¿Cómo afecta tu vida sexual el consumo de marihuana?

¿Cómo afecta tu vida sexual el consumo de marihuana?

Con más chicas que nunca fumándola, es momento de analizar cómo su pasatiempo favorito e ilícito impacta en su desempeño en la cama

En varios países se ha legalizado la marihuana, ya sea para uso recreativo o medicinal; el debate sobre si mejora (o arruina) el sexo está más intenso que nunca. ¿La relación puede sobrevivir cuando sólo uno la consume? ¿Mejora el acto o lo hace poco memorable?

Ocho lectoras nos platicaron las malas y las buenas experiencias que han tenido con la marihuana. Aquí te dejamos solamente un pequeño pedazo de estas maravillosas historias:

1. EL PRODUCTIVO: Mi novio y yo fumamos, y es parte de nuestras vidas, asi? como hago yoga y e?l anda en bicicleta…"

2. LA FUMADORA POST-ALCOHOL: ?Mi novio es con la u?nica persona que fumo… en casa, por la noche o los fines de semana…"

3. EL MAL TERCIO: ?Estuve saliendo con un chico que era muy lindo, pero habi?a un problema de adiccio?n…"

4. LA MARAVILLA ME?DICA: ?La depresio?n ha estado presente en mi familia
por generaciones…"

5. LA INFILTRADA: ?Mi novio comprende perfectamente que yo trabaje en una empresa dedicada a la marihuana…"

6. EL BIPOLAR: ?Amo a mi novio, pero cuando esta? drogado se convierte en una persona completamente diferente…"

7. EL DILEMA DE LAS CITAS: ?Parece que siempre busco cierto tipo de hombre…"

8. EL VICIO SUPERADO: ?En una cita es ma?s probable que vaya por unos
drinks en vez de por un porro…"

¿Quieres conocer todos los detalles de estas historias y cuál fue su final? ¡Corre por tu revista de Mayo con Danna Paola en portada en la página 118!

También te puede gustar:
Cada día es más difícil que una pareja consiga realizar su sueño de tener bebés, estos son los motivos…
La ciencia revela cuánto tiempo tardan en activarse las hormonas del amor en el cerebro
Aunque existen muchos motivos por los que las mujeres fingen un orgasmo, el cuerpo no miente
Aunque no lo creas, los hombres también presentan angustia sexual, ¿cómo detectar si tu pareja la padece?