Corre un maratón con una carriola y rompe un récord mundial

corre-un-maratón-con-una-carriola-foto-cortesía.jpg

Una mamá corre un maratón con una carriola triple con un peso de 85 kilos, además lo hace en 3:11. Cynthia Arnold de Montana mantuvo un ritmo Sub-7:20 durante 42,196 metros con sus hijos de uno, seis y cuatro años respectivamente. Cynthia Arnold de 35 años, terminó el Maratón Missoula en 3:11 mientras empujaba a sus tres hijos en una carriola, rompiendo el Record Guinness Mundial de manera extraoficial por la carrera de maratón más rápida mientras empujaba una carriola de 3 personas, con un peso de 85 kilos. Arnold también mantiene el récord Guinness por el medio maratón más rápido empujando una carriola triple, el cual estableció el año pasado en Missoula. Relacionado: “Hilary Duff comparte sus ideas sobre la lactancia” Cynthia Arnold probablemente puede ser más rápida que muchas de nosotras y puede hacerlo mientras corre un maratón con una carriola para tres pequeñas personas. Esta no fue la primera vez que vemos a la madre de 3 hijos de 35 años empujándolos hasta la línea de la meta. El año pasado, rompió el Récord Guiness por el medio maratón más rápido mientras empujaba una carriola de 3 personas en Missoula, Montana. Este año, regresó al evento pata ir por una meta más larga: establecer el Récord Guinness por el maratón más rápido mientras empujaba a tres niños en el Maratón Missoula.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Missoula Marathon (@missoulamarathon) el

CORRE UN MARATÓN CON UNA CARRIOLA PARA ROMPER UN RÉCORD

Para romper el récord anterior de maratón con carriola con tres personas, Arnold tuvo que terminar los 42K en 4:06. Pero terminó lanzando ese tiempo fuera de la cancha, manteniendo un ritmo de menos de 7:20 por kilómetro y medio, cruzando la línea en 3:11, a pesar del hecho de que sus tres hijos son un año más grandes y significativamente más pesados que la última vez que fue por su récord. Sus tres hijos suman un peso aproximado de 58 kilos, además tomando en cuenta el peso de la carriola nos da una suma de aproximadamente 85 kilos. Arnold comenzó a entrenar para el maratón el invierno pasado, iniciando los preparativos con un maratón en Febrero y una serie de carreras de 40 kilómetros. La mayoría de estas carreras fueron sola, pero ella llevó la carriola con sus tres hijos ocasionalmente. Relacionado: “La sorprendente historia de un embarazo múltiple” Después de correr un medio maratón el año pasado, ella también era una cara familiar para los espectadores. “La multitud fue increíblemente solidaria”, dijo. “Me conmovió la cantidad de personas que me animaban y sabían cuál era mi objetivo el día de la carrera. Una mujer gritó: “He estado leyendo sobre ti todo el año. ¡Vamos mamá!” Pero a pesar del ambiente de apoyo, la carrera no fue una experiencia libre de estrés. Minutos antes de que se disparara la pistola, la cámara de video de Arnold que se encontraba conectada en la carriola se cayó, para clasificar para un Récord Guinness, el intento debe ser grabado en su totalidad. Después de algunas maniobras y mucha cinta, logró volver a colocar la cámara y mantenerla segura durante toda la carrera. “Correr sola en una carrera es tan simple ahora”, dijo Arnold. “Es interesante para mí como ha cambiado mi perspectiva a medida que he crecido como madre. Solía estresarme mucho por las carreras, y ahora es en lo último en lo que estoy pensando”. Ahora que ha alcanzado sus objetivos (pendiente el reconocimiento oficial de Guinness), Arnold planea correr un maratón por su cuenta este otoño, pero todavía está lejos de dejar de correr detrás de su carriola.

Este artículo apareció primero en Runner’s World
También te puede gustar:
Dormir son ropa interior podría ser la solución para combatir el insomnio y mejorar tus hábitos de sueño
Incluye una de estas infusiones en tu desayuno y prevén el envejecimiento prematuro…
La menstruación sigue siendo un tema lleno de tabús, aunque ya hay otras maneras de vivirla plenamente
Miley Cyrus levantó su primer Grammy hace unos días y sus tonificados brazos nos dejaron sin aliento