¿Necesitas suplementarte con colágeno?

colageno-smoothie.jpg

¿Sospechas últimamente que le hace falta un ingrediente a tu jugo verde? Lo sabemos, escuchas cada vez más a la gente a tu alrededor hablar del colágeno. Y sí, es verdad que a partir de cierta edad lo mejor es comenzar a agregarlo intencionalmente a nuestra alimentación, ya que nuestro cuerpo poco a poco deja de producirlo como antes. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Cómo consumirlo? ¿Con qué frecuencia? Sigue leyendo y resuelve tus dudas. Empecemos por decir que el colágeno es la proteína más abundante en nuestro cuerpo. Es producido naturalmente por nuestro organismo, pero distintos factores, principalmente el paso del tiempo, pueden llegar a afectar la forma en la que lo sintetizamos y utilizamos. Relacionado: ¿Todas las leches vegetales son iguales? Sus principales funciones son unir tejidos conectivos como ligamentos, músculos, piel y huesos, así como brindar resistencia y elasticidad a nuestros órganos. Sus efectos más notorios pueden reflejarse principalmente en la piel, ya que puede ayudar a protegerla de agentes externos, reducir arrugas, celulitis y flacidez. Además de los beneficios estéticos que puede brindar tomar un suplemento de colágeno, es recomendable hacerlo ya que puede ayudarnos a tener un mejor desempeño físico, previniendo dolor de huesos y articulaciones, el desarrollo de enfermedades degenerativas y brindando una mejor recuperación después del ejercicio. Si eres deportista, es indispensable que lo consumas para prevenir lesiones y garantizar tu máximo rendimiento. Relacionados: Superfoods mexicanos y sus beneficios Muchos alimentos aportan una modesta cantidad de colágeno, como las carnes rojas, pescado y frutos secos, sin embargo no es fácil para el cuerpo absorberlo. Lo ideal es que el colágeno primero se hidrolice para fraccionarse en aminoácidos, por ello, el suplemento más común que vas a encontrar en el mercado es el colágeno hidrolizado, el cual viene en forma de polvo y está totalmente descompuesto y listo para ser absorbido por el cuerpo. A partir de los 25 años es recomendable comenzar a suplementarnos con colágeno, ya que por cada año que pasa disminuye su producción en el cuerpo un 1.5%. A partir de los 40, se desgasta más rápido de lo que se produce. Estudios señalan que la dosis diaria ideal son 10g y no más, a cualquier hora del día. Te recomendamos consumirlo en polvo para añadirlo por las mañanas a un vaso de agua o a tu smoothie en el desayuno, y cuidar que en su fórmula no haya muchos otros ingredientes. Una vez que comiences a tomarlo, los resultados no tardarán en salir a la luz.

POR DANIELA SERVÍN.

OTROS TEMAS DE INTERÉS:

El sexo frecuente retrasaría la menopausia Rutina para principiantes que te ayuda a eliminar grasa Razones por las que debes levantar pesas Cambia tu enfoque. Guía de la escéptica sobre el pensamiento positivo 9 formas de mejorar la confianza en ti misma 8 formas de acelerar la quema de grasa Si la funda de tu almohada es de algodón, podría estar dañando tu piel y pelo Tips para tomar más agua 11 tipos de zancadas para fortalecer tus piernas Los 10 mejores alimentos contra el dolor de garganta, según los médicos ¿El jugo de apio puede curar tu intestino? ¿Abs marcadas? 8 mujeres muy fit comparten sus secretos ¡No te juzgues duramente! El empoderamiento comienza en ti

También te puede gustar:
Este padecimiento es más común de lo crees y puede tener fuertes repercusiones en la salud
Escribir el guion de tu vida es una forma alternativa de visualizar lo que deseas. Así se hace.
Estos son los antidepresivos que podrían tener impacto en tu peso de acuerdo con Harvard
La planificación familiar generalmente recae en las mujeres, por ello debes conocer todas las alternativas existentes…