Paz interior y cuerpo firme

yoga.jpg

Texto por Andrea Bartz Una buena salud implica una perfecta conexión entre la parte física, mental y emocional. Este nuevo enfoque del ejercicio ayuda a lograr ese equilibrio al tiempo que proporciona los beneficios de un cuerpo tonificado y fuerte. Imagina que alguien te está leyendo esta introducción con un tono de voz suave. Inhala profundo y exhala. Permítenos una asociación de palabras: fitness cuerpo-mente. ¿Qué te imaginas? Una clase de ‘Yogilates’ tenuemente iluminada, ¿verdad? Sí, y la clase huele a incienso. El instructor está recitando un mantra inspirador. Quizá incluso dos. El punto es que te sientes muy zen ahora mismo. Muy en armonía con tu cuerpo. Ahora, ¡ha llegado el momento de despertar! Hablando en serio: las rutinas cuerpo-mente no están ligadas únicamente a ciertas disciplinas. Pueden llevarse a cabo en cualquier parte (en un estudio de yoga, en la sala de pesas o en una carrera matutina con niebla). Esa es una de las razones por las que en WH preferimos llamar a la práctica por su otro nombre: fitness integral. Se trata de ver el ejercicio en 360 grados, como algo que trata a tu yo físico, mental y emocional. Y lo que es más importante, con un enfoque que te va a servir para toda la vida. “Todos necesitamos un ejercicio que nos sostenga”, dice Jill Miller, experto en terapia del deporte y autor del libro The Roll Model. “El yoga no es la panacea, y tampoco el entrenamiento de intervalos de alta intensidad. Lo que necesitamos es una integración más consciente”. Se trata de un concepto que permea en todo el mundo, desde entrenadores personales a atletas de élite pasando por rutinas en grandes gimnasios de box o tiendas especializadas. Y se puede reducir a lo siguiente: para alcanzar tu máximo potencial, tienes que prestar atención más allá de tus músculos (más allá que tu gluteus maximus, incluso). VER EL PANORAMA COMPLETO Sin lugar a dudas, deberíamos estar más en forma y más saludables que nunca. Tenemos un arsenal de métodos de fitness a nuestro alcance: entrenamientos de fuerza, crossfit, pilates, bootcamp y mucho más. No es sorprendente que las membresías a clubes deportivos hayan aumentado en los últimos años y que sigan a la alza. Al mismo tiempo, cada vez es mayor el número de adultos que practican yoga. Cuando en las noticias escuchamos que por más ejercicio que hagamos en el gimnasio no podemos contrarrestar nuestro estilo de vida cada vez más sedentario, la industria de los fitness trackers explota para ayudarnos a rastrear los pasos diarios totales como si se tratara de un juego de Mario Kart. El problema es que ninguna de las herramientas mencionadas resuelve nuestra crisis de salud nacional. En promedio, quemamos unas 100 calorías menos al día que hace 50 años. Además, según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, el 72.5 % de los adultos padecen obesidad, y más del 70% de las muertes se deben a enfermedades crónicas. Cada vez es más alta la demanda de terapeutas físicos y medicina tradicional debido a los crecientes problemas de movilidad de la población general (latigazos cervicales, síndrome del túnel carpiano, dolores lumbares). Relacionado “5 ejercicios de pilates en 5 minutos” La supuesta comodidad en la que vivimos se ha convertido en la causante de muchos males actuales. Pero quizá el peor de todos estos males sea el estrés, que viene de la mano de ansiedad, depresión, enfermedades coronarias, problemas de sueño e incluso cáncer. Buena parte de los adultos no están seguros de cómo controlar estos síntomas, y los millennials están empezando a acusar los efectos de este enemigo silencioso. “El estrés en pequeñas dosis no es malo para la salud”, apunta Brandon Marcello, especialista en deportes de alto rendimiento, “el problema es vivir las 24 horas del día en ese estado”. Un pequeño apunte: tu sistema nervioso controla inconscientemente tus funciones corporales, como la respiración y la digestión, y tiene dos botones. El simpático (la respuesta que eleva tu ritmo cardiaco y dispara la adrenalina) y el parasimpático (la contraparte que dice a tus músculos, mente y presión arterial que se relajen). Vivimos en un mundo con cero relax; o como dice Marcello: “vivimos en un mundo simpático-dominante, y la mayor parte de nuestros problemas de salud se deben a una activación excesiva de este sistema, que no puede regresar nunca a un estado de descanso”. El estrés puro. Las rutinas de ejercicio por sí solas no nos garantizarán una buena salud o un cuerpo increíble. “Nos obsesionamos con el tiempo en el gimnasio”, opina Will Torres, entrenador personal de Willspace Training Studio en Nueva York. “Pero sin la capacidad de encontrar la conexión por la cual estamos haciendo algo o el conocer las necesidades reales de nuestro cuerpo, nunca iremos hacia adelante”. UNA SOLUCIÓN REALMENTE SENCILLA En esta nueva era del ejercicio, no ganarás puntos sólo por las calorías que quemas, los litros de sudor o las clases que tomes. Un enfoque integral significa considerar cómo se conectan todos los puntos; implica ser intencional y consciente con el ejercicio que realizas. El fitness integral tiene en cuenta todos los factores dentro de un equilibrio delicado cuestiones como si tu día fue un desastre o por el contrario estuvo increíble, o por ejemplo si dormiste bien la noche anterior. “Nuestro compromiso creciente en un enfoque holístico muestra que no sólo queremos vernos mejor, sino estar más sanos”, dice David Harris, vicepresidente de salud y desarrollo humano en Equinox. “Es la manera de la cultura de decir ‘reclamo mi vida y me cuido a mí misma”. Curiosamente, cuando se da este cambio, las rutinas pueden ser más consistentes y productivas, y los resultados más fáciles de lograr y de poder mantener. Lo mejor de todo: funciona en cualquier estilo de vida activo. Además es fácil, en gran parte porque no hay una manera precisa de hacerlo bien o mal. Es como si tuvieras una caja con muchos crayones, dice Marcello. “Tienes todo los colores que necesitas, pero no tienes que usarlos al mismo tiempo”. Para mantener la analogía, se trata de encontrar los colores adecuados para cada escena. Si has estado en juntas todo el día, quizá te ayude una sesión suave de yoga para que tu sangre circule y dejes que tu cuerpo se abra y fluya. O a lo mejor necesitas liberar energía con intervalos de alta intensidad después de un martes brutal. ¡Ponle color a tu día, tú eliges! También te puede interesar “Fitness holístico en acción”

También te puede gustar:
Como especialista en bienestar, quiero compartir contigo el poder transformador de los micronutrientes para realzar tu belleza desde adentro hacia afuera.
El doctor Edgar Cousiño nos comparte lo que debes tomas en cuenta antes de someterte a una cirugía estética
Evita el consumo de bebidas alcohólicas si estás en busca de lograr un embarazo
Algunos expertos en energía aseguran que no es recomendable realizar rituales durante el eclipse solar…