Cosas que tienes que considerar antes de tener un gatito

Si estás pensando a tener un gatito, necesitas prepararte antes de incluir a este animal en tu vida. ¡Te decimos cómo!

Cosas que tienes que considerar antes de tener un gatito.jpg

Cosas que tienes que considerar antes de tener un gatito

Foto: Getty images

Podrías llegar a pensar que tener un gatito es muy parecido a tener un perro; ¡realmente no es así, necesitas considerar ciertos puntos antes de adoptar uno!

Compartir tu vida junto a un gatito es una de las experiencias más hermosas y maravillosas que se puede vivir como persona; la oportunidad de pasar momentos únicos junto a una especie capaz de ofrecer todo su amor y cariño de manera incondicional. Sin embargo, es importante mencionar que antes de tomar la decisión de adoptar a uno de estos felinos, hay varios aspectos que debes considerar y reflexionar con mucho cuidado, pues se trata de una vida de la cual deberás de hacerte responsable.

Cosas que necesitas considerar antes de tener un gato

Costos

Tener un gato conlleva varios costos que debes estar seguro de poder cubrir: alimentos de calidad, arena para gatos, juguetes, visitas veterinarias regulares, vacunas, además de los gastos inesperados que se relacionan con su salud, como enfermedades o accidentes. Como puedes ver, tener un gato va mucho más allá de comprar cada semana sus croquetas; estos gastos no son lujos ni excentricidades, es lo necesario para cubrir sus necesidades básicas y su bienestar (físico y emocional).

Costos

Costos

Foto: Getty Images

Tiempo

Para adoptar un gato no bastará con que tengas los recursos económicos para mantenerlo; también debes estar dispuesto a pasar tiempo de calidad con él para jugar, interactuar y divertirse. Estos animalitos se caracterizan por ser curiosos y energéticos, por lo que necesitan estimulación mental y física diaria. Además, debes considerar el tiempo necesario para mantener su higiene, cepillarlo, limpiar su arenero, proporcionarle comida y agua fresca, etc.

Tiempo

Tiempo

Foto: Getty Images

Espacio y ambiente

Antes de adoptarlo, evalúa tu entorno y considera si tienes suficiente espacio para ellos o si tendrás que hacer algunas modificaciones a tu hogar para adaptarlo a su llegada. Los gatitos son animales territoriales y necesitan áreas donde puedan moverse libremente, jugar y descansar. Asegúrate de proporcionarles un rascador, juguetes y lugares cómodos para dormir. También es muy importante evaluar la seguridad de tu hogar y eliminar cualquier material con el que se pueda intoxicar, así como objetos peligrosos.

Espacio y ambiente

Espacio y ambiente

Foto: Getty Images

Tener otra mascota

¿Tienes alguna otra mascota en casa?, es otro factor a tener en cuenta antes de la llegada de un minino a tu casa. Ya que tanto los gatitos como los perros pueden llegar a ser muy territoriales, la llegada de otro puede causar conflictos y peleas entre ellos. Esto no significa que no puedas sumar un gatito a tu familia teniendo otra mascota, sino que debes acudir con un profesional y preguntarle cómo incorporarlo poco a poco al hogar.

Tener otra mascota

Tener otra mascota

Foto: Getty Images

Compromiso a largo plazo

Los gatos pueden vivir entre 15 y 20 años, por lo que debes estar preparado para un compromiso a largo plazo. Esto implica ser responsable durante toda su vida; brindarles atención y cuidado continuo incluso en situaciones complejas, como mudanzas o cambios en la situación familiar.

Tener otra mascota

Tener otra mascota

Foto: Getty Images

Si ya analizaste bien todos estos puntos y aun así estás dispuesta a tener un gatito, ¡no pierdas más tiempo! Seguramente uno de ellos sabrá agradecerte por todo el amor que le darás.

También te puede gustar:
¿Estás planeando una noche de chicas?
¿Cuáles son los trucos de los hoteles cinco estrellas para que sus instalaciones siempre huelan a lujo? Aquí te lo revelamos...
Consejos para elegir el mejor colchón si buscas comprarlo por internet sin probarlo físicamente.
¿El lugar favorito de tu perro para dormir es tu cama? Aquí te explicamos por qué...