El método infalible para quemar más calorías sin hacer ejercicio

quema-calorias-sin-ejercicio.jpg

Según con investigación, la forma perfecta de eliminar esa grasita extra sí existe y no tendrás que sacrificar ni un solo postre. ¿Cómo quemar más calorías?

La solución que siempre añoraste al fina ha llegado. Esta podría ser la forma de quemar calorías de forma rápida y sin tener que ir al gimnasio ni sacrificar tus comidas favoritas; y la verdad requiere el mínimo esfuerzo.

El truco está en salir al aire libre o bajar el termostato, y la investigación más reciente del Centro de Investigación Integral Metabólica y Endocrina de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Wayne en Detroit, Michigan, lo confirma.

¿Cómo funciona esto?

De acuerdo, primero hablemos un poco sobre la grasa: cuando comes más calorías de las que quemas, tu cuerpo comienza a almacenar sobras como grasa blanca o marrón, según con James Granneman, Ph.D., científico de Wayne State.

La grasa blanca puede acumularse en tus tejidos, causar inflamación y afectar tu salud, mientras que la grasa marrón crea energía de manera más eficiente, genera calor y excreta una mezcla de hormonas que promueven aún más el metabolismo energético.

Si lo que pensabas es que lo ideal sería tener más grasa marrón que grasa blanca, estás en lo correcto.

¿Cómo controlar la proporción de las grasas?

Granneman y sus colegas evaluaron la grasa corporal de unos ratones antes y después de exponerlos a temperaturas de 4 grados Celsius durante una semana consecutiva. Para darnos una mejor idea, esta es la temperatura de un refrigerador promedio.

De acuerdo con Granneman, las bajas temperaturas favorecían la grasa marrón y hacían que la grasa blanca actuara un poco más como grasa marrón. ¿Y por qué sucede esto? Bueno, gracias a la adrenalina, hormona y neurotransmisor que tu cuerpo arroja cuando tiene miedo. (Siendo honestas pasar una semana a esa temperatura suena bastante aterrador).

Incluso si pudieras soportar pasar una semana completa a temperaturas cercanas a la congelación, probablemente no aumentaría tu quema de calorías lo suficiente como para afectar significativamente tu peso (o tu salud), dice Granneman.

En fin, no toda la grasa es igual de mala y aunque el clima frío a veces resulte molesto, las temperaturas bajas podrían, en teoría, ayudar a mantener un poco el control de nuestra grasa.

También te puede gustar:
Escribir el guion de tu vida es una forma alternativa de visualizar lo que deseas. Así se hace.
Estos son los antidepresivos que podrían tener impacto en tu peso de acuerdo con Harvard
La planificación familiar generalmente recae en las mujeres, por ello debes conocer todas las alternativas existentes…
Las personas tóxicas pueden afectar negativamente el entorno, aprende a identificarlas