“Aborté a mi bebé para evitarle una vida de dolor y sufrimiento”

jade-dodson

La terrible historia de una mujer llamada Jade Dodson se ha vuelto viral a nivel mundial. Jade, una mujer británica de 32 años, decidió abortar después de descubrir que su hija tenía una condición llamada “Spina Bífida” a las 20 semanas de embarazo. Ahora, ella y su esposo, han decidido compartir su historia a varios medios de comunicación.

“Antes de las 20 semanas todo era perfecto. Nos sentíamos como las personas más suertudas del mundo y ya nos habían dicho que sería una niña”, dijo Jade.

Te interesa: Los horrores de los partos de la realeza

Jade, habló con la publicación Mirror Online y contó que durante uno de sus ultrasonidos de rutina, le detectaron varios problemas a su bebé: Spina Bífida, que a largo plazo le traería, parálisis, daño cerebral y disfunción urinaria y estomacal.

“Aunque fue una decisión muy difícil, madres deberían tener e derecho de poder abortar cuando su bebé se encuentra en ciertas circunstancias. Amalie hubiera tenido una vida muy difícil si yo hubiera continuado con el embarazo y esta decisión que tomé fue solo para ella”.

https://twitter.com/elizabeth1mah93/status/1088497687002054656

Jade y Mark se casaron en octubre del 2015 y habían estado intentando embarazarse por más de 2 años y medio cuando por fin recibieron las buenas noticias. La pareja ya había pasado por varios tratamientos de fertilidad.

Lamentablemente, su bebé tenía myelomeningocele, la forma más severa de Spina Bífida, que afecta a 1 en 1000 bebés.

La pareja tomó la difícil decisión de terminar el embarazo en diciembre y el funeral de Amalie fue llevado a cabo el 4 de enero.

Si la pareja hubiera decidido seguir con el embarazo, Amalie hubiera tenido que tener una cirugía fetal, haciéndole una cesárea a Jade antes de dar a luz. Esto para reducir la presión cerebral y darle más posibilidades de algún día poder caminar… pero nada garantizado. Además, la cirugía conllevaba un gran riesgo de infección.

A pesar de la horrible situación en la que estuvo la pareja, confesaron que aún quieren tener hijos y esa ilusión los mantiene viendo para adelante.

“Aunque todo sigue muy reciente con Amalie por el momento, todavía queremos hijos. Esta ha sido una experiencia muy complicada pero queremos un bebé en el futuro”.

La pareja ha decidido unirse a la causa juntando donaciones hasta el 23 de abril (la fecha en la que hubiera nacido Amalie) para dar a la caridad y se siga investigando para encontrar una cura o manera de prevenir la Spina Bífida.

COSMO RECOMIENDA:

La actriz Shay Mitchell revela que sufrió un aborto en 2018

Emma Watson escribe conmovedora carta a una mujer que murió después de que se le negara un aborto

También te puede gustar: