Cuidados emocionales necesarios después del Cáncer de mama

sydney-sims-5_n3X6EfRNc-unsplash-e1569872713181.jpg

Probablemente sea hasta ahora que por fin te dieron la noticia de que venciste el cáncer y ya terminaron todos tus tratamientos cuando comiences a reaccionar sobre todo lo que viviste y no está mal, pero ten siempre presente que así como los cuidados de la salud, también debes tener cuidados emocionales para enfrentar esta nueva etapa de la mejor manera posible.

ATIENDE TUS SENTIMIENTOS

Después de haberte enfrentado a tratamientos contra el cáncer de mama es muy común tener sentimientos encontrados, y generalmente son sentimientos que se guardan desde que se recibe la noticia. Sin embargo, estos se vuelven aún más intensos en esta etapa puesto que ya se tiene el tiempo suficiente para procesar todo lo que pasaste. Al igual que tu, los familiares que te acompañaron en el proceso podrían sentirse extraños, por eso es importante tener en cuenta los cuidados emocionales necesarios. Ambos sienten una gran alegría por haber terminado el tratamiento, pero también es muy común que se tenga una sensación de ansiedad por ambas parte por ya no estar haciendo nada por combatir la enfermedad y aunque si bien esto último es una buena noticia no es tan fácil de procesarla. Te puede interesar: EL ALIMENTO QUE ELIMINA LAS CÉLULAS DEL CÁNCER DE ESTÓMAGO Emociones - unsplash

COMO PACIENTE...

Probablemente aún te encuentres en cierto estado de debilidad y temor. Esto a su vez causará miedo e incertidumbre en tus familiares y es completamente normal pues después de tanto tiempo visitando el hospital, recibiendo atención, enfrentándote a reacciones adversas del tratamiento por fin estas libre y sana. Esto puede generarte una sensación de temor pues ya no estarás tan cerca de tu equipo médico como antes, además, probablemente sientas la presión de regresar a ser la de antes, ir a trabajar o hacerte cargo del hogar, regresar a tus actividades de lleno, sin embargo, esto no es así. Terminaste tus tratamientos y ganaste la batalla pero los efectos aún están ahí, sigues débil y debes continuar con tus cuidados emocionales y físicos por lo tanto debes descansar. No tengas miedo de seguir tu vida pero tampoco quieras hacerlo repentinamente, debes tomarte tu tiempo para adaptarte nuevamente porque ahora que el cáncer ya no está, te enfrentarás otra vez a una nueva vida. Sin cáncer pero con algunos cuidados emocionales y físicos Si lo crees necesario y tienes la oportunidad, pide ayuda a un psicólogo, este te ayudará a entender todo lo que te ha pasado y manejar tus sentimientos. Recuerda que lo más importante es que te sientas bien contigo misma.

DEDICARTE TIEMPO ES UNA FORMA DE CUIDARTE EMOCIONALMENTE

Seguramente antes de enfermarte tenías una vida llena de ocupaciones y estrés, siempre estabas de prisa por cumplir con tu rutina diaria y pospusiste miles de cosas las cuáles cuando te enteraste de que tenías cáncer viste truncadas. Sin embargo, estas justo a tiempo para cumplirlas, ahora que debes llevar un estilo de vida más desacelerado y al mismo tiempo debes distraer tu mente es el momento ideal para hacer eso que siempre quisiste y nunca pudiste. Sal con esos amigos que tuviste que apartar durante tu tratamiento, toma esas clases de lo que siempre quisiste aprender, incluso puedes preguntarle a tu doctor sobre algunos ejercicios que puedas realizar y hazlo, mantente activa fisicamente pero siempre con medida. Foto - unsplash

DÉJATE AYUDAR

Sabemos que eres capaz de hacer las cosas por ti misma, sin embargo, un poco de ayuda nunca hace mal a nadie. Probablemente tanto tu como tu familia no quieran causar más molestias, sin embargo, el proceso que vivieron no fue nada sencillo, y es importante que se tomen el tiempo para recuperarse. Probablemente otros integrantes de la familia se ofrezcan a ayudar en algunas tareas de la casa, o tus vecinos quieran hacerte algún favor. Toma la ayuda, crea rutinas nuevas en donde no cargues todo en quienes quieren ayudarte pero tampoco en ti. Reparte el trabajo y notarás que esto te permitirá estar más tranquila y además te ayudará a crear mayor unión. También te puede interesar: SI PASAS TIEMPO CON TU MADRE, VIVE MÁS TIEMPO

EL MEJOR CUIDADO EMOCIONAL ES: HABLAR CON TU FAMILIA

Recuerda que a pesar de ser tu la paciente toda la familia vivió esta etapa contigo, y ahora al igual que para ti, esta nueva etapa después del tratamiento es nueva para ellos. Por eso es que es tan importante la comunicación en esta etapa. No trates de adivinar que es lo que ellos creen y diles que ellos tampoco lo intenten. Recuerda que cada cabeza es un mundo y lo que tu estás sintiendo no es lo mismo que siente tu pareja o tus hijos. Probablemente tú tengas planes para ti y tu familia se encuentre haciendo planes que te incluyan sin que tú te enteres. Familia - unsplash Hablen siempre de lo que quieren y lo que sienten, esto facilitará bastante el proceso de adaptación a esta nueva etapa de la vida de todos ustedes. Esta actitud ante tu enfermedad probablemente sea la mejor de todo el proceso, piensa que todo lo que pasaste valió la pena y lograste vencer al cáncer, aprovecha esta nueva oportunidad al máximo y no des oportunidad a la depresión de entrar en tu vida.

Texto por: Diana Laura Fernández Morán

Síguenos en Instagram

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Women’s Health México (@womenshealthmx) el

También te puede gustar:
Esta medicina es muy peligrosa si se utiliza con el objetivo de bajar de peso, pues se trata de un medicamento que es utilizado por los diabéticos tipo 2 o por personas con obesidad
¿Cómo asegurarte de que estás en el camino correcto hacia un estilo de vida de mejora? Presta atención a los siguientes detalles...
Una nueva variante del ghosting se ha apoderado del lenguaje en redes sociales: orbiting, qué es y cómo superarlo…
¿Tu foto de perfil proyecta lo que deseas que el resto del mundo sepa de ti?