Mamás fitness: La mejor actividad física para esta etapa

actividad física
Tu cuerpo empieza a cambiar y no te puedes detener, es hora de elegir –entre varias opciones– cuál de ellas te gustaría integrar a tu rutina, no solo para mantenerte en buena condición, sino también para preparar tu cuerpo para el momento del parto y, una vez que tu hijo nazca, tener una primera actividad física que podrán realizar los dos. Yoga, baile, natación, pilates y strollering son la actividad física preferida por las mamás de hoy, de quienes hemos aprendido que siempre es buen momento para ejercitarse, que no hay pretexto para trabajar tu cuerpo y lograr que esté fuerte y tonificado. Elige entre ellos la opción que más se adapte a tu gusto y a tu tiempo.

YOGA

actividad física

Las mamás celebs aman esta actividad física porque no solo hace maravillas con tu cuerpo, además te lleva a un estado de relajación tal que, incluso en el momento del parto, te ayudará a conservar la serenidad y que logres ayudar para que tu hijo nazca con facilidad. A través de posturas enfocadas a fortalecer tus extremidades, abrir tu cadera y relajar tu espalda –explica Lorena Piña, maestra de yoga–, tu cuerpo se prepara para responder a todas las exigencias que supone el embarazo y que tu recuperación posterior sea más rápida y efectiva: “Siempre se recomienda iniciar después del primer trimestre, aun cuando hayas sido practicante asidua, y la ventaja es que una vez que tengas a tu bebé en tus brazos podrás continuar con el yoga a su lado, gracias a que existen clases especializadas para mamás y bebés”. Sin duda será un buen arranque de vida para ambos.

NATACIÓN

actividad física

Se trata de una de las actividades más ligeras, pero no por ello menos eficaces para realizar durante el embarazo, porque mejora la circulación sanguínea, fortalece los ligamentos y las articulaciones, al igual que aumenta el tono muscular. La suavidad de esta actividad física te garantiza que (a menos que tu médico te dé otra instrucción) podrás realizarla desde el inicio del embarazo, considerando solo 30 minutos al día. Y cuando ya has dado a luz, la podrás retomar casi de in- mediato y, todavía más, apenas tu bebé cumpla tres meses podrás llevarlo contigo. Extra a los beneficios para ti, le darás a él la oportunidad de aprender a flotar, desarrollar su motricidad, fortalecer su autoestima y su corazón.

PILATES

actividad física

También es una gran actividad física para fortalecer cada parte de tu cuerpo, incluso aquellos músculos que no sabías ni que estaban en tu organismo; es muy relajante y por la suavidad con la que se realiza es ideal tanto en el embarazo como después de dar a luz. En este último caso, todas las rutinas las llevas a cabo con tu bebé quien -mientras tiene contacto directo contigo y se siente seguro- al cargarlo se convierte en el peso que requieres para fortalecer brazos y piernas. Una de las grandes riquezas que ofrece es que a lo largo de la rutina te miras con él cara a cara y su sonrisa siempre será una gran inspiración para continuar hasta el final con el ánimo en lo más alto.

DESPUÉS DEL PARTO

BAILE PORTEO

Si ya puedes tener a tu crío en brazos y tu doctor te ha autorizado hacer todo tipo de actividades, cómprate un fular ergonómico, envuelve a tu hijo y disfruten al ritmo de la música. Sandra Arellano, instructora de danza porteo, explica que cualquier género musical es propicio para una clase; empezarás con una rutina de calentamiento y después todo es fluir al ritmo de la música. Perderás toxinas, fortalecerás tu cuerpo, eliminarás calorías y te relajarás, además de crear un lazo de afecto y estabilidad con tu bebé.

STROLLERING

Seguro has visto a muchas celebridades caminando o trotando mientras pasean a su baby en una carriola. Solo necesitarás muchas ganas de empezar y, de preferencia, un carrito de paseo de los que están diseñados para esta actividad, porque te facilitan la posibilidad de correr de forma segura y utilizarla como apoyo para realizar sentadillas, desplantes y estirar todo tu cuerpo. Si no cuentas con una de ellas, cualquiera es de utilidad, siempre que tomes las precauciones debidas. Desde las seis semanas después del nacimiento, es posible que te incorpores a esta actividad que además te deja hacer varias en una sola: paseas a tu hijo, te ejercitas y después de ello puedes cumplir con otras tareas que tengas programadas fuera de casa. ¿Te animas a empezar? Go!

Por: María del Carmen López

Este artículo fue originalmente publicado en nuestra edición:

https://www.instagram.com/p/Bw-ji0enCrW/

También te puede gustar:
Sólo un médico puede darte un diagnóstico certero, pero pon atención a estas señales
Un creador de contenido dividió opiniones al sugerir que Taylor Swift podría estar embarazada
¿Por qué ver (inserta el nombre de tu serie o película favorita) una y otra vez podría catalogarme como una persona ansiosa? Esto es lo que explican los expertos...
La ciencia revela los motivos por los que nos encantan los besos