Para mi mamá, carta por Juan David Castaño “Llane”

mamá

Para mi mamá: No quiero hacer un discurso triste, eso no es lo que mi mamá quiere oír en estos momentos, porque ella está aquí entre nosotros. Vamos a celebrar la vida de mi madre, la vida de la mejor persona que he conocido: Análida Montoya Palacio. Esto se trata de amor. Vinimos al mundo a dar y recibir amor y mi mamá era el claro ejemplo de lo que esta palabra significa. Mi hermana y Alejo, mi cuñado, me contaron que hace 8 días habían hablado del tema de la muerte, cómo querías que fuera y tal cual se cumplió tu sueño. Querías que fuera un fin de semana y que todo el mundo estuviera afuera hablando y contando buenas anécdotas de cosas que tenían que ver contigo. Este es mi turno de hablar de esas anécdotas. ¡Cómo te gustaba el café que te hacía en la mañana!, comer arepas con quesito, tu cafecito con leche... Cómo disfrutabas ir a conversar donde las Vásquez, tus viajes con Rosa María Yepes, tus fiesticas con tus amigas de la estrella. No olvidaré tus comiditas tan ricas, le hacías la comidita a cada amigo mío que llegaba... Tus rascaditas en la espalda antes de ir al colegio... Una abuela única: como te decía Grego “Abela linda”, y Emma, “la Abela Nía”. Cómo olvidar tu amabilidad, tu bondad... En Sabaneta todo el mundo te saludaba porque eras la más querida del pueblo: “¡Análida, Análida!” te llamaban. Todo el mundo tenía algo que ver contigo. Me siento muy feliz porque la última vez que hablamos pude decirte que te amo. Eres tan buena madre que me esperaste, no te fuiste de esta tierra solo para esperar a que yo llegara a la clínica porque estaba en Estados Unidos. Sé que mientras te operaban de tu corazoncito, me veías corriendo desde allá y sentías mi desespero por llegar rápido para poder despedirme. Y así fue, pude llegar y decirte todo lo bueno, acariciarte la carita, darte muchos besitos y pedirte perdón por lo malo; me encantó poder ver a toda la familia unida cogidos de la mano orando para entregarte a Dios y que Él te recibiera en el Cielo con todos los ángeles, con el padre David, con mi papá, con mi abuela Emma y con muchos más que se alegran de que llegara el alma de la fiesta. Recuerdo cómo pasamos de rico en el último paseíto en Disney, hace mucho no nos veíamos tan felices. Cumpliste tu misión en este mundo, que fue dejar a tus hijos listos como personas de bien; sé que no te hubieras ido si no hubiera sido así. En estos momentos el dolor lo puedo soportar porque tengo a Dios en mi corazón y voy a trabajar muy duro para honrarte, para que te sigas sintiendo orgullosa de tu hijo, de “La estrella”, como me llamabas con amor para reírnos un rato. No quiero que lloremos, quiero que celebremos tu vida, porque tu vida fue inspiradora, fue llena de amor y así es como todos tenemos que vivir. Ayer era increíble ver a tantas personas dándonos sus condolencias, amigos de toda la vida, gente del medio, gente del común y gente que es influyente. Te caracterizabas por ser amiga de todos, sin importar lo que fueran; solo por lo que eran. Algunos expresaban sus condolencias “para el Llane, por la muerte de su madre”, mientras otros decían “muere Análida Montoya Palacio, gran líder de Sabaneta”. Hablaban de ti por tu misión y legado en este mundo y eso me hace pensar que lo que quiero hacer en mi vida es hacer lo mismo que tú: llenar este mundo de amor y de buen ejemplo. Por favor, le pido a todos que den mucho amor entre ustedes, que tengan a Dios en su corazón, que agradezcan porque tienen a sus seres queridos. Cuando lleguen a la casa, díganles lo mucho que aman a sus seres queridos, no importa que estén disgustados por alguna circunstancia. Dejen el orgullo al lado y tengan amor en su corazón, eso es lo que nos deja este momento. A veces no entendemos por qué pasan estas cosas, pero les digo una cosa: Dios tiene un jardín de flores en el Cielo y cuando escoge su arreglo, escoge las flores más bellas, las que ama, ¡sus favoritas! Finalmente, ayer un amigo me dijo una frase que me reconfortó: “No hay muerte, hay mudanza”. Palabras de Juan David Castaño “Llane” en las exequias de su madre. 17 de febrero 2019 https://www.instagram.com/p/BqnEm01lASp/

Este artículo fue originalmente publicado en nuestra edición:

D5mMA4sWsAoHsaB.jpg

En ella también encontrarás:

APPS que ayudan a mamás

#FitnessMom: Ejercicios para los dos

Yogur 1: Estrés 0 - Bacterias aliadas

¿Puedes tener sexo durante el embarazo?

Si mi mamá es tóxica…

También te puede gustar:
Si quieres ayudarle a tu mejor amiga a encontrar a su media naranja, o si quieres encontrar el amor tú misma, ¡te explicamos cómo hacer este sencillo ritual!
¿Estás entrando en la etapa de enamoramiento? Estas señales lo revelarán...
Y tú, ¿ya conociste a las tres personas más relevantes de tu vida romántica?
No todo es miel sobre hojuelas en Navidad, nunca falta una discusión sobre la mesa…