¿Cómo cambian las resacas en los 20s, 30s, y 40s?

¿Cómo cambian las resacas en los 20s

Te aseguramos que te sentirás identificada con este cambio de síntomas...

Dolor de cabeza, sed intensa y una muy mala mañana? ¡hola, resaca! Lo sabemos, no es algo de lo que nos enorgullezcamos, pero (es muy seguro) que a todas nos ha pasado el exceso con el alcohol alguna noche de fiesta.

Pero es real que con el tiempo cambian estos malestares, y verás de qué manera.

En tus veintes...

Te despiertas después de dos horas de sueño sintiendo como su cabeza se divide en dos.

Inmediatamente buscas la comida más barata y grasosa que puedes encontrar y una cerveza.

Te sientes increíblemente bien después de comer y beber y entonces sí estás llena de energía.

En tus treintas...

Estás con dolor, náuseas y te reprochas a ti misma porque sabes que tienes la culpa de cómo te sientes.

Intentas hacer ejercicio pero te sientes mareada a mitad de camino a tu clase de yoga y decides regresar a casa a acostarte al sofá el resto del día, así que decides pedir comida hasta tu casa y a las 8 p.m., ya estás perdidamente dormida.

¡Se acabó tu fin de semana!

En los cuarenta?

Te despiertas (casi) segura de que has sido golpeada por un autobús, pero luego vagamente recuerdas, preguntándote a ti misma, sobre lo que pasó la noche anterior, ?¿quién está lista para el refill??, entre las frases felices que se te ocurrieron en plena party.

Luego sales a un brunch con tu esposo, a un lugar donde tienen mimosas de naranja y de inmediato ordenas una? te alimentas de comida grasosa, pero artesanal.

Entonces, en el brunch piensas que te mereces un rico masaje para desenterraste y sentirte mejor? al final del día el dolor persiste, así que te dices a ti misma “no hacer esto otra vez?.

También te puede gustar:
¿Ya conoces Hotel Hércules? Te decimos todo lo que encontrarás en este hot spot de Querétaro
Conoce Dominion Polanco, tu nueva opción para hospedarte en Polanco
Como parte de la gira The Celebration tour, Madonna se roba el corazón de la CDMX
A pesar de la lluvia, 160 mil asistentes disfrutaron de la música de la banda neoyorquina