¿Por qué ahora tengo crudas de dos días?

por-que-tengo-crudas-de-dos-dias

Cuando te levantas por la mañana después de una noche pesada de PARTY, lo primero que probablemente pasará por tu mente es: “UGH, ¿cuánto tiempo me sentiré así?”. Por lo general, las crudas solo duran una mañana (y generalmente se alivian después de haber desayunado, o vomitado en mi caso) y como máximo, deben durar 24 horas. Pero a veces, los efectos secundarios de una noche persisten MUCHO más, como la temida cruda de dos días, que te hace darte cuenta que ya no puedes beber como lo hacías cuando tenías 19. Si te has preguntado, ¿por qué tengo crudas de dos días? Esta nota es para ti.

¿Qué es exactamente la cruda?

“Las resacas son algo mal entendidas desde un punto de vista médico”, dice Fred Goggans, MD, director Médico del Hospital McLean en Maine, EE.UU. En su mayor parte, los síntomas se consideran un tipo de abstinencia a corto plazo y tienden a ser limitados en el tiempo.

Tu hígado también tiene que trabajar horas extras para procesar el alcohol. “El hígado debe descomponer primero el alcohol el acetaldehído, que es tóxico”, dice Anne Boris, del Hospital Northwestern. “Luego, descompone el acetaldehído en acetato, que no es tóxico”. Si una persona bebe demasiado para su cuerpo, o si su hígado no funciona de manera eficiente, el cuerpo no puede convertir el acetaldehído en acetato lo suficientemente rápido, es ahí donde entra en juego la cruda.

Goggans también dice que la fuerza y duración de la cruda van de la mano con la cantidad de alcohol. ¿Más allá de eso? “También hay algunos otros factores que influyen en la intensidad y duración de una resaca”, dice.

1. No bebiste suficiente agua

“El alcohol tiene un efecto diurético: el consumo excesivo de alcohol puede maximizarlo”, dice Vincent Pedre, MD. Beber puede deshidratarte, incluso más si vomitas o te da diarrea. Y esto, además de los desequilibrios minerales (de la entrada de alcohol y la pérdida de líquidos y electrolitos), puede disminuir la rapidez con la que tu cuerpo se desintoxica.

Alivia el efecto manteniéndote hidratado, alternando cada vaso de alcohol con un vaso de agua, dice, y asegúrate de seguir bebiendo agua incluso cuando realmente no sientas ganas de hacerlo al día siguiente.

https://giphy.com/gifs/hulu-scared-3ohhwF34cGDoFFhRfy

2. No dormiste bien

¿Sabes cómo una buena noche te ayuda a sentirte feliz en la mañana? Bueno, puede que no te des cuenta de que si bien unos cuantos vasos de vino podrían ponerte a dormir, ciertamente no ayudarán a conseguir a que tu descanso sea más profundo. “Las personas tienden a interrumpir el sueño después de un episodio de consumo de alcohol”, dice Goggans.

Todo se completa: cuanto más bebes, peor duermes, y entonces peor te sientes al día siguiente (y a veces al siguiente del siguiente).

https://giphy.com/gifs/gH9mmqt8VKfe0

3. Bebiste un alcohol más oscuro

Conoce a los congéneres: son agentes saborizantes o subproductos de la fermentación del alcohol y están vinculados a las resacas, dice Goggans. “Parece que los congéneres en los licores y bebidas más oscuros se asocian con una resaca más larga”, dice.

Los licores relaciones con la curda del día siguiente son el whisky, el ron, el vino tinto y el brandy, dice Goggans. Por otro lado, los licores menos propensos a causar una cruda mortal: vino blanco, vodka y ginebra.

https://giphy.com/gifs/drinking-keep-coming-12PUt95Tn5P9nO

4. Te estás haciendo mayor

Cuando tienes 21, tu capacidad para eliminar el alcohol de tu cuerpo es diferente a cuando tienes 40 (o incluso 28), dice Pedre. “A medida que envejecemos, nuestras células envejecen y es posible que no podamos procesar toxinas como lo hacíamos cuando éramos más jóvenes”, dice. Entonces, si bien tres tragos podrían haber tenido un efecto mínimo en la universidad, esa cantidad puede parecer el doble 10 años después.

https://giphy.com/gifs/season-5-the-simpsons-5x18-3orieJI3IdkKWIsAGA

5. Eres extra sensible, pero no te habías dado cuenta

Muchas personas tienen sensibilidad a ciertos alimentos o sustancias químicas que ni siquiera conocen. La cerveza, por ejemplo, se hace con cebada y lúpulo (también conocido como gluten); los mezcladores pueden ser altos en azúcar; El vino puede tener sulfitos: todo esto es algo a lo que puedes ser intolerante, dice Goggans, que realmente puede aumentar tu resaca (sí, incluso si solo bebes un vaso).

https://giphy.com/gifs/Interstellardesignz-funny-comedy-8OVssePfkXq3JOVpt6

6. Bebiste con el estómago vacío

Dice Boris que el alcohol puede irritar el revestimiento de tu estómago, lo que puede empeorar tus náuseas, dolor abdominal o vómitos inducidos por la cruda.

El alcohol también puede afectar el nivel de azúcar en la sangre, dice Chaun Cox, MD y médico de medicina familiar de Mayo Clinic Health Systems. “El alcohol es una gran oleada de calorías y azúcares simples, puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre y luego hacer que caiga”, dice, y agrega que no tener comida en el estómago antes de beber puede hacer que esos niveles aumenten aún más drásticamente.

¿La solución? Comer un poco de algo relativamente abundante (opta por un sándwich en vez de una ensalada) antes de beber para disminuir la absorción de alcohol.

https://giphy.com/gifs/drinking-alcohol-shots-UtEviWeCw7tx6

7. Estás en tu período

Tu cuerpo siempre estará bajo estrés cuando estás en tu período, (después de todo, estás perdiendo sangre) y, como el alcohol te puede deshidratar, puede agotar aún más tu energía en ese momento del mes, dice Cox.

https://giphy.com/gifs/3o6ZsVdE8VYHG6nnDa

8. Estás tomando medicamentos

El hígado y los riñones metabolizan (es decir, descomponen) muchos medicamentos: los mismos órganos que utiliza tu cuerpo para metabolizar el alcohol, lo que puede hacer que esos dos órganos trabajen horas extras y, posiblemente, no se desempeñen lo mejor posible.

“Los analgésicos como el parecetamol, los antidepresivos, los medicamentos para el colesterol, los medicamentos para la presión arterial son aquellos con los que se debe tener especial cuidado”, dice Cox.

Los antibióticos también pueden afectar la forma en la que tu cuerpo procesa el alcohol, dice Cox. Si bien no es un problema con todos los antibióticos, algunos pueden causar náuseas, daño al hígado y presión arterial alta cuando se combinan, dice, por lo que es mejor consultar con un médico para saber si su medicamento específico interactúa con el alcohol.

https://giphy.com/gifs/art-animation-black-and-white-l2SpOKqWUZ2KRHne8

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan Filipinas

COSMO RECOMIENDA:

Alcohol y sexo: Todo lo que debes saber sobre el famoso “Whiskey Dick”

Dry January: Científicos descubren beneficios impactantes al dejar de beber alcohol todo enero

La razón por la que Anne Hathaway dejará de beber alcohol por 18 años

También te puede gustar:
No se trata de un acto infantil, es una herramienta de autocuidado y respeto
El Omega 3 es uno de los suplementos alimenticios más nobles y con mejores resultados
Este padecimiento es más común de lo crees y puede tener fuertes repercusiones en la salud
Escribir el guion de tu vida es una forma alternativa de visualizar lo que deseas. Así se hace.