Categorías: Wellness

Historia: un hermoso reconocimiento a enfermeras y enfermeros por su labor

Ellos son los héroes que no llevan capa, pero sí cubrebocas. Conoce cómo fue este reconocimiento a enfermeras y enfermeros de México.

La pandemia de Coronavirus en México nos ha impactado de diversas formas como personas y como sociedad. Asimismo, nos ha hecho valorar lo que es realmente importante: a nuestra familia, a nuestros amigos y a esos héroes que no llevan capa, pero sí cubrebocas: este es el reconocimiento a enfermeras y enfermeros.

Es muy importante resaltar que todos ellos siempre han estado dispuestos a cuidarnos cuando lo necesitamos; y hoy, en plena contingencia, más que nunca se los agradecemos de corazón, pues no es fácil pasar largas jornadas en un hospital cuidando de las personas que más requieren de su generosidad.

El esfuerzo por el cuidado de la salud que hacen estas personas por nosotros, no sólo ahora, desde siempre, ha sido reconocido de una manera hermosa por Lubriderm, que a través de su campaña «Cuidemos las manos que nos cuidan«, agradeció con un kit de producto que les fue enviado.

Su vocación y amor por el cuidado de la salud hicieron que este reconocimiento a su labor social fuera todo un éxito, ya que en poco tiempo se llenó el registro para enfermeras y enfermeros, quienes día a día libran una batalla por nosotros.

Por más de 15 años, Lubriderm los ha apoyado, pues es una de las marcas más usadas por el personal de un hospital, que buscan también el cuidado de su piel y humectación al tener un lavado de manos constante.

Gracias a las manos de las enfermeras y los enfermeros por estar ahí para cuidarnos cuando más lo necesitamos, son muy valientes. Así, la próxima vez que te encuentres con uno de ellos en la calle, no dudes en agradecer, al menos con tu sonrisa, todo lo que han hecho por ti, por el país. En un gesto liberador, créenos.

No te pierdas el siguiente video, se vale llorar.

OTROS TEMAS QUE PODRÍAN INTERESARTE:

Limpia y desinfecta el dinero, te decimos cómo

#CovidCooking: por qué el coronavirus provoca antojos

Compartir