la tendencia en uñas para el otoño-invierno 2020

Sí, lo más probable que lo primero que solemos modificar es el color de nuestras uñas. ¿Sabes cuáles son los tonos que serán tendencia esta temporada? Según Jessica Nails, estos son los colores que triunfarán en tus manos y pies. Así que toma nota para crear diseños increíbles y tus uñas luzcan de lo mejor, ¡escoge el que más te guste!

Naranjas

Ideal para esta época del año. El naranja es un color intenso que no pasa desapercibido, pero también muestra elegancia y seguridad, un toque de otoño cálido es lo que estos colores le darán a tus uñas.

Las uñas naranja para otoño

Azul oscuro

Ideal para temporadas frías como ésta, ya que estos colores representan sobriedad y discreción; además, va con cualquier tipo de ropa y será el match perfecto para completar todo tu look.

Los tonos azules para el manicure de otoño

Rojo

¡El clásico de siempre! Nunca pasa de moda, resalta la personalidad, la sensualidad y el misterio de cada persona; sin duda, es excelente para esta temporada.

El clásico rojo para el manicure de otoño

Violeta amatista

Este color es súper amigable, ya que queda con casi todos los estilos, resalta la elegancia y, además, puedes combinarlo con otros colores para darle un toque especial.

Uñas violeta para el otoño

¿Con cuál te quedas? ¿Cuál es tu tendencia en uñas para el otoño-invierno 2020?

Seguro te interesa: Estas son las tendencias de maquillaje para el otoño-invierno 2020

10 consejos para unas unas espectaculares

Ya que elegiste el color, no olvides que para que tus uñas luzcan como de película debes hacer un manicure perfecto. Te damos algunos tips para lograrlo: 1. Retira de tus uñas cualquier resto de esmaltado anterior: haz esto usando el producto adecuado: si el esmalte que llevabas previamente es tradicional, quítalo con un quitaesmalte sin acetona (compuesto que deshidrata y reseca tanto la uña como la piel de la cutícula), a ser posible con propiedades hidratantes o nutritivas. Para mayor eficacia, “pellizca” la uña para retirar el esmalte: apoya el algodón o la celulosa impregnada de quitaesmalte sobre toda la uña durante unos segundos, y, realizando un “pellizco”, retira el esmalte del centro hacia arriba y luego siguiendo el contorno de la uña; sin dejar de ejercer una ligera presión sobre la uña, retira el resto del esmalte, desde el centro, hacia el borde libre. 2. Exfolia tus manos una vez por semana, insistiendo en las zonas de mayor rugosidad e hidrata la piel tan a menudo como puedas. La piel de la cutícula también debe ser hidratada y nutrida para mantenerse elástica y evitar padrastros; usa para ello un aceite especialmente formulado para ella. 3. No cortes las cutículas ni la piel alrededor de la uña: evita la tentación de usar la tijera y emplea en su lugar un producto ablandador de cutícula que te ayudará a empujar ésta con un palito de naranjo y a retirarla de la uña. Si ves que se te han levantado pieles o padrastros, córtalos, con cuidado de no arrancarlos, con un alicate especial para ello. 4. En el caso de que la piel del lateral de la uña esté muy engrosada y dura, aplica un poco de aceite y lima suavemente con una lima para piel. Haciendo esto retirarás el exceso de piel reseca sin generar padrastros. 5. No te cortes las uñas y usa siempre la lima más adecuada para ellas: dependiendo del estado o del tipo de uña, deberás usar una u otra. A mayor fragilidad de la uña, usa una lima de grano más fino (entre 280 y 360). Unas uñas sanas podrán limarse con un grano de 150 a 180. Las limas más abrasivas (por debajo de 120) se reservarán únicamente para uñas artificiales. 6. Lima siempre las uñas bien secas (húmedas son más frágiles) y en la misma dirección, ya que el movimiento de vaivén de la lima hará que se desprendan las hojas que forman la uña y que ésta se abra a capas. 7. Antes de pintar la uña, retira bien la grasa con un limpiador específico: este gesto tan sencillo puede prolongar tu esmaltado unos días más. 8. Aplica siempre una base protectora antes del esmalte, para proteger la uña y evitar su amarilleamiento debido al uso del barniz. Emplea siempre la base más indicada para tu tipo de uña. Y no olvides acabar el esmaltado con una capa de topcoat o brillo: prolongarás la vida de tu manicura y realzarás su brillo y color. 9. Sella bien cada capa de producto (base, esmalte y topcoat/brillo) en el borde libre (el filo) de la uña: así evitarás que el esmalte se desprenda con demasiada facilidad. 10. No olvides dejar secar cada capa al menos 1 minuto (mejor capas finas, secarán más rápido y correrás menos riesgo de que se estropee el esmaltado de tus uñas recién pintadas). Y si tienes prisa, usa un spray secante para acelerar el secado. ¡Listo! ¡Disfruta de la tendencia en uñas para el otoño-invierno 2020!

Seguro te interesa: ¿Cómo se llevará el flequillo este otoño/invierno?
Por: Marjorie Daphnis con información de Europa Press
También te puede gustar: