Brochetitas de pollo agridulce

Consiéntete con esta delicia. Prepara esta delicia de la cocina china en tu propia parrilla, nosotras te compartimos la receta

  • 450 g de pechuga de pollo deshuesada y sin piel, en cubitos
  • 2 calabacitas medianas, en trozos grandes
  • 2 tazas de trozos grandes de piña, drenados
  • 1 cda. de miel de maple
  • 2 cebollas rojas medianas, cortadas en trozos grandes
  • 2 pimientos rojos, en trozos grandes
  • 8 banderillas de madera; remójalas en agua fría por 20 minutos
  • 3 cdas. de salsa catsup
  • ½ cda. de salsa de soya
  • 1 cda. de vinagre (de vino
  • de arroz o cidra)
  • 1 cdita. de salsa picante tipo sriracha (tailandesa)
  • Cilantro recién picado (opcional)

Cómo prepararlas

1/ Precalienta una parrilla o sartén a fuego medio. Ensarta el pollo, los vegetales y la fruta en las banderillas, alternando pollo, calabacita, piña, cebolla y pimiento rojo. Sazona con sal y pimienta.

2/ En un tazón, mezcla la miel de maple, la salsa catsup, la salsa de soya, el vinagre y la salsa sriracha. Separa la mitad; con una brocha, aplica el resto a los ingredientes que conforman la brocheta.

3/ Calienta en la parrilla hasta que todo esté medianamente carbonizado y el pollo se encuentre cocido; requiere de unos cuatro minutos por cada lado. Luego utiliza una brocha limpia para cubrir con la salsa restante. Si lo deseas, remata con el cilantro.

Rinde cuatro porciones.

Por porción- 325 calorías, 5 g de grasa, 30 g de carbohidratos, 415 mg de sodio, 4 g de fibra, 29 g de proteína.

También te puede gustar:
Además de la comodidad, no llevar brasier tiene múltiples beneficios a la salud femenina
¿Por qué ver (inserta el nombre de tu serie o película favorita) una y otra vez podría catalogarme como una persona ansiosa? Esto es lo que explican los expertos...
La ciencia revela los motivos por los que nos encantan los besos
Las cifras son alarmantes: según el INEGI, en el país 9 millones de personas carecen de acceso al agua. Si quieres hacer más o empezar a ahorrar agua y no sabes por dónde empezar, a continuación te damos algunas alternativas sustentables. ¡Pasa la voz!