No temas a las grasas

No-temas-a-las-grasas.jpeg

¡No huyas de las grasas!

No todas las grasas son tu enemigo. “Las grasas insaturadas que contienen los aceites vegetales, las nueces, los aguacates y el pescado mejoran la sensibilidad a la insulina y reducen la cantidad de lípidos en la sangre”, señala el doctor Frank Hu, profesor asociado de nutrición y epidemiología en la Facultad de Salud Pública de Harvard. Eso se traduce en tener un menor riesgo de padecer enfermedades del corazón, diabetes y embolia. Las grasas sanas conforman la dieta estilo mediterráneo la cual consiste especialmente en vegetales, nueces, frijoles, aceite de oliva y pescado, así que son geniales. La Facultad de Salud Pública de Harvard y la Facultad de Medicina de la Universidad de Atenas descubrieron que este tipo de dieta reduce el peligro de morir por algún mal del corazón y cáncer en 25%.

Y un estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad de Columbia reportó que puede disminuir el riesgo de padecer Alzheimer en 40%. Comer salmón y otros pescados que aportan ácidos grasos omega 3 dos a cuatro veces a la semana, además de tomar un puñado de nueces al día, puede disminuir la probabilidad de padecer enfermedades del corazón en 30% y reducir tus niveles de colesterol, según una investigación de Harvard.

Además, tu apariencia también se beneficiará: la evidencia sugiere que el omega 3 hará que tus nietos digan: “Abuelita, ¡qué piel tan suave y libre de arrugas tienes!”.

También te puede gustar:
Esta medicina es muy peligrosa si se utiliza con el objetivo de bajar de peso, pues se trata de un medicamento que es utilizado por los diabéticos tipo 2 o por personas con obesidad
¿Cómo asegurarte de que estás en el camino correcto hacia un estilo de vida de mejora? Presta atención a los siguientes detalles...
Una nueva variante del ghosting se ha apoderado del lenguaje en redes sociales: orbiting, qué es y cómo superarlo…
¿Tu foto de perfil proyecta lo que deseas que el resto del mundo sepa de ti?