Síntomas de que no tienes la vida que realmente quieres

¿Cómo llevar a cabo la vida de tus sueños? Estos son los secretos...

señales-de-que-no-tienes-la-vida-que-soñaste.jpg

Señales de que no tienes la vida que deseabas

Foto: Getty images

¿Te sientes incompleta o insatisfecha con la vida que estás llevando? Entonces sigue leyendo...

Jana Campos, fundadora de Decreta y coach espiritual, te comparte su sabiduría para dejar atrás los miedos y materializar tus sueños...

Síntomas de que no tienes la vida que realmente quieres

Falta de conexión con tu divinidad

No hablo de la religiosa, pero sí tenemos que asumirnos como seres divinos y perfectos”. Tu cuerpo es un milagro, así como todo lo que te ro- dea; cuando no conectas con esta fuerza creadora perfecta e ilimitada, no te sientes merecedora ni capaz.

Medita

Medita

Foto: Getty Images

Sientes que ni la fe ni la intuición te sirven

“Hay que tener fe en que las cosas sí pasarán, de que regresará a ti lo que te pertenece y apagar un poquito la mente y la razón”.

Te comparas

“Al hacerlo, te sientes insuficiente; este tema viene desde la carencia: ¿qué no tengo que los demás sí?”. Enfócate en qué estás aprendiendo hoy y qué tan lejos estás llegando.

Estás rodeada de negatividad

Tu círculo más cercano, ¿cómo piensa? ¿Desde la carencia o la abundancia? ¿Te llevas con gente que todo el tiempo se está quejando o con per- sonas que siempre están creando, amando, viendo hacia adelante con fe y amor? Ojo: sí, muchas veces no es posible alejarse por completo de ellas, pero sí elegir verlas sin juicio, con compasión y cuidar lo que absorbes de ellas en tu realidad.

Para vivir un verano y cualquier época de manera más saludable, existen acciones detox que te harán la vida más feliz… o menos complicada, como lo quieras ver, y no, no hablamos de jugos o dietas, esta vez nos referimos a la salud mental y emocional. Aprovechar una época de buen clima (tal vez este año se le está pasando la mano al calor), de vacaciones y gente cool, puede convertirse en el momento IDEAL para hacer un detox de eso que no te está haciendo muy feliz que digamos y empezar a llevar tu vida por un lugar más bonito. Detox de redes sociales Todos hemos sufrido exceso de scroll, no lo vamos a negar, pero esto puede tener consecuencias mucho más trascendentales tanto a nivel físico, emocional y mental. Empezando por el túnel carpiano, que no tiene más remedio que operación. Llegarás a este punto si no moderas tu uso del teléfono y/o la computadora. No está de más mencionar la salud mental, que se puede ver afectada por las vidas tan perfectas y poco reales que encuentras en Instagram. ¿Y qué nos dices del aislamiento que el exceso de tecnología puede ocasionar? Pensarás que es un poco exagerado pero te lo digo… Siendo una persona completamente extrovertida he sentido ansiedad por convivir con personas después de largos periodos encerrada en el mundo digital. Detox del tóxico ¡Ya, porfa! Aprovecha este verano y la vitamina D para por fin decirle adiós a esas relaciones que te desgastan y no terminan de cuadrar en tu vida. Detecta hasta donde estás disfrutando estar mal y rompe con eso. Suena más fácil de lo que es en realidad pero elegir ir terapia, tomar algún taller de mindfulness o aprender a meditar, te recompensará más adelante. Las pequeñas acciones repetidas todos los días son las que se convierten en los hábitos que van a dirigir tu vida en el futuro. Detox de pensamientos Alguna vez leí por ahí que somos repetidores de información… Es verdad que todos los días pensamos cosas nuevas pero la información más predominante en nuestra mente es lo que pensamos una y otra vez día tras día, y si eso es negativo ¡imagínate de qué estás alimentando tu vida! Entrena a tu mente para detectar cuando esos pensamientos estén apoderándose de ti. Un tip que me sirve muchísimo es tener una “palabra ancla” o puede ser una frase corta para que puedas recordarla y repetirla de manera sencilla. En cuanto detectes que estás toxiqueando dila y que te sirva como una señal de que debes parar y reemplazar esa información por algo positivo.

Cargas culpas

“Revisa qué puedes hacer para reparar el daño, pero asegúrate de que no sea por cosas que no están en tus manos; en tal caso tienes que dese- charlas si no fuiste responsable de la carencia de otras personas”.

Reaccionas por miedos

“Los obstáculos que están en tu vida son parte del camino para que crez- cas y mejores como persona. Los problemas son sucesos inevitables, pero cómo reaccionas a ellos marca la diferencia. Cuando los niños se avien- tan en una resbaladilla lo hacen feli- ces, otros aterrados... sin embargo, toman el riesgo”.

TEST: ¿A qué le tienes miedo?

Tus intenciones no son claras

“Asegúrate de que siempre sean buenas, que nunca sean para manipular o dañar a otros; trata de servir al mundo de alguna forma, de sumar, jamás de restar a nadie; de enrtegar lo mejor de ti”.

No dejas ir

“La abundancia entra en hogares ordenados y limpios”. Literal y metafóricamente. “Deja ir las cosas que solo te estorban, que ya no usas, para permitir que llegue lo nuevo”.

triste.jpg

No te conoces

“Define qué te hace feliz en la vida y dedícale más tiempo a eso. Ide tifica qué no te gusta y muévete de ahí con un plan y de manera estratégica”. Haz listas: qué te agrada, qué no, qué quieres y qué no; después, cómo lo conseguirás, desde los pa- sos pequeños hasta el futuro lejano.

Vives sin perdonar

“Tanto a ti misma como a los demás. Es parte fundamental del merecimiento y de superar los miedos, porque te permite cerrar capítulos, avanzar y creer que eres capaz de lograrlo todo”.

Cómo perdonar una infidelidad paso a paso

También te puede gustar:
Este 13 de junio se celebra el Día del Cáncer de Piel con la intención de concientizar a la población del impacto que tienen los baños prolongados de sol y los rayos ultravioletas en la piel
La nueva infección de transmisión sexual genera erupciones en diversas partes del cuerpo
Además de la comodidad, no llevar brasier tiene múltiples beneficios a la salud femenina
¿Por qué ver (inserta el nombre de tu serie o película favorita) una y otra vez podría catalogarme como una persona ansiosa? Esto es lo que explican los expertos...