¿Por qué el tiempo pasa más rápido cuando te haces mayor?

por-qué-el-tiempo-pasa-más-rápido-cuando-te-haces-mayor

No, no eres la única que lo ha notado o sentido así. ¿Por qué el tiempo pasa más rápido cuando te haces mayor?

Si parece que todo lo que hiciste fue parpadear en Navidad y bam, aquí estamos en agosto, probablemente estarás pensando por qué el tiempo parece pasar a la velocidad del rayo a medida que envejeces.

Las vacaciones solían ser mucho más largas cuando estabas en la escuela, pero puedes apostar tu último dólar a que si te dieran seis semanas libres ahora, pasarían en un instante.

Pero resulta que no solo te lo estás imaginando. Hay algunas teorías científicas reales sobre por qué percibimos que el tiempo pasa mucho más rápido a medida que envejecemos, y el Dr. Christian Kit Yates, profesor de biología matemática en la Universidad de Bath, escribió todo sobre ellas en un artículo.

La razón biológica

“La teoría dice que a medida que envejecemos, más nos familiarizamos con nuestro entorno. No nos damos cuenta de los entornos detallados de nuestros hogares y lugares de trabajo”, explicó el Dr. Yates.

Porque, para los niños, el mundo aún es nuevo y generalmente desconocido, usan más poder mental para consumir lo que les rodea. “La teoría sugiere que esto parece hacer que el tiempo transcurra más lentamente para los niños que para los adultos atrapados en una rutina”, escribió el profesor.

Esta teoría también está respaldada por la biología. Se cree que cuando más una persona es estimulada por su entorno (es decir, no está familiarizada con su rutina diaria a medida que nos convertimos en adultos), liberan dopamina, la hormona feliz. Cuando llegamos a los 20 años, los niveles de dopamina comienzan a disminuir y continúan haciéndolo a medida que envejecemos, lo que también contribuye a que el tiempo se perciba como un movimiento más rápido.

La razón matemática

Hay otra teoría que podría explicar por qué el tiempo parece acelerarse a medida que envejecemos, y se trata de porcentajes. “La idea es que percibamos un período de tiempo como la proporción de tiempo que ya hemos vivido”, explicó el Dr. Yates.

Luego pasó a usar el ejemplo de un niño pequeño. “Para un niño de dos años, un año es la mitad de su vida, por lo que parece que un período de tiempo tan extraordinario esperar entre cumpleaños y cumpleaños cuando eres joven”.

“Para un niño de diez años, un año es solo el 10% de su vida, lo que hace la espera un poco más tolerable”, continuó el experto. “Para un joven de 20 años es solo el 5%”.

“Para que un joven de 20 años experimente el mismo aumento proporcional de edad de un niño de dos años entre los cumpleaños, tendrían que esperar hasta cumplir los 30. Dado este punto de vista, no es sorprendente que el tiempo parezca acelerarse a medida que envejecemos”, resumió.

El Dr. Yates utilizó esta noción para terminar en un punto filosófico. “El período de cinco años que experimentaste entre las edades de cinco y diez podría sentirse tan largo como el período entre las edades de 4o y 80”, escribió.

Y cuando lo piensas así, te das cuenta de lo corta que puede ser la vida. Así que a aprovecharla al máximo.

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan Medio Oriente

También te puede gustar:
No se trata de un acto infantil, es una herramienta de autocuidado y respeto
El Omega 3 es uno de los suplementos alimenticios más nobles y con mejores resultados
Este padecimiento es más común de lo crees y puede tener fuertes repercusiones en la salud
Escribir el guion de tu vida es una forma alternativa de visualizar lo que deseas. Así se hace.