3 Secuencias de posiciones sexuales en las que mandarás tú

por-7.jpg
Si no le das mucha importancia a las posturas que tomas durante tus contactos eróticos, es porque no has descubierto la tonelada de beneficios y propósitos placenteros que cada posición ofrece. No son mero capricho y cosa de buscarle variedad, cada una te permite estimular de manera distinta cada zona dentro de tu vagina, ampliar la profundidad o generar libertad para dejar fluir la información orgásmica. Porque las paredes de tu ‘amiga’ tiene distinta sensibilidad y cada una tenemos nuestras favoritas. Tú las descubrirás cuanto más viajes de postura en postura. Y lo mejor: tú al mando para que explores sus mares de posibilidades. Te daremos tres secuencias que puedes seguir o aplicar, por separado. Chécalas y ponte a practicar. ¡Orgasmos a ti!

SECUENCIA 1

  • COMIENZA CON LA ‘T’

Ya te dejaste inundar por besos y caricias, adiós ropa y ahora sí, recuéstalo lateralmente y coloca tu cuerpo de manera perpendicular. Acerca tu pelvis a la suya y hagan una T, peeero... todavía no comiencen con la penetración. ¡Exploremos el clittage!

GRAN HIT El clittage. En esa postura toma suavemente su pene, masajea un poco y acerca su glande hacia la entrada de tu vagina, pero no penetres. Sube y acaricia con su miembro tus labios menores y (ooobvio) clítoris. Quédate ahí un ratito haciendo círculos y masajéandote (y de paso masajéandolo). Si logras acercarte o llegar al orgasmo por los estímulos directos a Mr. Clit, qué mejor. Una vez que te encuentres a mil, desliza a su ‘amigo’ y que comience la penetración.
  • EL ARCOÍRIS

Puedes pasar directamente a éste des- de la T. Sólo le pides que se recueste y deslizas tu cuerpo hasta quedar sobre él, dándole la espalda. Despacio, echa tu peso hacia adelante y dirige el pene para que te permitas ser penetrada. Cuida mucho la lubricación y de preferencia utiliza un poco de lubricante con base de agua, para que te deslices a la perfección.

GRAN HIT Arquea tu cuerpo hacia él, de ese modo direcciona su miembro hacia la pared anterior de tu vagina, la parte de adelante donde está tu Zona G, la cual está muy cerca de tu clítoris interno. Además, emulas lo que haces cuando llegas al orgasmo. Plus: estás en el punto perfecto para que él estimule tus órganos externos y acaricie tus nalgas, sólo tiene que elevar el torso hacia ti.

SECUENCIA 2

  • SEXO ORAL CON ‘LA ESTOLA’

Ésta es una superidea si te encanta recibir sexo oral. Ya basta de recostarse y colocarte como si estuvieras en el ginecólogo. Ve por más y toma el mando. Pídele que se recueste y pasa una pierna para montarte sobre su abdomen. No quieras entrar directo a la posición porque puedes caerle sobre el cuello. Ve acercando tu pubis a su boca sosteniéndote de la cabecera o de tus manos sobre sus muslos.

p7.jpg

GRAN HIT Tú puedes direccionar las caricias ladeando tu cadera para que su lengua y labios den en los sitios precisos y de más placer.

  • EL ELEVADOR

Para transitar de la anterior a ésta, él sólo tiene que desengancharse y elevar las rodillas para recargarlas en su pecho. Tú te pones de pie, y te tomas de sus brazos, para irte sentando poco a poco en sus muslos y nalgas. Puedes tomar su pene para direccionarlo y penetrar, o jugar a ‘atinarle’. Asegúrate de estar bien lubricada, ya sea natural o artificialmente. El peso de tu espalda queda en las plantas de sus pies, así que el ritmo lo llevará tu peso.

p8.jpg

GRAN HIT La libertad con el objetivo de mover tu pelvis en todas las direcciones y permitirte explorar todo el potencial sensitivo de tu vagina.

  • EL ENCHUFE

Después de ese magnífico sexo oral todopoderoso, descuélgate y recuéstate junto a él de manera lateral, llevando tu cabeza hacia el lado de sus pies. Estando de lado, acerca tu pelvis y pasa una pierna encima de su cadera, con el fin de poder masajear tu pubis con el suyo. Cuando te sientas lista, toma su pene y dale entrada a tu vagina.

GRAN HIT La idea es crear un vaivén. Al estar en la posición de poder, llevarás el ritmo y, claro, la profundidad. Su miembro estará ligeramente cargado más hacia una de las paredes vaginales laterales. Explora la sensación.
  • ABRAZO DE VENUS

Ahora sólo gira y ponte de frente a él, que puede hincarse o acuclillarse. Nuevamente móntate y sostén tu peso en tus metatarsos. Desde ahí lleva el ritmo con el fin de subir y bajar tu cadera.

p10.jpg

GRAN HIT Aquí sí puedes olvidarte de columpiar o el movimiento pendular de tu pelvis. Vale la pena tratar de subir y bajar (sin brincotear, que te cansas el doble y de nada sirve), pero en cámara lenta, poco a poco, que puedas ir sintiendo cómo su pene se desliza de manera suave, y deja caer en un solo tiempo tu cadera. De nuevo sal, de modo pausado y ¡siente el poder!

SECUENCIA 3

  • 69 PARA ARRANCAR

También para comenzar con caricias linguales y besos en zonas estratégicas. Nada como llevar el mando por medio de esta clásica postura de mutuo disfrute. Tú (obviamente) vas encima, al mando.

GRAN HIT Direcciona tu cadera para que recibas justo el tipo de estímulos que de- seas para empezar, es un gran momento para llegar al orgasmo y preparar perfectamente a tu amada Venus para la fiesta que está por llevarla a la locura.
  • LA MUSA

En el borde de la cama móntate sobre él y deja caer con cuidado tu cabeza hacia atrás (él debe sostenerte bien o habrá un gran descalabro, literal). Domina el ritmo de la penetración al columpiar tu peso; tus pies van a ser el punto de soporte para ello. Empuja y columpia.

GRAN HIT Si quieres echar bien tu peso hacia atrás, la sensación de estar ‘de cabeza’ le pone un toque espectacular. Pruébalo. No olvides pedirle a él que te sostenga bien de las muñecas y engánchate con las piernas en su tronco.
  • EL TRONO

Necesitas un sofá cuyo respaldo a él le permita tener la pelvis por encima. Tú te sientas justo en ese respaldo y tus pies sobre el asiento. Es divertido, audaz y tienes todo el power del movimiento porque está muy cómoda.

p4-2.jpg

GRAN HIT Es momento de bailar muy a la Shakira, trata de hacer ochos, mover tu cadera como péndula y hacer twerking. Esta postura te permite ir checando de manera minuciosa tus zonas vaginales favoritas. ¡Que vivan las posiciones!
  • LA SILLA ENCANTADA

Siéntalo en una silla que te permita colocar los muslos a cada lado, de preferencia una con brazos para que éstos eleven aún más tu pelvis.

GRAN HIT Echa tu trasero hacia atrás sin mover tu tronco, algo así como un twerking, para que su pene, en especial el glande, dé todo su estímulo a tu zona G. Pega bien tu pelvis para que tu clítoris perciba el roce.

TE RECOMENDAMOS:

10 tips de sexo oral para morir de placer con tu pareja
La realidad del sexo con el ex
Sexo en la ducha…que no te llevará a la sala de urgencias.

Por Elsy Reyes

También te puede gustar:
No pierdas la oportunidad de hacerte de unos buenos glúteos con estas posiciones sexuales
Además de ser el fin inminente de la relación, una infidelidad deja secuelas psicológicas y emocionales
Una usuaria de Quora hizo esta pregunta y algunos hombres la respondieron a través de la plataforama, explicando la razon por la que agregan a mujeres desconocidas en redes sociales a pesar de tener pareja.
Puedes prestar atención a los temas de conversación que saca un hombre después de tener sexo, pues esos podrían revelar que realmente está enamorado de ti.