Desmaquíllate a conciencia

Desmaquíllate a conciencia

La rutina para desmaquillarte es tan importante como elegir tus outfits diarios

6. Después de esta rigurosa limpieza, recompensa a tu cutis con una crema altamente hidratante, nuevamente, de acuerdo con tu tipo de piel, y una para el contorno de ojos.
7. Concluye tu rutina con un buen bálsamo para labios, con el que amanecerán muy suaves, y unas gotas de aceite de almendras en tus pestañas, para fortalecerlas.
2. Usa un desmaquillante bifásico para los ojos, especialmente para los rímeles waterproof o de larga duración, pues es necesario asegurarte de no dejar residuos.
5. Enjuaga muy bien toda tu cara en abundante agua fría, para neutralizar la piel. No olvides las zonas cercanas al nacimiento del cabello, al cuello y a las orejas.
4. Para el resto de tu rostro usa una leche limpiadora para eliminar a profundidad, si tu piel es seca o normal, y un gel, si es grasa o mixta. Busca una para tu tipo de cutis.
Tus horas de sueño son indispensables para que tu piel se regenere pero, si te dejas residuos de cosméticos, tus poros quedan obstruidos y eso favorece la aparición de acné.
¿En serio tienes el feo hábito de dormirte maquillada?, ¿o tu rutina se limita a usar el jabón que hallas en tu lavabo? Retirar los cosméticos de tu piel es vital para tu belleza.
No importa si llegas muy tarde (o muy temprano) a casa, debes seguir todos los pasos, con el tiempo será muy rápido. 1. Retira el cabello de tu cara, puedes utilizar una banda elástica.
3. Ten paciencia en las pestañas, moja muy bien un algodón en la fórmula y déjalo por varios segundos en secciones pequeñas, para que el rímel vaya cediendo.

También te puede gustar:
Los estándares de belleza han alcanzado a las niñas a través de redes sociales
¿Quieres ser una mujer más sensual gracias a tu aroma? Estos perfumes te ayudarán con el objetivo
Este es el color que aumenta la belleza de las mujeres, ¡está comprobado por un estudio!
Este 2024, Sisley presenta una nueva base de maquillaje que ofrece una nueva perspectiva sobre la perfección.