Probé las vendas frías y esto fue lo que no pasó

vendas-frías-unsplash.jpg

Spoiler alert: fue más tortura que reducción de medidas. Si eres una señora como yo, sabes de la existencia de las vendas frías gracias a una famosa actriz y a la promesa de que con frio podías perder medidas en casi todo tu cuerpo, entonces en mi mente decidí darle una oportunidad a las vendas frías para saber si podía reducir medidas en algunas semanas. Relacionado: “Probé vinagre de sidra de manzana y esto fue lo que pasó"

¿QUÉ SON LAS VENDAS FRÍAS?

Las vendas frías como su nombre lo indican son vendas de curación que se colocan al rededor del cuerpo, pero la diferenciación es que las vendas están empapadas en una solución que incluye alcohol, alcanfor y algunas de ellas tiene extractos naturales de algas y otros productos reafirmantes, lo que da la sensación de frio es el alcanfor y el hecho de que están empapadas a una temperatura mas baja que la del ambiente. La aplicación de las vendas se hace de pie, en mi caso, primero me pusieron un gel que por el olor tenía era alcanfor, después me pusieron las vendas en la cintura, abdomen bajo y las piernas, con el objetivo de la lograr la reducción de medidas.

¿CUÁNTO DURA EL TRATAMIENTO?

El tratamiento varía pero de acuerdo al spa al que fui me recomendaron una sesión de 4 semanas para ver los resultados, de acuerdo con ellos tendría que perder al menos un centímetro por semana y así terminar con un mínimo de 4 cm menos en toda el área donde se aplicaban las vendas frías. Así pues me sometí a la tortura tres veces por semana (digo tortura porque el frio y yo no somos amigos) para poder reducir el volumen de mi circunferencia. Por medidas de investigación continúe con mi dieta (no exagerando en grasas y refrescos) y entrenando normalmente.

¿QUÉ PASÓ CON LAS VENDAS FRÍAS?

La primer semana después de tres días de tratamiento con las vendas logré perder un centímetro en el abdomen y nada en las piernas (algo que no me preocupaba tanto ya que las piernas gruesas son algo que me gusta tener), entonces a la siguiente semana llegué con más ánimos para así poder perder otro centímetro y poco a poco afinar mi cintura. Así pues a la siguiente semana perdí un centímetro en todas las áreas en donde me habían vendado, si vamos contando llevaba perdido dos centímetros de cintura y uno en los muslos ¡nada mal sólo por ir al spa y sufrir de frio durante tres días!. El problema llegó cuando a la tercer semana no perdí nada y la cuarta menos, eso fue una gran decepción, sobretodo si sientes como el frio (de los ingredientes) entran a tu cuerpo por la piel y parece que no están cooperando para lograr el resultado que quieres. Así regresé a mi casa y decidí no darle ninguna otra oportunidad a las vendas frías.

EN CONCLUSIÓN

La verdad para ser un experimento que sospechaba iba a fracasar dos centímetros menos no fueron tan malos, cabe mencionar que a los pocos días los centímetros regresaron y mi piel regresó a su estado no tan firme que siempre ha tenido. Eso si, la firmeza tardó un poco más en desaparecer ya que al parecer lo que hacen las vendas frías es darle firmeza a tu piel y de ahí la pérdida de medidas, no es grasa y no es agua, si te dicen otra cosa están mintiendo. ¿Lo recomiendo? En realidad no, es mejor un masaje que te ayude a relajarte a vivir el shock de tener frio durante 20 minutos en lo que trabajan las vendas, pero si quieres hacerlo adelante, probablemente te vaya mejor que a mi. Relacionado: “Probé una mascarilla metálica y esto pasó"

También te puede gustar:
¿Por qué ver (inserta el nombre de tu serie o película favorita) una y otra vez podría catalogarme como una persona ansiosa? Esto es lo que explican los expertos...
La ciencia revela los motivos por los que nos encantan los besos
Las cifras son alarmantes: según el INEGI, en el país 9 millones de personas carecen de acceso al agua. Si quieres hacer más o empezar a ahorrar agua y no sabes por dónde empezar, a continuación te damos algunas alternativas sustentables. ¡Pasa la voz!
El enojo tiene graves consecuencias a la salud física, por lo que es indispensable aprender a controlarlo