El cáncer de mama a los 20 años y la reconstrucción de seno para la autoestima

El cáncer de mama a los 20 años y la reconstrucción de seno para la autoestima

Es octubre rosa, un mes para conocer la situación actual del cáncer de mama y los temas que lo rodean, como la reconstrucción de seno.

Antes existían muchos tabúes respecto al cáncer, se relacionaba con mala suerte, guardar emociones, etcétera. Hoy sabemos que es un padecimiento real y también afecta a mujeres jóvenes. Sigue leyendo y también conoce sobre la cirugía de reconstrucción de seno después del cáncer de mama. “Desafortunadamente, no es una enfermedad solo de adultos mayores; sin embargo, existen ciertos focos rojos, como los antecedentes familiares con cáncer de mama, ovario o endometrio, que nos permiten detectarlo tempranamente y tener más oportunidades de vencerlo. Por supuesto, también tenemos la autoexploración, la cual es fundamental realizar con regularidad”, advierte Nora Ma. Pérez Yazmín, cirujana oncóloga de Mastoclinik. También lee: ¿Por qué octubre es llamado el mes rosa? “Las mujeres acuden con nosotros a consulta por una ‘bolita’, un nódulo en el seno que muchas veces pasa desapercibido, sobre todo por médicos generales sin la capacitación para identificar a tiempo un cáncer. Aunque no todos los nódulos son malignos, es importante que un especialista los evalúe”, enfatiza la doctora Yazmín. DETECCIÓN OPORTUNA Encontrar a tiempo esta enfermedad aún es hoy en día una de nuestras principales armas para combatirla. Por ello, es importante que cada mes dediques 10 minutos a la autoexploración, semestralmente vayas a revisión con tu ginecólog@ y, una vez al año, te realicen el Papanicolau. Además, si tienes más de 40 años, debes hacerte la mastografía y si eres menor pero sospechas de alguna lesión en tus senos, necesitas un ultrasonido mamario. “La prevención es vital, cuídense, quiéranse y revísense. Una evaluación ginecológica de rutina debe incluir la exploración de mamas, inspección de vulva y vagina, citología cervicovaginal (a partir de los 21 años, incluso si no se ha iniciado vida sexual) y un ultrasonido ginecológico, ya que hay patologías benignas que con un tratamiento oportuno no llegan a complicaciones graves”, señala Lucía Muradás Gil, ginecóloga de Mastoclink. “Las lesiones con poca vascularidad, uniformes y redondas podrían ser solo cambios del tejido del seno, pero si son irregulares, con vascularidad y tienen componentes sólidos son altamente sospechosas. Además de los nódulos, los médicos debemos revisar varios antecedentes (familiares y de salud)”, explica la doctora Yazmín. ANTECEDENTES FAMILIARES Las pacientes cuya madre, padre o hermanos (parientes en primer grado) sufrieron cáncer de mama, además de la autoexploración, a partir de los 35 años de edad deben realizarse estudios de gabinete y genéticos para conocer su riesgo de padecerlo también. “(De este modo) identificamos el riesgo de presentarlo y lo prevenimos”, señala la ginecóloga Lucía. Condiciones para realizar un asesoramiento genético:

  • Más de dos cánceres específicos (primarios) en una sola persona de la familia.
  • Más de dos diagnósticos en una familia, entre ellos una persona menor de 50 años.
  • Un caso de cáncer de mama en hombre.
  • Cáncer de ovario o primario de peritoneo.
  • Historial de tres o más cánceres: mama, páncreas, próstata, melanoma, sarcoma, adrenal, cerebro, leucemia, gástrico, colon, endometrio, tiroides, riñón, pólipos hamartomatosos (malformación del tejido intestinal).

El cáncer de mama a los 20 años y la reconstrucción de seno para la autoestima

Cirugía de reconstrucción se seno “Lo primero que tiene que saber una mujer es que no está sola”, subraya la doctora Lucía. Mantener su autoestima es básico, sin importar la edad o estrato social; por ello, suele recomendarse una posterior cirugía de reconstrucción con tejido de su cuerpo y/o con implantes. Al respecto, enfatiza la doctora Yazmín: “Si la reconstrucción de seno favorece la autoestima de la mujer diagnosticada y no retarda su tratamiento, la recomiendo. Sin embargo, no siempre los implantes mamarios son la mejor elección, se tiene que evaluar cada caso”. Por su parte, la doctora Daniela León, cirujana plástica estética y reconstructiva explica: “El tratamiento psicológico es imprescindible en pacientes con secuelas de cáncer, sobre todo, en quienes han sufrido la pérdida de una o ambas mamas. Se debe siempre dar este apoyo, pues se vive un duelo al perder una parte del cuerpo que, además, asociamos con la feminidad y sexualidad. Aunque, importa diferenciar entre la reconstrucción mamaria inmediata y la tardía. La primera se realiza posterior a la resección de la mama por parte del oncólogo y se reserva a pacientes con estados no avanzados de cáncer, quienes cuentan con condiciones de salud adecuadas para tolerar una cirugía más larga y no recibirán radioterapia. La diferida o tardía se realiza una vez finalizado el tratamiento del cáncer, en pacientes con más de seis meses sin actividad cancerígena y que hayan recibido su último tratamiento adyuvante, ya sea con quimioterapia, radioterapia o ambos, seis meses previos a la cirugía”. Lee todo: Cáncer de mama: ¿Conoces el origen detrás del lazo rosa? Cáncer mama y los factores para la reconstrucción de seno Estado general de la paciente: si presenta enfermedades agregadas al cáncer como hipertensión o diabetes, o antecedentes de consumo de tabaco o alguna droga, así como la revisión de laboratorios preoperatorios (para descartar enfermedades como anemia o dificultad para la coagulación). También se evalúa el estadio (la extensión del cáncer), la presencia de metástasis y la necesidad de tratamiento adyuvante. Aspectos anatómicos: se basan en la conservación de estructuras mamarias del tratamiento oncológico; puede ir desde una mastectomía preservadora de piel (la menos agresiva) hasta una mastectomía radical. Entérate: 15 datos que debes saber sobre el cáncer de mama LA ENFERMEDAD, HOY De acuerdo con la Sociedad Americana contra el Cáncer, las tasas de mortalidad han decrecido 40% entre las mujeres desde finales de los años 80, mientras que las de sobrevivencia con la detección temprana han mejorado en 90% de los casos; asimismo, “ya se cuenta con estudios muy sensibles para detección de lesiones tempranas, además, cada vez hay más centros de diagnóstico y médicos capacitados. El tratamiento quirúrgico aún es angular, pero existen medicamentos y radioterapia para cuando este no es lo recomendado, aunque su costo no es tan accesible. Sin embargo, el punto donde de verdad podemos impactar en la lucha contra esta enfermedad es en la detección oportuna”, remarca la especialista Nora Pérez. No te vayas sin leer: Guía detallada: cáncer de mama, prevención y control ¿Qué es el cáncer de mama metastásico? La vida sexual después del cáncer de mama El amor y la salud de las supervivientes de cáncer de mama Cómo apoyar a un paciente con cáncer de mama

También te puede gustar:
Dormir son ropa interior podría ser la solución para combatir el insomnio y mejorar tus hábitos de sueño
Incluye una de estas infusiones en tu desayuno y prevén el envejecimiento prematuro…
La menstruación sigue siendo un tema lleno de tabús, aunque ya hay otras maneras de vivirla plenamente
Miley Cyrus levantó su primer Grammy hace unos días y sus tonificados brazos nos dejaron sin aliento