8 maneras de dejar de morderte las uñas

dejar-de-morderte-las-uñas

¿Por más que intentas no puedes dejar de morderte las uñas? Te damos ocho métodos que podrían funcionarte.

Estamos viviendo en un tiempo *extremadamente* ansioso. Y en estos períodos de estrés loco, nuestros malos hábitos solo empeoran. Para mí, eso significa morderse las uñas. No porque me encanta estropear una buena manicura, o porque disfruto haciendo que mis dedos parezcan pies, sino porque, aunque es bastante asqueroso y antihigiénico, es un impulso que se siente casi imposible de detener.

https://giphy.com/gifs/13Cmju3maIjStW

Pero la cosa es que no es imposible. Con un poco de concentración y esfuerzo dedicado, podremos romper totalmente este hábito. Ciertamente lo intentaré y espero que tú también lo hagas. Porque sí, aunque me siento más nerviosa que nunca sobre el estado del mundo, también tengo un montón de tiempo libre en mis manos, así que bien podría darle una oportunidad a esto de la superación personal.

También lee: Morderse las uñas podría causar la muerte y un especialista del IMSS explica por qué

Usa un elemento disuasorio

Según la Dra. Kathleen Rivera, psiquiatra de niños, adolescentes y adultos, morderse las uñas es simplemente una forma de calmarse. “El acto de llevarse las uñas a la boca y morderse proporciona una sensación de alivio”, explica la Dra. Rivera. “Es como si estiramos una banda elástica lo máximo posible y luego la lanzamos. Cuando te muerdes las uñas, liberas neurotransmisores en tu cerebro que te hacen sentir bien”.

Es por eso que un truco bastante popular para romper el mal hábito es cambiar la experiencia para que te sientas mal. “Usa un esmalte de uñas con sabor amargo; algunas personas incluso hacen su propio esmalte con salsa picante o esencia de ajo”, dice la Dra. Rivera. De esta manera, cada vez que muerdas tu mani, te encontrarás con un sabor asqueroso.

Lleva herramientas de uñas siempre contigo

Siempre que tengas ganas de mordisquear, comienza a limarte las uñas. Si llevas una lima de uñas o un cortaúñas en tu bolso en todo momento, es más probable que realizes un recorte saludable en lugar de roer. Guarda algunas de tus herramientas favoritas en tu escritorio del trabajo, también, para que nunca te encuentres en la situación difícil en la que tienes una uña rota y no puedes pensar en nada más que esa uña.

Comienza a realizar un seguimiento de la frecuencia con la que te muerdes

Suena desalentador, pero escúchame. Pasa solamente un día escribiendo un diario de morderse las uñas: toma nota de exactamente cuándo lo estás haciendo, la situación en la que te encuentras y las emociones que sientes cuando lo haces. Esto te ayudará a identificar algunos de los aspectos psicológicos detrás de tu hábito. Identificar estos desencadenantes es el primer paso para vencer el impulso mentalmente.

Mantén tus uñas cuidadas

Aparentemente, si nuestras uñas están bien cuidadas, podríamos desalentarnos de morderlas ya que “hay una conciencia de que hemos gastado dinero, tiempo o esfuerzo, y arruinar la manicura podría disuadir el comportamiento”, dice la Dra. Rivera. ¡Protege tu inversión!

Reemplaza el comportamiento

Si usted es el tipo de mordedor inquieto que haces para simplemente darle a tus manos o boca algo que hacer, “intenta usar chicle o caramelo para sustituir el comportamiento”, recomienda la Dra. Rivera.

Trabaja con un experto

“Si los elementos disuasivos y los sustitutos no tienen éxito a largo plazo, considera trabajar con un terapeuta especializado en modificaciones de comportamiento”, sugiere la Dra. Rivera. Un profesional podrá ayudarte a profundizar en lo que causa tu necesidad de morder y trabajar contigo para desarrollar una solución personalizada para romper el hábito.

Visualiza las uñas de tus sueños

Piensa en ello como una visión, llena tu mente con imágenes de cómo quieres que se vean tus uñas. También puedes hacerlo en realidad, y hacer un tablero en Pinterest o literal llenar tu pared de imágenes de uñas. La señal visual te ayudará a recordar por qué estás trabajando tan duro para superar tu hábito de morderte las uñas.

Usar guantes

Si todo lo demás falla, consigue un par de lindos guantes para cubrir tus uñas para que no te sientas tentada. ¡Muy noventero!

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan US

También te puede gustar:
Las personas tóxicas pueden afectar negativamente el entorno, aprende a identificarlas
Con esta fruta mejorará el rendimiento sexual de tu pareja y lo notarás de inmediato
La vagina tiene un olor peculiar que puede ser alterado por cualquiera de estos factores
En los últimos 35 años, Master Oh ha ayudado a miles de personas a superar condiciones de salud leves, así como crónicas, y a lograr el bienestar emocional.