Toallas femeninas de tela: lo que debes saber antes de usar una

toallas femeninas de tela

Cómo usar toallas femeninas de tela, una opción ecológica y sana para tu periodo menstrual.

Si quieres usar un método para el periodo menstrual más ecológico pero no eres fan de la copa menstrual, llegó el momento informarse sore la toalla femenina de tela. Según estudios, a nivel global las mujeres usan aproximadamente 11, 400 toallas en su vida, y estos productos (junto con los tampones) pueden tomar hasta 500 años en degradarse. Por eso se ha dado un cambio en el paradigma de qué usar al momento de menstruar. Recomendado: Al 70% de los hombres les da pena hablar sobre la menstruación, aún después de 6 meses de relación

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Miss Moon Reutilizables (@missmoon.cl)

¿Qué daños causan las toallas femeninas desechables?

El mismo estudio citado de la National Library of Medicine menciona que se ha señalado la falta de información sobre la calidad y seguridad de las toallas desechables, donde ha incrementado la controversia de que poseen químicos dañinos (el compuesto químico y potencialmente cancerígeno de formaldehído, colorantes, materiales fluorescentes, ácidos y álcalis). Explican que mientras más “confinada esté el tejido vulvar y vaginal, más vulnerables se vuelven hacia los químicos y a irritarse más”. Añadiendo, “el tejido absorbe los químicos más rápido sin metabolizarlos antes, por eso la exposición a químicos tóxicos puede afectar la salud de las mujeres”. “Se ha reportado que las toallas contienen químicos incluyendo dioxinas, que están ligadas al cáncer, daño reproductivo, disruptores endocrinos (alteran el sistema hormonal) y dermatitis vulvar”.

Beneficios de las toallas femeninas de tela

Al contrario de las toallas deshechables, las de tela son reutilizables y están hechas, pues... de tela. Esto significa que para reusarlas deberás lavarlas tras cada uso (pronto iremos a este punto), pero ahorrarás bastante al ya no tener que comprar un paquete de toallas al mes.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Natissy (@natissydigital)

Las toallas de tela son cómodas, suaves e higiénicas. No provocan irritación y tampoco bloquea el sudor o guarda humedad ya que están libres de plástico —y por esta misma razón ¡evita el mal olor!—. Esto lo provocaba la conjunción de la sangre con los plásticos.

De qué están hechas las toallas femeninas de tela

La superficie usualmente se elabora con algodón absorbente, el relleno tiene fibras absorbentes naturales o una tipo natural de polímeros superabsorbentes (como los de los pañales, pero sin ser plásticos). Lo importante es asegurarte de que obtengas un producto libre de fibras sintéticas, siempre pregunta antes de qué está elaborada la toalla de tela que estás adquiriendo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pinches Colicos (@pinchescolicos)

Cómo usar una toalla femenina de tela

¿Lista para tomar acción y usar toallas femeninas de tela? Te decimos un par de consideraciones para empezar.

  1. Considera la cantidad de flujo en tu menstruación: hay toallas para cada tipo de flujo (abundante, regular y poco). Asimismo, el tamaño de cada una puede variar (extra larga, larga, mediana o chica).
  2. Cambia la toalla: puedes usar una toalla de tela de 4 a 8 horas en el día, después deberás cambiártela (o cuando sientas que está demasiado cargada).
  3. Presta atención a las alas: las alas de la toalla tienen un importante papel, pues ayudará a que se quede en su lugar y evitará que te ensucies. Hay triangulares o rectangulares.
  4. ¡Hay infinidad de diseños! Un detalle muy bonito es que cada toalla puede ser única y tener mucha personalidad.
  5. Colócala tal y como lo harías con una toalla desechable: la toalla de tela se coloca exactamente como una desechable, pero la sentirás mucho más suave y posiblemente un poco más ‘gordita’, pero te acostumbrarás.

Cómo limpiar las toallas femeninas de tela

Aquí viene la parte entretenida del asunto. Al ser un producto reusable, debes lavarla después de cada uso. Aunque no hay instrucciones obligadas sobre cómo lavar las toallas de tela, estas son las recomendaciones más generales y útiles:

  • Coloca tu toalla usada en un envase grande con agua fría, esto ayuda a que se desprenda más fácilmente la sangre.
  • Deja la toalla en el agua por un par de horas o toda la noche. Notarás cómo se pinta el agua de sangre.
  • Cuando ya no haya sangre y solo quede una mancha, retírala y frota, frota, frota... Usa jabón neutro para quitar las manchas y ¡sigue frotando! hasta que éstas desaparezcan.
  • Para secarla puedes colgarla en el tendedero para que reciba mucho sol (el sol ayuda a minimizar manchas) o incluso meterlas a la secadora.
  • Cuando estén totalmente secas y limpias, podrás volverlas a usar. Tienen un estimado de vida de 5 años.

Otras cosas por considerar al usar la toalla de tela

Lo que debes tomar en cuenta al usar toallas de tela.

  • No te preocupes si debes rotar entre la toalla de tela y desechable: ya sea por necesidad o por adaptación, está perfectamente bien seguir alternando con la toalla desechable mientras usas la de tela. En mi experiencia personal, uso desechables para hacer ejercicio y el resto del día con las de tela.
  • Pueden ocurrir accidentes: no te desanimes si en las primeras ocasiones la toalla de mueve, o no ocupaste el tamaño indicado para tu flujo. Como recomendación por experiencia empieza usándolas con pants oscuros, así minimizarás que se vean posibles manchas.
  • Si vas a salir, lleva bolsitas reutilizables de plástico o bolsas hechas para toallas de tela: si estás fuera de casa y necesitas cambiar tu toalla de tela, equípate con bolsas de plástico que puedas reutilizar, e inclusive ya venden bolsas que esconden olores hechas especialmente para las toallas.
  • Hablando de olores... sí, en cada limpieza de la toalla habrá olores particulares, pero es el hedor natural de la sangre acumulada. Eso sí, si notas que los olores son demasiado fuertes y también están en tu zona V, es mejor acudir con el doctor.
  • Y también habrá mucha sangre: considéralo una oportunidad para reconectar con tu menstruación.
  • Último eco-tip: ¿te preocupa la cantidad de agua que gastas al limpiar las toallas? puedes captar el agua de la regadera (cuando abres la llave y esperas a que se caliente), y esa misma la podrás reutilizar para lavar las toallas.

¿Ya habías usado toallas de tela?

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de VERA (@veraciclos)

SIGUE LEYEDO... Esto le pasa a tu cuello uterino durante el sexo, ovulación y menstruación ¡Por fin! La explicación detrás de tu cansancio durante la menstruación La clave para mejorar tus relaciones sexuales está en tu respiración. Descubre la razón

También te puede gustar:
Además de la comodidad, no llevar brasier tiene múltiples beneficios a la salud femenina
¿Por qué ver (inserta el nombre de tu serie o película favorita) una y otra vez podría catalogarme como una persona ansiosa? Esto es lo que explican los expertos...
La ciencia revela los motivos por los que nos encantan los besos
Las cifras son alarmantes: según el INEGI, en el país 9 millones de personas carecen de acceso al agua. Si quieres hacer más o empezar a ahorrar agua y no sabes por dónde empezar, a continuación te damos algunas alternativas sustentables. ¡Pasa la voz!