“En donde estemos siempre vale la pena hacer una diferencia”: Alicia Mackissack de Martínez nos cuenta sobre su labor social

alicia-mackissack-entrevista.jpg

¿Cómo no sentirnos honradas? Cosmo tuvo la suerte de sentarse a platicar con Alicia Mackissack de Martínez, mujer, profesionista, role model y presidenta de la fundación Quiera (que además este mes está cumpliendo 25 años de estar ayudando a niños en situación de riesgo) y nos contó todos los secretos detrás de su girl power.

¿Lista para sentirte inspirada? Te contamos un poco de esta guapa.

AM: Estudié comunicación en la Universidad Iberoamericana de donde me gradué en 1983. Estudié fotografía fija y escritura creativa en Washington becada por el CONACYT. Después hice un posgrado en desarrollo organizacional, otro en desarrollo humano y toda mi orientación académica estuvo orientada a eso dentro de organizaciones.

“Trabajé desde que estaba en preparatoria, toda la universidad, trabajé en Washington y cuando terminé la carrera entré a Banco Nacional de México”.

Terminé como directora de comunicación organizacional, trabajé ahí casi 16 años. Fue una etapa padrísima. Fue una oportunidad valiosísima.

HRC0798.jpg

Foto: Cortesía

¿Tienes hijos?

AM: No tengo hijos, yo me casé siendo soltera con Marcos Martínez que ya tenía dos hijos. Yo elegí por una decisión pensada y reflexionada quedarme con el paquete. Yo quería empezar con lo que ya estaba y adopté a los niños como los míos.

¿Cómo llegaste a fundación Quiera?

AM: Cuando salí de trabajar de Banamex, se nos encargó como departamento hacer toda la plataforma de sustento de Fundación Quiera en 1992. Esta idea surgió de mujeres casadas con banqueros. Queríamos generar una veta de responsabilidad social dentro del gremio bancario. Lo que queríamos era enfocarnos a la niñez y a la niñez mexicana más desprotegida. Surgió como idea apoyar a niños en situación de calle y se metió el proyecto a la Asociación de Bancos de México. Lo más importante para mi fue el haber participado en el comité de dirección. Hacemos convocatorias, visitamos organizaciones, certificamos organizaciones, las evaluamos, chocamos que los recursos se vayan a usar de manera transparente y efectiva.

“Queremos darle a la infancia vulnerable de nuestro país la oportunidad de hacer de sus vidas algo diferente. Queremos darles una igualdad de oportunidades para que puedan transformar sus vidas y transformar sus historias”.

Después de tantas experiencias y aventuras profesionales y personales, ¿cuál es la lección más importante que has aprendido?

AM: ¡Qué pregunta tan complicada!

“La lección más grande es siempre dar lo mejor que tienes en el momento en el que te encuentras con las oportunidades que te tiene la vida”.

Siempre dar lo mejor. Siempre aprender de la experiencia. Y siempre aprender para ser mejor… mejor mujer, mejor esposa, mejor trabajadora, mejor miembro de tu familia.

¿Cuál sería un sueño no logrado para Alicia?

AM: Te estaría hablando más a largo plazo porque al final del día hay que tener muy presente que no siempre podemos ser “Wonder Woman”. El sueño más grande es ser feliz siendo quién tú eres. La vida es un proceso de aprendizaje, siempre compartiendo con tu comunidad. Me siento satisfecha con lo que he logrado hasta ahora, tengo mil sueños más y espero todavía tener tiempo para cumplirlos.

HRC0767.jpg

Foto: Cortesía

¿Qué te inspiró a hacer labor social?

Siempre es algo que me ha inspirado. Creo que es algo que te inculcan en tu familia. Vengo de una familia que siempre se preocupó por los demás y que hizo cosas por los demás en diferentes ámbitos. Desde que estaba en secundaria teníamos un grupo de chavos que alfabetizábamos adultos. Eso permeó a través de la vida. Apoyar a la comunidad es hacerte cargo de algo en lo que tú eres un actor importante: participas, haces algo por tu país, haces algo por gente que tiene nombre y apellido y es algo que se queda contigo toda la vida.

*El consejo de Alicia Mackissack para cumplir tus sueños y metas*

Todo se puede, todo es posible, no le tengan miedo a nada. Viven en un mundo de infinitas posibilidades.

“Realmente vale la pena seguir sus sueños”.

Nada está de una manera fortuita y todo en la vida es crecimiento. Somos agentes de cambio. Tomar la punta de hilo de un sueño y llevarlo hasta sus últimas consecuencias siempre te va a llevar a un aprendizaje y a una satisfacción inaudita. Somos mujeres del mundo. No nos tenemos que confinar a un tiempo y espacio. En donde estemos vale la pena hacer una diferencia.

También te puede gustar:
Te decimos qué famosos forman parte de la comunidad intersexual y te explicamos más a fondo en qué consiste
Claudia Goldin ganó el Premio Nobel de Economía 2023 por sus estudios sobre la brecha salarial de género
¿Cómo disfrazarte este Halloween? Estas opciones son perfectas para las mujeres poderosas
La carrera de la leyenda estadounidense sobre el campo de juego ha llegado a su fin, pero se consagra como un ícono femenino de la lucha por la igualdad en el deporte