“Calentar el enchinador” y otros mitos a olvidar para tener pestañas largas

mitos pestañas largas

Usar vaselina, ¿mito o realidad para pestañas más tupidas? Aquí desmentimos lo que se dice para hacerlas más largas.

En un mundo ideal no batallamos con tener pestañas naturales, gruesas, rizadas y extralargas; pero la realidad es menos amigable de lo que quisiéramos, y en repetidas ocasiones debemos recurrir a las pestañas postizas o extensiones para hacer el sueño realidad. Y mentiríamos si dijéramos que no hemos intentado al menos UN remedio casero para alargarlas (ahí tengo todavía mi vaselina y mi aceite de coco).

¿Cómo conseguir un efecto de pestañas largas naturales?

Por ahí se han escuchado un par de hacks de belleza para alargar las pestañas de manera natural. Eso sí, nunca intentamos el de cortarse las pestañas para que crezcan cuando (y no pensamos recurrir a ello...). Por eso el beauty team de essence nos ayudó a descubrir los mitos más comunes para hacer crecer las pestañas y cuáles sí funcionan y a cuáles les decimos sayonara.

Mito: Para lograr pestañas rizadas todo el día, debes calentar tu enchinador antes de usarlo

Realidad: Esta práctica puede ser peligrosa, ya que si calientas demasiado el enchinador, podrías quemarte la piel o romper las pestañas OMG. En lugar de prender el encendedor, opta por rizadores eléctricos que se calientan a la temperatura indicada por expertos. ¡No olvides leer el manual antes de usarlo!

Mito: La vaselina ayuda a que las pestañas crezcan

Realidad: Sabemos que la vaselina es maravillosa por sus propiedades hidratantes (por eso es ideal para usar en el invierno y evitar piel reseca), pero no se recomienda aplicarlo sobre la piel de los ojos por ser comedogénico, lo cual puede tapar tus poros y provocar inflamación.

Mito: Aplicar talco antes del rímel hará que tus pestañas luzcan con más volumen

Realidad: ¡Falso! Algunos talcos contienen perfume, y aplicarlo en los ojos puede irritarlos e incluso provocar algún tipo de infección. En lugar de usar talco, opta por un rímel con cepillo grande, grueso y con pigmentos ultra negros, así sí salen las pestañas con más volumen.

Mito: El rímel no caduca o caduca hasta que se seca

Realidad: Todos los cosméticos tienen fecha de caducidad, y cuando hablamos de rímeles es importante tener en cuenta un plazo aproximado de tres meses. Los lugares oscuros y húmedos son el escenario perfecto para el crecimiento de bacterias, oops.

Mito: Cortar las puntas de tus pestañas hará que crezcan más rápido

Realidad: Este escenario está entre mis peores pesadillas. Cortar las puntas de tus pestañas, además de ser peligroso, no contribuye al crecimiento de éstas, pues no se genera ningún tipo de orzuelo como en el cabello. ¡No lo hagas!

Mito: Con un rímel a prueba de agua puedes nadar por hoooras sin arruinar el maquillaje

Realidad: Los productos a prueba de agua básicamente son resistentes contra el sudor, las lágrimas (thank God) y en ocasiones pueden funcionar sumergiéndote durante 40 minutos en agua sin correrse. La verdad es que también depende de las condiciones del agua (si tiene cloro, es agua dulce o salada, etc); elige el rímel waterproof, aplica dos capas y deja secar antes del agua. NO OLVIDES LEER... Esto le pasa a tu cuerpo cuando no te pones crema en un mes Has usado mal tu secadora de cabello toda tu vida; mejor hazlo así… Estas son las medidas del cuerpo femenino perfecto, según la ciencia 7 claves para hacer que tu perfume dure más tiempo

También te puede gustar:
¿Estás buscando una forma segura y eficaz de rejuvenecer tu piel? ¡No busques más! Tienes que conocer la Clínica Aurus que te ofrece Stellar M22.
Los acordes aromáticos de tu perfume tienen mucho que ver con tu personalidad. Descubre cómo eres segun la fragancia que usas
Bella Hadid se robó las miradas durante el festival debido al vestido que eligió para desfilar por la alfombra roja del Festival de Cannes 2024.