5 Cosas desagradables que pasan cuando comes demasiada proteína

5 Cosas desagradables que pasan cuando comes demasiada proteína

No todo lo que conocemos como saludable es bueno en exceso y esto lo comprueba...

La proteína mantiene el músculo que has ganado el gym en buenas condiciones, además sirve para transportar oxigeno a través del cuerpo? Pero al igual que otras cosas realmente buenas, comer toneladas y toneladas de proteína extra no es siempre lo mejor. Te decimos cinco extrañas cosas que le suceden a tu cuerpo cuando te excedes con este tipo de alimento: 1. Mal aliento Cuando bajas el consumo de carbohidratos a lo mínimo (que es muy probable que lo hagas, si estás en una dieta súper alta en proteínas), tu cuerpo entra en un estado llamado cetosis, donde comienza la quema de grasa para usarla como energía en lugar de los carbohidratos habituales. Eso podría ser muy bueno para la pérdida de peso, pero no tanto por la respiración, de acuerdo con la nutrióloga Jessica Cording. Eso es porque cuando el cuerpo quema la grasa, también produce una sustancia química llamada cetonas, que tiene un mal olor y por lo tanto te producirán un mal aliento. ¿La peor parte? El mal olor viene desde adentro, así que el cepillado, uso de hilo dental o enjuague no hará mucha diferencia. 2. Tu estado de ánimo puede alterarse Tal vez los chicos Hulk fisicoculturistas del gimnasio gruñen porque están trabajando muy duro? O quizá porque estén de mal humor.Tu cerebro necesita también de carbohidratos y azúcar para estimular la producción de la hormona serotonina, que regula el estado de ánimo. Quitarlos de tu dieta harán que te sientas malhumorada, irritable o simplemente blah!. Y sí, la ciencia respalda esta afirmación: Un estudio australiano en adultos con sobrepeso encontró que los que siguieron una dieta estricta baja en carbohidratos durante un año estuvieron más de mal humor en comparación con aquellos que siguieron una con más carbohidratos, a pesar de eso, ambos perdido aproximadamente la misma cantidad de peso. 3. Podrías dañar tus riñones Una vez que las células usan las proteínas que necesitan, los desechos restantes regresas a la sangre en forma de urea, n compuesto que contiene nitrógeno. Si estás comiendo una cantidad normal de proteínas, tu orina desecha el nitrógeno, y no es gran cosa. Pero cuando estás construyendo músculo, forzas a los riñones a trabajar más duro de lo habitual para deshacerse de todo el nitrógeno extra. Lo cual, con el tiempo, podría causar daño a los riñones, dice Cording. 4. Te da muchos problemas gastrointestinales Pechuga de pollo y queso cottage son buenos para el músculo, pero no tienen nada de fibra que el tracto digestivo necesita para mantenerse regular. Lo que significa que si cambias demasiados carbohidratos complejos (como granos enteros, frijoles, vegetales y frutas) por proteínas de origen animal, tendrás dificultades para conseguir los 25 a 35 gramos diarios recomendados de fibra, y la sensación de estreñimiento e inflamación estará ahí. Te interesa leer: Recetas de pollo fáciles y rápidas 5. Subir de peso Una dieta alta en proteínas podría ayudarte a perder kilos en el corto plazo. Pero si vas en serio con las claras de huevo y proteína sin cortar otras cosas, vas a a aumentar de peso, no a perderlo. De hecho, un estudio a largo plazo de más de 7 mil adultos encontró que los que comían la mayor cantidad de proteínas eran 90% más propensos a tener sobrepeso en comparación con las personas que consumían menos. En otras palabras, todavía no hay tal cosa como un alimento milagroso. Conoce las mejores recetas de comida en Cocina Fácil para que sigas cuidando tu dieta diaria y tengas una alimentación balanceada.

También te puede gustar:
Escribir el guion de tu vida es una forma alternativa de visualizar lo que deseas. Así se hace.
Estos son los antidepresivos que podrían tener impacto en tu peso de acuerdo con Harvard
La planificación familiar generalmente recae en las mujeres, por ello debes conocer todas las alternativas existentes…
Las personas tóxicas pueden afectar negativamente el entorno, aprende a identificarlas