4 Formas de ponerle fin al síndrome del impostor

Mujer, ¿alguna vez te has preguntado cómo aprender a trabajar tus inseguridades? Esta pregunta nos la envió @karlagianinna y decidí elegirla porque es importantísimo enfocarnos en nuestro amor propio.

Baja autoestima

4 Pasos para ponerle fin al síndrome del impostor

Foto: Getty Images

¿Padeces del síndrome del impostor? Así es como puedes superarlo...

Hola de nuevo, corazón. Soy Regina Carrot, tu coach de vida y mentora en amor propio. El síndrome del impostor es un fenómeno psicológico donde las personas dudan de sus logros y temen ser descubiertas como un “fraude.” Esto afecta a miles de personas, independientemente de su éxito o competencia. Esta experiencia puede llevar a la ansiedad, falta de confianza en uno mismo y miedo al fracaso. Para combatirlo es cru- cial reconocer y abordar nuestras inseguridades. Así que el día de hoy te quiero compartir cuatro herramientas efectivas, respaldadas por expertos en el campo, para superarlo y fortalecer nuestra autoestima juntas. ¿Te late?

Por Regina Carrot

4 Formas de ponerle fin al síndrome del impostor

Autoobservación reflexiva

La doctora Valerie Young, experta en el síndrome, sugiere llevar un diario de logros donde registres tus éxitos diarios, no importa que tan pequeños sean. Esto ayuda a internalizar tus logros y combatir la creencia de que no eres suficiente. Al visualizar tus éxitos en papel puedes empezar a desmontar la idea de que tus logros son producto de la suerte. Date cuenta que son por ti.

La mentalidad de crecimiento

Es un concepto promovido por la psicóloga Carol Dweck. Adoptar esta mentalidad implica ver los desafíos, los fracasos y los esfuerzos como oportunidades para aprender y crecer en lugar de como limitaciones. Al enfocarte en el proceso de aprendizaje y esfuerzo en vez de en la perfección puedes reducir la presión que conlleva el temor a fallar y comenzar a valorar el progreso sobre la perfección.

consejos-para-emprender-si-estas-en-tus-20s.jpg

4 Formas de ponerle fin al síndrome del impostor

Getty Images

La búsqueda de apoyo externo

Hablar con mentores, coaches o grupos de apoyo que entienden el síndrome del impostor puede darnos una perspectiva externa valiosa. Ellos pueden ofrecerte retro- alimentación objetiva sobre tus habilidades y logros. Por ejemplo, la profesora Brene Brown enfatiza la importan- cia de la vulnerabilidad y cómo compartir nuestras experiencias de duda puede fortalecer nuestra conexión con otros y reducir los sentimientos de aislamiento.

La práctica de la autocompasión

La doctora Kristin Neff, pionera en el estudio de la autocompasión, argumenta que ser amable y comprensivo con uno mismo en momentos que estemos decaídos o en duda puede reducir significativamente la ansiedad y aumentar la resiliencia. En lugar de autocriticarte con dureza, trátate con la misma amabilidad que ofrecerías a cualquier amistad en una situación similar.

frio-deberia-hacerte-feliz.jpg

4 Formas de ponerle fin al síndrome del impostor

En conclusión, quiero decirte que el síndrome del impostor es un desafío por el que muchas personas pasa- mos todos los días, pero se puede superar implemen- tando estas herramientas. Recuerda: el camino hacia la superación de este síndrome es un proceso continuo de aprendizaje y crecimiento personal. Cada paso que tomas para reconocer y abor- dar tus miedos te acerca más a liberarte de las cadenas del síndrome del impostor.

Me encanta ser tu mentora y tu coach de vida y relaciones aquí, en Cosmo- politan. No estás sola, me tienes a mí para guiarte de la mano en tu proceso. Nos vemos en la próxima edición para seguir respondiendo todas tus preguntas.

También te puede gustar:
¿Cómo asegurarte de que estás en el camino correcto hacia un estilo de vida de mejora? Presta atención a los siguientes detalles...
Una nueva variante del ghosting se ha apoderado del lenguaje en redes sociales: orbiting, qué es y cómo superarlo…
¿Tu foto de perfil proyecta lo que deseas que el resto del mundo sepa de ti?
Olvídate de las molestas sesiones que irritan tu piel periódicamente durante la depilación