Frases de Ana Frank para aprender lecciones de vida, libertad y valentía

frases de ana frank

Las frases de Ana Frank son un recordatorio de que la vida, a pesar de sus crueldades, también es un escenario donde hay cabida para el amor.

Repasamos algunas de las frases de Ana Frank más destacadas para conocer el auténtico significado de la libertad, la esperanza y la férrea voluntad. Ana Frank (cuyo nombre completo fue Annelies Marie Frank) pasó más de dos años escondida en un desván en compañía de su familia en la ciudad de Ámsterdam, Países Bajos. El motivo de tan desesperada acción era para huir del régimen nazi, cuyo líder, Adolf Hitler, encabezó una persecución de la raza judía para acabar con ella. En dicho escondite, Frank escribió un diario personal que años más tarde se convertiría no solo en una destacada obra literaria sino en un signo de resistencia.

Frases de Ana Frank

No me juzgues, sino considérame simplemente como un ser que siente a veces que la copa desborda. Mientras puedas mirar al cielo sin temor, sabrás que eres puro por dentro, y que, pase lo que pase, volverás a ser feliz. Nunca creeré que los poderosos, los políticos y los capitalistas sean los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente, también se alegra de hacerla. Si así no fuera, hace tiempo que los pueblos se habrían rebelado. Qué ciertas fueron las palabras de papá cuando dijo: todos los niños deben cuidar de su propia educación. Los padres sólo pueden dar buenos consejos o ponerlos en el camino correcto, pero el final la formación del carácter de una persona se encuentra en sus propias manos. A pesar de todo, pienso que la gente es buena de corazón. Creo firmemente que la naturaleza puede brindar consuelo a todos los que sufren. Cuando escribo, puedo deshacerme de todos mis problemas. Donde hay esperanza, hay vida. Nos llena de coraje fresco y nos hace fuertes de nuevo. El que es feliz hace feliz a los demás, el que tiene valor y fe, nunca estará sumido en la desgracia. Es realmente una maravilla que no hayan caído todos mis ideales, porque parecen tan absurdos e imposibles de llevar a cabo. Sin embargo, los guardo.

Un trágico destino

Ana Frank tenía 13 años cuando comenzó a escribir su diario. En agosto de 1944, ella y su familia sufrieron una traición y fueron enviados al famoso campo de exterminio de Auschwitz. Sólo Otto, el padre de Ana, sobrevivió y publicó el diario de su hija en 1947. De este trabajo es de donde se extraen las frases de Ana Frank que la convirtieron en una de las figuras femeninas más emblemáticas de todos los tiempos. RELACIONADO: 7 datos que debes saber sobre Ana Frank

Frases de Ana Frank (segunda parte)

Ganarse la felicidad significa hacer el bien y trabajar, no especular y ser perezoso. He llegado al punto en el que casi no me importa si vivo o muero. El mundo seguirá girando sin mí, no puedo hacer nada para cambiar los acontecimientos de todos modos. La única manera de conocer verdaderamente una persona es discutir con ellos. Porque cuando discuten en su punto más álgido, revelan su verdadero carácter. Las mujeres son soldados mucho más valientes y heroicos, que combaten y padecen dolores para preservar a la humanidad, mucho más que tantos libertadores con todas sus bonitas historias… Escribir un diario es una experiencia muy extraña para alguien como yo. No sólo porque yo nunca he escrito nada antes, también porque me parece que más adelante ni yo ni nadie estará interesado en las reflexiones de una niña de trece años de edad. Yo sé lo que quiero, tengo un objetivo, una opinión, tengo una religión y amor. Déjame ser yo misma. Sé que soy una mujer, una mujer con fuerza interior y un montón de coraje, Toda persona tiene dentro de él algo bueno. La noticia es que usted no sabe lo grande que puede ser. Cuando se puede amar, ¡cuánto se puede lograr! Es difícil en tiempos como estos pensar en ideales, sueños y esperanzas, sólo para ser aplastados por la cruda realidad. Es un milagro que no abandone todos mis ideales. Sin embargo, me aferro a ellos porque sigo creyendo, a pesar de todo, que la gente es buena de verdad en el fondo de su corazón. No se nos permite tener nuestra propia opinión. La gente quiere que mantengamos la boca cerrada, pero eso no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo debe poder decir lo que piensa. A largo plazo, el arma más afilada es un espíritu amable y gentil. Sé que soy una mujer. Una mujer con fuerza interior y un montón de coraje.

frases de ana frank

Ana Frank. Getty Images

Un amargo final donde también brilla la esperanza

Ana Frank falleció víctima de tifus en 1945, días antes de que el campo de concentración de Bergen-Belsen, Alemania, fuera liberado. Este 12 de junio sería su cumpleaños. De no haber muerto, hoy tendría más de 90 años de edad. Las frases de Ana Frank son un recordatorio de que la vida, a pesar de sus crueldades, también es un escenario donde hay cabida para el amor, el respeto y la fraternidad. Ahora lee: Frases de Selena Quintanilla para recordar que el amor es el dolor más hermoso del mundo 10 frases de J.K. Rowling para recordar la magia de la vida y los sueños

También te puede gustar:
Nuestro fiel compañero, el labial rojo, un básico del makeup fue prohibido durante muchos años…
Hoy en día las mujeres están desempeñando un papel vital en la toma de decisiones estratégicas y en la gestión de operaciones cruciales dentro de diferentes sectores profesionales, como lo es la F1 y el automovilismo en general
La psicóloga y psicoterapeuta de parejas, Giovana Gaytán Ceja, tuvo una íntima plática con Cosmopolitan y mencionó los motivos por los que algunas mujeres ya no quieren contraer matrimonio en la actualidad
El día internacional de la mujer tiene un trasfondo muy doloroso, por lo que no se trata de una celebración…