Orgullo lésbico: de dónde viene la palabra ‘lesbiana’ y ‘dyke’

bandera gay con mujeres lesbianas besándose

En este mes del orgullo gay, hablemos del origen de la palabra lesbiana y dyke: de dónde vienen, qué significan y a qué se refiere ser lesbiana.

Origen de la palabra LESBIANA y LESBIANISMO

Año 600 a.C. En la antigua Grecia, en la isla de Lesbos, era común que las mujeres se reunieran para leer poesía sobre su amor mutuo y devoción. Dentro de este grupo estaba Safo. Si bien la mayoría de sus poemas se han perdido, ella adquirió fama por la frecuencia con la que su obra hizo eco en la poesía de otros autores. No tenemos la certeza de que Safo haya sido lesbiana, pero muchos académicos consideran que así fue y que su trabajo es pionero en la literatura lésbica.

El término lesbianismo surge de aquellas sólidas comunidades de mujeres habitaron Lesbos.

[Te puede interesar: LGBTQI+, glosario de diversidad sexual actualizado 2022]

Qué es una LESBIANA

Las lesbianas son mujeres que se sienten atraídas, física y emocionalmente, hacia otras mujeres. No existe un tipo de lesbiana solamente. Las palabras como ‘machorra’ sólo sirven para definir despectivamente a las mujeres que se expresan y actúan de una forma socialmente considerada masculina, pero el término correcto es ‘tom boys’. Estas lesbianas se sienten más cómodas usando ropa de hombre, les atraen los deportes de contacto, se interesan por trabajos tradicionalmente de hombres y pueden llegar a ser el miembro ‘masculino’ de su pareja. Por otra parte están las ‘lipstick femmes’, quienes suelen vestirse de forma femenina, utilizan maquillaje y cabello largo. Ellas disfrutan de actividades asociadas al género femenino como la decoración, el shopping, etc.

pareja de lesbianas casándose en su boda

Foto: Getty.

Ni todas son ‘tomboys’ al 100%, ni ‘lipstick femmes’. De hecho, hay lesbianas que no les gusta estereotiparse de un lado o del otro. Incluso hay quienes sienten que su relación con lo masculino y femenino cambia con los años, lo cual es perfectamente normal.

‘Me enamoraba todo el tiempo de mis amigas’, un testimonio de lesbianismo

De acuerdo con Kathy Belge, autora del libro ‘Queer, la guía LGBT para adolescentes’, así fue como supo que le gustaban las mujeres:

‘De niña me enamoraba todo el tiempo de mis mejores amigas. Por supuesto, también me enamoré de algunos chicos, pero cuando tenía la oportunidad de elegir entre hombre o mujer, siempre elegía a la chica.
Cuando leo mi viejo diario de la preparatoria, no puedo evitar reír por lo que escribía. Existen anotaciones como: ‘No soy rara ni nada por el estilo, pero no me gustaría que Lisa tuviera novio porque no podría pasar tanto tiempo con ella’, o ‘No es que seamos raras, pero prefiero estar con Jenny que con Joe’ o ‘No es que me gusten las chicas, sólo que me gusta mucho estar cerca de Kim’. Hoy en día me resulta obvio ver que yo intentaba justificar lo que sentía porque estaba confundida. En aquel entonces no entendía lo que era ser lesbiana, y pensar en ello me atemorizaba. Ser lesbiana era algo de lo que nos burlábamos porque, en realidad, no conocíamos a nadie que fuera abiertamente gay. Cuando llegué a la universidad y conocí a otras lesbianas, finalmente pude admitir ante mí misma que soy lesbiana. Para entonces ya no era algo que me atemorizaba, porque había conocido a algunas mujeres increíbles que también eran lesbianas. Comencé a entender cómo eran las relaciones entre lesbianas, a visitar bares de lesbianas para ir a bailar, a ver películas sobre lesbianas, etc. Poco a poco me sentí más cómoda conmigo misma y con otras lesbianas. Así que cuando mi primera novia, Lori, me besó, me pareció lo más natural del mundo.
love is love letrero

Foto: Getty.

Grupos de lesbianas y comunidades lésbicas en la historia moderna

No siempre ha sido fácil ubicar a la comunidad lésbica. En la década de 1950 no existían comunidades lésbicas en línea, revistas, librerías, servicios de citas ni festivales de cine. Existían bares para gays y lesbianas, pero eran vulnerables a las redadas policiacas y, por ende, muchas mujeres preferían no asistir. Por ello, en 1955, la pareja de lesbianas Del Martin y Phyllis Lyon, junto a otras tres parejas de lesbianas, decidieron organizar el grupo social Daughters of Bilitis (DOB), en homenaje a una colección de poesía erótica llamada The Songs of Bilitis. En el grupo se organizaban debates, eventos sociales e iniciativas de activismo. Poco después aparecieron extensiones en todo EU: DOB de Nueva York, Los Ángeles, Philadelphia, Chicago y Washington DC, y la mayoría unieron sus esfuerzos a los grupos de hombres gay, como el Mattachine Society. Posteriormente el DOB lanzó una revista literaria llamada The Ladder, que sirvió de salvavidas para muchas lesbianas de todo Estados Unidos. La gran mayoría de los tomos han desaparecido, pero la organización cedió su lugar a grupos más modernos como Gay Liberation Front y Lesbian Nation. También la revista The Ladder sirvió de inspiración para revistas como Curve y Go.

[También lee: ‘Elle está muy ocupada’, así presentó Jlo a su hija como no binaria]

‘Sip, soy gay’, el día que Ellen Degeneres salió del clóset, declarándose lesbiana…y abrió la puerta a la comunidad LGBTQI+ hacia Hollywood

En 1997 Ellen DeGeneres, una estrella de televisión muy popular en Estados Unidos y a nivel mundial, cambió por completo la percepción acerca de los actores LGBTQI+ y el panorama de su representación en la televisión norteamericana y el mundo. En aquel entonces ella conducía un programa llamado Ellen. En un episodio histórico su personaje se declaró lesbiana en el programa. Si bien ya habían habido personajes gays o lesbianas en la televisión con anterioridad, siempre se sentían estereotipados y con papeles secundarios. En cambio, ahora la protagonista, en horario premium, hablaba libremente sobre ser lesbiana, algo muy emocionante para la audiencia LGBT.

Al mismo tiempo, salió ella en la portada de la revista Time con el famoso encabezado ‘Yep, I’m gay’.

Ambas acciones le trajeron represalias de los conservadores, pero su valor inspiró a otras celebridades LGBT y a sus fans a hablar de manera más abierta de su sexualidad. DeGeneres también innovó en el tratamiento que se dio a los temas en los programas regulares. Años después, otros programas como Will and Grace, Brothers and Sisters, Glee y Greek incluyeron protagonistas LGBT, logrando atraer grandes audiencias y desestigmatizando esta orientación sexual. [emb

lQ[/embed]

La marcha del orgullo lésbico y el origen del término ‘dyke’ para referirse a ‘lesbiana’

Cada año, por lo general en la noche previa a la marcha del orgullo gay, las lesbianas invaden las calles con procesiones de flores, piel, motocicletas, tambores y bailarinas para celebrar la maravilla de formar parte de esta comunidad de lesbianas.

orgullo lesbico sombras color arcoiris

Foto: Getty.

Estas manifestaciones, a las que también se les llama ‘dyke marches’, comenzaron en abril de 1993, cuando el National Gay and Lesbian Task Force organizó una manifestación en pro de los derechos de gays y lesbianas en la ciudad de Washington, Estados Unidos. Algunas activistas políticas conocidas como Lesbian Avengers buscaban asegurarse de que la presencia de los grupos de lesbianas se hiciera sentir, por lo que organizaron una manifestación sólo para mujeres en la noche anterior al evento principal. La noticia se esparció como pólvora. A la marcha del 24 de abril de 1993 acudieron más de 20 mil lesbianas. Posteriormente, este evento se convirtió en tradición y se extendió a Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Toronto y San Francisco. Hoy en día este tipo de marchas se han vuelto comunes en la mayoría de las grandes ciudades. Gracias a ello, el término dyke, que alguna vez se utilizó como insulto, se ha apropiado como término que expresa orgullo lésbico. Información del libro: ‘Queer, la guía LGBT para adolescentes’, de Kathy Belge y Markle Bieschke.

También te puede gustar:
¿Poseemos biológicamente una predisposición que nos favorece para el propósito de ser sujetos multitarea?
Nuestro fiel compañero, el labial rojo, un básico del makeup fue prohibido durante muchos años…
Hoy en día las mujeres están desempeñando un papel vital en la toma de decisiones estratégicas y en la gestión de operaciones cruciales dentro de diferentes sectores profesionales, como lo es la F1 y el automovilismo en general