Jessica Biel y Justin Timberlake no quieren que su hijo viva en Los Ángeles

Jessica Biel y Justin Timberlake no quieren que su hijo viva en Los Ángeles

La pareja se mudará a una lujosa casa en Montana para iniciar una nueva vida como padres de familia

El cantante Justin Timberlake y la actriz Jessica Biel -quienes le darán la bienvenida a su primer hijo a finales de mayo o principios de abril-, ya decidieron mudarse a la lujosa vivienda que poseen en el resort Yellowstone Club de Montana tras el nacimiento de su bebé para ajustarse a su nuevo papel de padres alejados de la prensa.

“Quieren traer el bebé a Montana. Jessica quiere que experimente lo más posible la vida de montaña”, declaró una fuente cercana a la intérprete a US Weekly.

Se dice que Jessica ya preparó la habitación de su bebé con la ayuda de un decorador de interiores para darle un aspecto lo más “hogareño posible” antes de volar a Nueva Orleans para sumergirse en el rodaje de su próxima película.

Tanto Justin como ella, decidieron hace tiempo que tendrán a sus hijos en la meca del cine ya que ambos prefieren la sensación de comunidad que se disfruta en las ciudades más pequeñas.

“Justin y Jessica quieren que sus hijos tengan un hogar y una base familiar estable, y definitivamente no quieren que crezcan en Los Ángeles. Justin está acostumbrado a vivir en pueblos pequeños y dice que tuvo una infancia genial justo por eso. Jessica no puede soportar la actitud odiosa de los críos de Hollywood. Quiere que sus hijos tengan buenos valores y que disfruten de un sentimiento de comunidad”, aseguró una fuente a OK!
También te puede gustar:
Con 16 años de edad, el hijo de Cillian Murphy ha seguido los pasos de su padre y próximamente protagonizará una película con Jenna Ortega
Las imágenes de Anya Taylor-Joy en el estreno de ‘Dune 2' en Nueva York causaron indignación entre los internautas
La organización ecologista se pronunció indignada por un show que el reggaetonero dio en Utah
Tres días antes de casarse en el 2003, Ben Affleck y Jennifer Lope decidieron tomar caminos separados