Alimentación, mitos y realidades

Alimentación-e1571238180935.jpg

La alimentación siempre ha sido un elemento importante para llevar una vida saludable.

En ella influyen la calidad de los alimentos, la cantidad de comida que ingerimos, así como los hábitos alimenticios que tenemos para lograr un bienestar general de nuestro organismo. Con todo lo anterior se puede lograr una nutrición más equilibrada, sin embargo, al hablar de alimentación, en nuestra mente aparece una gran cantidad de preguntas a las que no les encontramos respuesta. Por eso Women’s Health Latam platicó con la Dra. Mónica Puente, nutrióloga de Clínica Orbera (Vivir sin sobrepeso México) y aquí te damos algunos datos importantes que ella nos compartió. También lee: Ejercicio en casa: 5 ajustes para alcanzar el resultado que deseas

IMPORTANCIA DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN

“Los alimentos son para el cuerpo lo que la gasolina para el automóvil” dice la Dra. Puente. Tener una buena alimentación es importante porque es la forma en que obtenemos la energía con la que nuestro organismo cuenta. Además, la alimentación nos permite tener una vida ya sea sana o enferma, por eso debemos cuidar la calidad de nuestros alimentos, dándole preferencia a la comida real y teniendo en cuenta que buscamos nutrir nuestro cuerpo y evitar enfermedades. Esto debido a que hoy en día la alimentación es en gran parte la responsable de algunas enfermedades. La buena alimentación está basada en una dieta correcta, cumpliendo con ciertas características como: edad, género, complexión, actividad física, factores genéticos, estados de salud, etc. Debe ser completa, es decir, con todos los nutrientes y que no te genere ningún daño. Relacionado: Los síntomas de la deshidratación y sus efectos emocionales

MITOS DE LA ALIMENTACIÓN

En realidad, existen muchos mitos sobre la alimentación y nutrición, hay desinformación causada por las redes sociales, influencers y la gente que da consejos sin saber realmente de lo que hablan. “Se trata de buscar que el paciente no sea esclavo de la comida” afirma Puente.Por ejemplo, existe un mito que dice que el músculo se cae si no comemos cada 3 horas, decir esto le genera un estrés innecesario al paciente. Además, los snacks incluidos en las colaciones son un problema realmente ultra procesado. Estos provocan que el cuerpo se acostumbre a utilizar la glucosa como energía dejando de lado el uso de las grasas cuando en realidad lo que buscamos para perder peso son las grasas buenas pues no se trata de quitar kilos en la báscula, sino de mejorar nuestra composición corporal. De esta forma si se logra que las personas coman únicamente 3 veces al día podemos hacer que se adapten y utilicen estas reservas de grasa.

¿CUÁNTAS COMIDAS DEBEMOS HACER AL DÍA?

Es importante tomar en cuenta que cada persona tiene necesidades diferentes y esto va a depender de la genética, el tipo de actividad física que realicen, el tiempo que tengan y sus objetivos. Comer 5 veces o más sigue siendo un mito, ya que esto no es necesario, pues el ser humano a lo largo de la evolución ha sobrevivido a los escases de recursos, periodos de hambruna, época de invierno y situaciones que le han permitido saber cómo adaptar su cuerpo a la sobrevivencia sin alimento. Entonces si no podemos hacer las 5 comidas al día no pasa nada, pues nuestro cuerpo está muy adaptado a la genética de nuestros antepasados. Es también por esta razón que ahora hay más enfermedades provocadas por los nuevos productos existentes. De hecho, podría hasta llegar a ser contraproducente realizar tantas comidas pues los snacks que complementan esta alimentación son principalmente carbohidratos los cuales estimulándolos continuamente lo único que provocarás es detener la pérdida de grasa. Visita nuestra sección: SALUD Y BIENESTAR

EL DESAYUNO ES LA COMIDA MÁS IMPORTANTE DEL DÍA ¿CIERTO O FALSO?

Efectivamente, la mayoría de las personas creen que el desayuno es la comida más importante del día, sin embargo, esto también depende de la persona, ya que, si hay personas que comen proteína y grasa en el desayuno, sin embargo, esto les genera saciedad a lo largo del día. Por otra parte, se encuentran las personas que no cuentan con el tiempo suficiente para desayunar bien porque su rutina diaria no se los permite, sin embargo, estas personas se adaptan a las necesidades y también está bien. Además, los estudios que aseguran que el desayuno es la comida más importante puede tener algunas variables que no se están toman en cuenta, como el sedentarismo o alguna adicción, las cuales alteran los resultados. Lo mismo sucede cuando hablamos de la cena, existen tantos mitos sobre esta última comida, hay quienes incluso aseguran que la última comida debe ser a las 7 de la noche, sin embargo, esto tampoco es cierto. En realidad, no hay una hora ideal para la última comida del día pues es más importante el qué comes que el cuándo comes. Sin embargo, lo recomendable si es cenar 2 horas antes de dormir, para evitar reflujo o insomnio. También puedes dejar un periodo de 12 horas de ayuno, no es malo, sería como un détox natural que ayuda a estabilizar niveles de insulina, elevar la hormona de crecimiento (importante para quienes practican deporte), favorece la pérdida de grasa y ayuda a hacer una limpieza celular.

ALIMENTACIÓN EN LAS DEPORTISTAS

La calidad de los alimentos es la misma para todos, aunque el aporte de calorías y de macronutrientes es lo que hace la diferencia entre una persona sedentaria y una activa ya que habrá quién necesite más carbohidratos o más proteína y se realiza un ajuste dependiendo de la actividad de cada uno. El desgaste puede ser mayor en un deportista por lo cual se puede realizar este ajuste, además, también influye la fase en la que se encuentra el deportista, es decir, si ya va a competir, si tiene un descanso, o tiene entrenamientos constantes. La alimentación debe ser importante para todos, se haga o no ejercicio, pero lamentablemente para quienes hacen deporte de manera amateur, algunos productos son altos en azúcares añadidos, aditivos, saborizantes y demás ingredientes que pueden ser poco o nada saludables.

¿DIETA O BUENA ALIMENTACIÓN?

La definición correcta de dieta es un conjunto de alimentos que comemos durante el día sin importar qué sean. Sin embargo, hoy en día nos referimos a un plan o tratamiento bajo en calorías, grasas, carbohidratos, etc. Y este proceso te lleva a un sufrimiento o un estrés cuando lo llevas a cabo. En cambio, una buena alimentación o generar hábitos saludables, sería la forma en que vivimos y convivimos con los alimentos, sin la necesidad de estar constantemente contando calorías, quitando alimentos, aguantando las ganas de consumir cierto alimento, etc. “Para mí es muy importante enseñar estos buenos hábitos para que no dependas de una dieta, ni de estar viendo qué es lo que tienes que hacer a cada rato, sino más bien generar conciencia de la importancia de saber elegir alimentos de calidad y quitar lo que te está impactando negativamente.” Afirma la Dra. Mónica.

FACTORES PARA UNA MALA ALIMENTACIÓN

El factor principal, es la falta de información y la falta de interés, porque hay quien tiene la información en las manos, pero no el interés suficiente para poder aplicarla. Tomar la decisión es muy difícil y empezar es muy complicado, pero ya una vez logrado no hay mayor sufrimiento y hoy en día es muy importante hacer estos cambios para prevenir muchas complicaciones. Es por ello, que una buena alimentación debe llevarse desde pequeños, ya que existen niños que sufren de obesidad, de resistencia a la insulina, diabetes, en fin, problemas que se pueden evitar y que nos provocamos nosotros mismos sin darle la importancia necesaria. Hay quienes se enferman antes, quienes se enferman después, incluso teniendo un peso ideal, pero con una mala composición corporal, es decir, con mayor grasa y menor músculo y esto se debe a la calidad de los alimentos.

CONSECUENCIAS DE UNA VIDA ACELERADA EN LA ALIMENTACIÓN

Definitivamente la vida tan acelerada en la que nos encontramos actualmente ha influido en los cambios que ha sufrido la alimentación, esto debido a que vivir de prisa aumenta el uso de alimentos y snacks procesados, pues justamente están hechos para ahorrarnos el tiempo y dejamos de lado la calidad en cuanto a la preparación de los alimentos. Esto podría frenarse implementando protocolos de nutrición en las empresas, que se genere conciencia en los trabajos para que el empleado pueda consumir los alimentos preparados. Existen lugares con cocinas y es más fácil adaptarse a un plan así, incluso usar una lonchera adaptada con frío y calor puede ser una opción. Por eso para lograr llevar una alimentación más saludable nos da 3 consejos muy importantes:

  • Asistir con un profesional (nutriólogo) que esté actualizado
  • No seguir recomendaciones de redes sociales
  • No jugar con la salud

BAJAR DE PESO CON UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Definitivamente, una buena alimentación es clave para bajar de peso, sin embargo, no es suficiente pues para perder peso se requiere de un sistema multidisciplinario que atienda cada una de las cuestiones tanto de nutrición, actividad física, como psicológicas pues en ocasiones no se logra por falta de interés o de decisión. El cuerpo está diseñado para moverse y lamentablemente, cada día se hace menos actividad física por la existencia de aparatos tecnológicos que nos facilitan la vida y nos vuelven más sedentarios. Antes tenían que salir a cazar y recolectar los alimentos, y ahora se puede pedir comida a domicilio sentada desde tu sillón ya sea porque no se tiene el tiempo de cocinar o por simple flojera, lo cual puede impactar en la salud.

SOBRE LOS ALIMENTOS

Para la dieta básica de una persona en general se requieren de todo tipo de alimentos priorizando las verduras y frutas, limitando las harinas y más si son refinadas y los cereales industrializados. También se tienen que evitar los alimentos ultra procesados, azúcares y saber implementar las proteínas y grasas saludables. El Tip es la comida real, es decir, la que la naturaleza nos brinda, ya que esa es la que realmente nos va a nutrir, además esta comida la podemos consumir a diario mientras que los alimentos procesados y las harinas las debemos de moderar y eliminar todo lo ultra procesado. Además, es importante darnos una o dos comidas libres a la semana, pero esto siempre y cuando puedan ser controladas. Congelar los alimentos e irlos descongelando conforme los necesitas no es malo, aunque claro es preferible lo natural. Sin embargo, podrías utilizar estos alimentos congelados en lugar de los ultra procesados.Realmente no son los nutrientes los que cambian, sino el sabor y la textura de estos.

SUPLEMENTOS Y VITAMINAS

Los suplementos alimenticios son recomendables sólo si son necesarios y que se tengan evidencias científica grado A aprobado por la administración de alimentos y medicamentos ya que muchos suplementos son innecesarios. El café y el té verde son suplementos alimenticios naturales que te pueden ayudar a tener mayores resultados, te dan más energía y podrían tener un efecto termogénico para potenciar la pérdida de grasa, pero esto sólo en un 5 o 10% por lo que tienes que trabajar en la alimentación y en la actividad física. Por otra parte, si existe algún estado de salud, alguna mala absorción de vitaminas, algún procedimiento quirúrgico o que requiera modificación de la dieta se podrían utilizar las vitaminas envasadas, pero realmente si se está sano y con una buena alimentación, pocas veces se necesitará de eso. Ya que en muchos casos las vitaminas no son necesarias y pueden generar algún problema por exceder la dosis.

CONSECUENCIAS DE UNA MALA ALIMENTACIÓN

Una mala alimentación puede traer consigo diferentes consecuencias como el desarrollo de múltiples enfermedades ocasionadas por los malos hábitos, como la obesidad, resistencia a la insulina, Diabetes Melitus Tipo 2, problemas cardiovasculares, etc. Pro eso no es todo. Tener que sobrellevar estas enfermedades requiere de un gasto fuerte tanto físico como emocional. Por esta razón es que la Dra. Mónica Puente nos da algunas recomendaciones para mantener una buena alimentación:

  • Acudir a un nutriólogo de confianza y actualizado
  • Priorizar verduras y frutas en estado natural dentro de tu dieta
  • Limitar harinas, sobre todo si son refinadas
  • Evitar azúcares
  • Evitar los alimentos ultra procesados
  • Elegir buenos aportes de proteína
  • No tenerles miedo a las grasas, porque también son necesarias
  • Tomar más agua y menos jugos o refrescos
  • Incorporar mayor actividad física
  • Saber que cada cuerpo es distinto y necesitas un plan especializado

Texto por: Diana Laura Fernández Morán
También te puede gustar:
El yoga es eficaz para combatir el estrés y reforzar la autoconfianza lo cual mejora tu desempeño en el dormitorio
Aprende a detectar si tus relaciones sentimentales están basadas en la dependencia emocional con estos sencillos ejercicios mentales
Prepárate: esto es lo que la Luna de Nieve tiene para ti este 24 de febrero…
Usar toallas sanitarias y tampones es cosa del pasado, reconcíliate con tu menstruación gracias a esta alternativa