¿Deberías considerar congelar tus óvulos?

Deberías considerar congelar tus óvulos

¿Congelar tus óvulos? Dejar en suspenso su futuro reproductivo es cada vez más una opción para muchas mujeres.

Internet es sorprendentemente brillante al darnos información útil, tu mamá no lo tenía y hay un montón de cosas que nadie te cuenta. Aquí una lista breve e incompleta de todos los comentarios negativos que las mujeres reciben constantemente sobre su fertilidad: Tus óvulos están envejeciendo. Tu reloj biológico está en marcha. Necesitas encontrar una pareja para que seas una feliz embarazada. Nada es para siempre. ¿Deberías considerar congelar tus óvulos? Relacionado: La tasa de fertilidad en mujeres de 20 es más baja que nunca Quizá, todo esto te haga sentir que el único momento para tener un bebé es ahora mismo, aunque no estés preparada. Dejar en suspenso su futuro reproductivo es cada vez más una opción para muchas mujeres. Las estadísticas sobre el número exacto de pacientes no están claramente registradas (eso debería cambiar), pero es imposible negar que diversas instituciones en nuestro país ofrecen el servicio: FIV México, Citmer, Inovavita, UR Ciudad de México, Igenomix, Concibe, entre otras; son nuevas y elegantes clínicas dignas de Insta, con los procesos adecuados para preservar la calidad de los óvulos y en el momento que la mujer lo decida, descongelarlos y fecundarlos con los espermas de su pareja o el donante que escoja. Relacionado: «¿Qué es la infertilidad en las mujeres?» Se calcula que, en 2027, el mercado mundial de la fertilización rondará los 9 billones de dólares, lo que supone triplicar la cifra de 2020. Por supuesto, el aumento del interés –y de las ofertas– tiene sentido si consideramos las razones de las mujeres hoy en día para reservarse más tiempo la decisión de ser mamás: se casan más tarde o eligen dar prioridad a sus carreras y a objetivos que no implican procrear, por ejemplo. (Un número cada vez mayor de millennials rehúye de la parentalidad debido a la ansiedad climática e inseguridad financiera que viven). También lee: La maternidad te hace envejecer más que fumar, beber o desvelarte Además de estas causas, las mujeres también están esperando para tener hijos porque desde que la congelación de óvulos se convirtió en una opción generalizada en 2012, simplemente pueden hacerlo. Al igual que la píldora revolucionó la vida femenina, la criopreservación de óvulos parece dispuesta a hacer lo mismo. Sin embargo, si preguntas a Google sobre este proceso, recibirás una avalancha de historias de terror o de evangelización; nada de ello necesitas para informarte. Hemos hablado con docenas de médicos, expertos en fertilidad y mujeres que han pasado por la experiencia (incluida, recientemente, la editora en jefe de Cosmo US) para ofrecerte toda la información crucial que necesitas en un solo lugar. No te pierdas: Factores que podrían poner en riesgo la fertilidad masculina

¿Deberías considerar congelar tus óvulos?

Escucha, solo porque puedas no significa que debas. Aquí las razones más comunes por las cuales la gente lo piensa.

  • No estás segura de querer tener hijos, pero deseas mantener tus opciones abiertas.
  • Tienes un problema de salud (como endometriosis, síndrome de ovario poliquístico o fibromas uterinos) que podría afectar tu fertilidad.
  • Tus antecedentes familiares incluyen genes de cáncer de alto riesgo, menopausia temprana o problemas de infertilidad.
  • Has tenido una serie de pruebas de papanicolaou anormales o una ETS, como la clamidia o la gonorrea, que podría afectar tu capacidad para quedar embarazada.
  • Te estás sometiendo a una cirugía de afirmación de género o tomando hormonas.
  • Ahora tienes un hij@ pero no te ves con ganas de tener otro durante un tiempo.

¿Cómo saber a dónde ir? Estos cinco factores son clave para encontrar una clínica con la que encajes.

  1. En lugar de pedir estadísticas de nacimientos vivos (léase: el número de bebés nacidos a partir de óvulos congelados), pregunta qué hará el médico específicamente para darte la mejor oportunidad de tener un embarazo posterior.
  2. Todo el mundo en la clínica debe sentirse como alguien a quien puedes llamar a mitad de la noche. (Muy probablemente, ocurrirá).
  3. Busca un lugar que tenga un laboratorio en el mismo sitio (el traslado de los óvulos puede ponerlos en peligro). Y pregunta por la tasa de supervivencia de óvulos de la clínica (el porcentaje útil cuando se descongelan). Cualquier porcentaje inferior de 90% no es bueno.
  4. Estarás ahí mucho tiempo. Así que escoge una clínica cercana a tu casa o trabajo.
  5. Asegúrate de que tu opción colaborará contigo para elaborar un plan financiero.

SOBRE MI NÚMERO ACTUAL DE ÓVULOS En Google fácilmente encontrarás un laboratorio o clínica donde realizarte el conteo de óvulos. Una de las pruebas para definirlos es el recuento de folículos antrales; estos son pequeñas esferas llenas de líquido que contienen un óvulo inmaduro, visibles mediante una ecografía transvaginal usada, justamente, para medir tu reserva ovárica (la cual refleja tu potencial fértil). Sí, las mujeres nacemos con un número determinado de óvulos; al llegar a la pubertad, comenzamos a ovular todos los meses y para cuando arriba la menopausia, la reserva de óvulos se ha agotado junto con la fertilidad. ¿Y SI AL FINAL DECIDO NO OCUPARLOS? Para empezar solo tú decides su destino: 1. Donarlos a un centro de investigación en el campo de la reproducción asistida. 2. Desecharlos o donarlos a otra mujer, a través de un banco de donantes. (Por ley, este proceso es anónimo). Y NO se pueden vender. ¿Habías pensado en el tema de congelar óvulos? Por Elizabeth Kiefer

También te puede gustar:
¿Por qué ver (inserta el nombre de tu serie o película favorita) una y otra vez podría catalogarme como una persona ansiosa? Esto es lo que explican los expertos...
La ciencia revela los motivos por los que nos encantan los besos
Las cifras son alarmantes: según el INEGI, en el país 9 millones de personas carecen de acceso al agua. Si quieres hacer más o empezar a ahorrar agua y no sabes por dónde empezar, a continuación te damos algunas alternativas sustentables. ¡Pasa la voz!
El enojo tiene graves consecuencias a la salud física, por lo que es indispensable aprender a controlarlo