¿Cómo escapar de la codependencia sexual?

¿Cómo escapar de la codependencia sexual?

La psicoterapeuta Ariadna Pulido (@aripulidog) aborda las características de la codependencia sexual y los consejos clave para escapar de ella.

Muchos de mis pacientes, mujeres y hombres, se sienten atrapados en relaciones marcadas por los celos, el abuso y la transgresión de límites, a las cuales regresan una y otra vez porque existe una fuerte codependencia sexual. En las dinámicas tóxicas, el sexo fácilmente puede convertirse en un pretexto que no nos deja soltar a una pareja que nos hace daño, alimentando y promoviendo el círculo vicioso de los truenes y las reconciliaciones. Si sospechas que el sexo es el factor principal que no te deja salir de allí, primero necesitas entender cómo funciona el mecanismo de la codependencia sexual, para que puedas ponerle un alto.

¿Cuáles son las características de la codependencia sexual?

Como en todos los tipos de codependencia, la de carácter sexual implica que dos individuos se están habilitando mutuamente el rol de víctima y victimario; de escapista y perseguidor, o del indefenso y el salvador, según sea el caso. Es decir, sacan lo peor el uno del otro y mantienen abiertas las heridas de infancia mediante la repetición del trauma.

También lee: ¿Cómo saber si mi relación está madurando o se está estancando?

La sexualidad saludable tiene mucho espacio para la exploración y las fantasías de todo tipo, pero en el caso de la codependencia sexual, la intimidad se convierte en un campo de batalla donde cada quien “actúa” sus traumas y fetiches de forma complementaria y destructiva.

¿Cómo escapar de la codependencia sexual?

Getty Images

En este caso, la intensidad y el nivel de transgresión de los encuentros funcionan casi como una droga altamente adictiva para ambos, pero que a la larga destruye la confianza y el respeto mutuos, dañando, de paso, la autoestima a nivel individual.

¿Cómo frenar la codependencia sexual?

El primer paso es aceptar que la dinámica sexual, por muy intensa y pasional que sea en el momento, no es un reflejo del “amor verdadero” que se tienen, ni mucho menos de que en el fondo son el uno para el otro o están predestinados a estar juntos. Todas esas emociones desproporcionadas no son más que una válvula de escape para todo el estrés, la frustración y la incertidumbre que rodea los demás aspectos de la relación. La intimidad no puede ser genuina ni constructiva entre dos personas que se han perdido la confianza y/o el respeto más elemental.

Te interesa: 5 formas en que la codependencia arruina tu vida

Puede ser muy tentador seguir cayendo en la trampa de la codependencia sexual, porque esos encuentros proporcionan cierto alivio momentáneo y una ilusión de que las cosas pueden arreglarse, o de que la relación puede seguir indefinidamente, sin que se tengan que hacer cambios profundos. Como cualquier otro mecanismo de defensa, esto acaba siendo todavía más contraproducente a la larga, y en ocasiones puede terminar en situaciones graves de violencia.

Algunos consejos puntuales para romper este círculo vicioso son:

1.- Identifica la rutina de reconciliación y no la dejes progresar. Al menos no de manera sexual. Si has peleado con tu pareja y quieren arreglar las cosas, tienen que salir de su zona de confort y comunicarse de formas más asertivas. Expresen lo que sienten y no caigan de nuevo en el mismo patrón catártico que realmente no soluciona nada. 2.- Analiza qué más comparten, además del sexo. Cuando dejamos al sexo fuera de la ecuación, comenzamos a ver con objetividad qué otros valores, metas y afinidades compartimos, o no, con la pareja. En ocasiones, nos damos cuenta de que sí hay cosas valiosas más allá de la pasión mutua, y en estos casos puede funcionar un proceso de terapia de pareja. Sin embargo, también debes prepararte para la posibilidad de que no haya nada más que rescatar.

¿Cómo escapar de la codependencia sexual?

Getty Images

3.- Recupera tu identidad. Uno de los más grandes peligros de la codependencia sexual es que nos enfrenta a una de nuestras peores versiones y, mediante la culpa y la vergüenza, nos convence de que eso es lo único que somos, y de que nadie más va a amarnos al vernos así de imperfectos. La realidad es que todos los seres humanos somos inmensamente complejos, tenemos luz y sombra y somos mucho más que nuestras debilidades, nuestras heridas o nuestras malas decisiones. Si comienzas a dudar de ti, de lo que vales y del tipo de relación que mereces, no lo dudes, asiste con un terapeuta cualificado. Estamos para ayudarte. Ariadna Pulido es psicoterapeuta individual y de pareja. Escribió el libro ‘Lo que nos preguntamos las mujeres: 60 respuestas de amor, sexo y placer’, publicado por Editorial Diana. Contacto: ariadna@ariadnapulido.com.

Sigue leyendo

7 señales de que no estás lista para tener una nueva relación ¿Qué hacer si vives con una pareja que padece depresión? 5 cosas que debes tomar en cuenta si decides no ser madre Resiliencia: cómo superar una crisis después de una tragedia ¿Cómo combatir la inseguridad sexual que causa el sobrepeso?

También te puede gustar:
En términos sexuales, hay cuatro signos zodiacales que deben evitar tener intimidad durante la Luna de Ciervo, te explicamos la razón...
De acuerdo a diversos estudios, los humanos podrían haber tenido espinas en el pene antes de su evolución
La natalidad aumentaba en las zonas de los Estados Unidos en las que sonaba la música de este cantante
No podrás creer cuáles son las causas más comunes de divorcio en México los últimos años