¿Has llorado en el trabajo? ¡Esta nota es para ti!

Portada-27.jpg
En algún momento, casi todos los días, estoy en mi escritorio o en una junta y siento la urgencia de romper en llanto y convertirme en una versión real del meme de Kim Kardashian. Estas lágrimas dentro de la oficina pueden ser detonadas por cualquier cosa (que a mi jefe no le haya gustado mi idea o un correo que envié con errores ortográficos). Si eres culpable de mojar tu teclado por derrumbes emocionales, tranquila, porque no estás sola. Cuarenta por ciento de las chicas admiten haber llorado en el trabajo, de acuerdo con una encuesta de Anne Kreamer, autora de It’s Always Personal: Navigating Emotion in the New York-Place. Esto quiere decir que le sucede a muchísimas personas. Lo que nos hizo preguntarnos: ¿cuál es la mejor manera de lidiar con estos mares de lágrimas? Y también, ¿puedes convertir ese llanto en algo positivo, e incluso empoderador? Pon la caja de pañuelos a un lado y mira todo lo que descubrimos.
¿Por qué lloramos?
“Las lágrimas son como la lucecita amarilla que enciende en el tablero de tu carro. La próxima vez que te sientas al borde del llanto, pon atención”, aconseja Kreamer. “La mayoría de las mujeres que lo hacen en el trabajo no lo realizan porque estén tristes. En realidad, se encuentran enojadas o frustradas”.

Si puedes hacer una pausa en ese momento e identificar la razón, te ayudaría a idear maneras constructivas para recuperarte más rápido y ser más eficiente a tus labores. Así que pregúntate: ¿sientes que te faltaron al respeto?, ¿alguien de tu equipo siempre se lleva el crédito de tu trabajo? Después halla una manera de solucionar el problema, ya sea que debas tener una plática con tu jefe acerca de tus necesidades o confrontar a la persona que roba todas tus ideas. Con suerte, este enfoque tranquilizará cualquier enojo y secará las lágrimas de una vez por todas. Cuándo salir corriendo Aunque llorar es cada vez más aceptable en ciertos campos laborales, la (horrible) verdad es que en muchos trabajos sigue siendo algo prohibido. Así que mientras tus ojos rojos no te avergüencen, afirma Kreamer, las emociones son contagiosas, y para ser vista como una compañera laboral ideal necesitas ser cortés con tus colegas (después de todo, si alguien a tu lado estuviera sollozando de manera constante, seguro también te distraerías). Por lo que una buena regla es: si son unas cuantas lágrimas podrías quedarte en tu lugar, pero si estás cual protagonista de telenovela, busca privacidad lo antes posible, dirígete al baño con los pies arriba para que no reconozcan tus zapatos o al pasillo, o sal a dar una caminata.

Háblalo Los consejos de la vieja escuela dictan que las emociones deben estar vetadas del área laboral, pero una perspectiva más evolucionada sugiere que ser honesta con tus sentimientos demuestra integridad, conciencia y autenticidad, que son cualidades positivas en cualquier escenario. Si tu compañero te ve llorando, no esperes a que diga algo. Aduéñate de tus lágrimas, ya sean personales o profesionales. Si tus razones son íntimas, no hay necesidad de compartir cada detalle, sino una visión general: “Tengo problemas familiares”. De esta manera nadie perderá la cabeza si no respondes a todos tus correos. Lo mismo aplica para tu jefe: pelea contra la urgencia de disculparte, mejor di algo como, “me molestó mucho X, Y, o Z, y te diré por qué”, recomienda la experta. Un líder inteligente e interesado respetará tus sentimientos y te verá como alguien que tiene sus emociones bajo control y quien está en sintonía con sus necesidades. Si todo resulta bien, este momento, el cual inició como incómodo, te unirá, sin duda, más con tus compañeros, y te brindará un estatus de superestrella en la oficina.

TE RECOMENDAMOS:

12 Señales que indican que estás demasiado conectada con tu BFF del trabajo
9 Looks que te convertirán en la más fashionista del trabajo
5 Tips infalibles para triunfar en tu cita de trabajo
TRADUCCIÓN: ITZCÓATL YEDRA HERNÁNDEZ
También te puede gustar:
La Abeja Reina regresó más imponente que nunca y está lista para cobrar venganza…
La baja autoestima viene acompañada de múltiples disfraces que pueden ser confundidos con características de la personalidad
¿Estás cansad@ de trabajar en algo que no te gusta? Este ritual te ayudará a cumplir tus sueños laborales
¿Se te escaparon unas cuantas lágrimas en plena meditación? Te explicamos por qué sucede esto