Está bien llorar: deja de fingir ser fuerte todo el tiempo

está-bien-llorar

Ya sabes lo que nos decían de chiquitos: no llores. Es algo que escuchamos una y otra vez. Nos enseñan que no podemos sobrevivir a la adultez a menos que seamos fuertes y resistentes frente a los desafíos, porque el universo no es tan rosa como creíamos, y puede ser cierto hasta cierto punto. Finge que estás bien el tiempo suficiente y comenzarás a creerlo, ¿verdad? ¡Bien, parece que nos equivocamos en esa parte, al menos según la ciencia!

Muchos estudios muestran que pretender que sentimos emociones opuestas a las negativas que en realidad sentimos puede tener implicaciones serias en cómo manejamos las cosas importantes en la vida.

https://giphy.com/gifs/spongebob-squarepants-sad-OPU6wzx8JrHna

Reprimir tus emociones no es exactamente saludable

Cuando tenemos una gran presentación y nos estamos quedando sin tiempo para prepararla, tendemos a retrasar nuestros sentimientos y evitamos tener un colapso mental. Honestamente, llorar solo es una molestia y solo te quitará el tiempo que puedes usar mejor trabajando.

Si bien ocultar lo que realmente sentimos tiene algunos beneficios, también tiene un inconveniente. Según la ciencia puede tener implicaciones en la vida cotidiana, ya que puede afectar tu memoria y tu saluda a la larga, por ejemplo. Solo podemos fingir que somos fuertes durante un tiempo limitado, así que dejar salir la frustración de vez en cuando es esencial.

VER: La ciencia confirma que el estrés *SÍ* te saca canas

Pretender sentir algo que no es auténtico no te facilitará manejar tus verdaderas emociones

Lo que no está en tu conciencia no puede hacerte daño, y eso es exactamente lo que muchos de nosotros hacemos a menudo con las emociones negativas que sentimos: las reprimimos hasta que comenzamos a olvidarlas. Si bien puede parecer una dicha no tener todos estos sentimientos indeseables, esta paz interior es solo de corta duración.

Si estamos a punto de desmoronarnos debido a demasiado estrés, parece que mentirnos a él en lugar de luchas con todas nuestras fuerzas para mantenernos fuertes es una opción mucho mejor. Mantener esta fachada durante demasiado tiempo solo acumulará las emociones negativas en el interior, y muy pronto, las encontrarás explotando de una manera desagradable.

Si bien muchos hacen grandes esfuerzos en busca de la felicidad, no es una vida bien vivida si solo estamos fingiendo ser felices TODO el tiempo. También es saludable dejarnos sentir tristeza de cuando en cuando. Así que la próxima vez que te encuentres con ganas de llorar, simplemente hazlo.

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan Filipinas

También te puede gustar:
Dormir son ropa interior podría ser la solución para combatir el insomnio y mejorar tus hábitos de sueño
Incluye una de estas infusiones en tu desayuno y prevén el envejecimiento prematuro…
La menstruación sigue siendo un tema lleno de tabús, aunque ya hay otras maneras de vivirla plenamente
Miley Cyrus levantó su primer Grammy hace unos días y sus tonificados brazos nos dejaron sin aliento