Tipos de yoga para volverte adicta

Tipos de yoga para volverte adicta

Hay muchos estilos de esta disciplina, ¡descubre cuál es el ideal para ti!

Se cree que sólo se trata de ejercicio físico, y aunque en parte lo es, el yoga significa “unión” y, por lo tanto, busca conectar el cuerpo y la mente; es decir, hacerte contactar con tu “yo” interno. Como todas las prácticas del yoga son diferentes, para saber cuál es el tipo ideal para ti, la experta nos ayuda a definir algunas técnicas:

Tienes mucha energía: te gusta el ejercicio físico, los retos y el esfuerzo.
Entonces... Prueba la primera serie de ashtanga vinyasa. Mariona Busquets, profesora de yoga, dice que es una meditación en movimiento que consiste en hacer posturas (asanas) dinámicas en secuencias fluidas al ritmo de la respiración. La clase dura alrededor de hora y media, siempre se realizan los mismos ejercicios y es energética. Si quieres algo aún más intenso, prueba con Bikram: 26 posturas en una sala cerrada con una temperatura de 40-42°C.

Eliges variedad: te aburres con facilidad y prefieres hacer cosas diferentes.
¿Cuál te conviene? Del ashtanga vinyasa ha nacido el yoga dinámico, vinyasa o flow, técnicas fluidas que combinan varias posturas sin llevar una secuencia estricta. La experta asegura que es normal que los centros de yoga ofrezcan clases de prueba gratuitas, experimentar con hatha vinyasa, jivamukti, dharma o anusara te dará una buena idea de lo que más te gusta.

Te gusta la perfección: sueles concentrarte en que todo esté bien hecho.
Busca clases de Iyengar donde se trabaja con la alineación y precisión. Los ejercicios se mantienen por más tiempo y se usan accesorios como sillas, bloques y cinturones. De acuerdo con Busquets, es ideal para todas las personas sin importar su condición física o edad. A partir de este estilo surgió el yoga restaurativo, recomendado para aliviar dolores físicos. ¿Tienes buena resistencia? Experimenta yin yoga, un estilo lento que mantiene las posturas por largos periodos.

Eres espiritual: amas las tradiciones, lo místico y prefieres la tranquilidad.
¿Cuál es para ti? El yoga tiene una amplia gama de ejercicios de respiración, meditaciones y posturas suaves. Por ejemplo, kundalini involucra mantras (sonidos que influyen en el espíritu), respiraciones y trabaja a nivel energético. ¿Otra opción? El estilo sivananda propone el yoga como un estilo de vida y se basa en cantos, meditaciones y respiraciones.

Buscas innovar: siempre estás a la moda y te llama la atención lo extremo.
Prueba con acroyoga, que combina posturas del yoga con acrobacias que se practican en equipo. Antigravity es otra buena opción, pues se realizan las asanas en una especie de hamaca que cuelga desde el techo.

Los beneficios
Todo requiere su tiempo, pero si eres constante, empezarás a notar que mejorará tu postura, ganarás flexibilidad y equilibrio (física y mentalmente) y tus músculos y huesos se fortalecerán; además, perderás esos kilos que te sobran, tendrás más fuerza de voluntad, aumentará tu autoestima y reducirás la tensión y la ansiedad.

También te puede gustar:
Todo tiene una explicación desde la psicología del color…
Esta es la razón por la que sentiste malestar ayer después del eclipse
Como especialista en bienestar, quiero compartir contigo el poder transformador de los micronutrientes para realzar tu belleza desde adentro hacia afuera.
El doctor Edgar Cousiño nos comparte lo que debes tomas en cuenta antes de someterte a una cirugía estética