La clave que debes de poner en práctica (¡AHORA!) para encontrar a tu amor verdadero

La clave que debes de poner en práctica (¡AHORA!) para encontrar a tu amor verdadero

?Nunca busqué a un hombre que cumpliera con todas las características que deseaba, pero una vez que me vi como alguien que merece ser quisquillosa, el mundo cambió por completo»

?Estoy harta de los hombres que no saben lo que quieren hacer de sus vidas?, …me dijo mi amiga Catherine cuando esta?bamos por cumplir 30. ?Un chico tiene que gritar a los cuatro vientos que me ama, si no, debe irse de mi vida?. ?Pero toma muchi?simo tiempo lograr que uno te diga co?mo se siente?, le dije.

En ese entonces estaba en una relacio?n de nueve meses, pero au?n no me deci?a que me amaba. Habi?a comentado un par de veces que no crei?a en el matrimonio. Me encontraba cansada de esperar que no llevara la relacio?n al siguiente paso, pero con él que tarde o temprano madurari?a.

?No saldre? con nadie a menos que gane 100 mil do?lares al an?o?, me conto? mi amiga Beth an?os despue?s. ?Eso es absurdo?, dije. Por aquellos di?as vivi?a con un desempleado que amaba la mariguana. Me encontraba bastante cansada de escuchar que mi novio no considerari?a sentar cabeza hasta que su carrera estuviera ma?s estabilizada, no podi?a imaginar terminar con e?l debido a sus ingresos.

Sin embargo, despue?s de que esa relacio?n acabo? (el cuarto de una serie de amores fallidos) podi?a ver que, sin importar lo que hiciera, no funcionaba. En vez de analizar mi criterio de seleccio?n, asumi? que habi?a algo malo conmigo.

Tal vez era muy emocional o teni?a muchas necesidades. Quiza? hablaba demasiado acerca de la relacio?n. De alguna manera, aunque nunca use? un criterio de seleccio?n adema?s de la atraccio?n fi?sica, era yo quien no cumpli?a con todas las caracteri?sticas.

Ver también: 10 Señales que indican que tu crush es un ?total player?

?Haz una lista?, me recomendo? la mejor amiga de mi mama?, Jill, un di?a que se encontraba de visita. Presiono? su dedo en la mesa para enfatizar su punto de vista. ?Escribe las caracteri?sticas que no pueden faltar. Y si un chico no tiene todas, ni siquiera pienses en salir con e?l?.

?¡Como si fuera tan fa?cil!?, pense?. Las citas no son como comprar un coche. No podi?a simplemente pedir todas las cualidades que queri?a y listo. Y ¿quie?n es tan ri?gido e idealista? Despue?s de todo, si me hubiera guiado por una lista, quiza?, nunca hubiera salido con la mitad de mis ex (definitivamente me hubiera alejado del u?ltimo, que rara vez teni?a un trabajo estable y so?lo poni?a su alarma para ver la cobertura del tour de Francia a medianoche).

Cuando lo pude analizar, vi que tal vez Jill teni?a razo?n. Siempre me habi?a sentido orgullosa de mi flexibilidad con los chicos. El amor no tiene edad, y a veces es ciego. Puede tomar la forma de un Mercedes nuevo o un Impala del 72 oxidado con una cajuela que no cierra.

Entonces, ¿por que? estaba tan sorprendida cuando una relacio?n tras otra fallaba en la mitad de la carretera, deja?ndome agitando los brazos mientras alguien llegaba a ayudarme?

De algu?n modo era quisquillosa con todo en mi vida, excepto con los chicos. Me tomaba meses decidirme si queri?a comprar un par de jeans o no. Me llevo? un an?o completo elegir el albergue adecuado de perros. Pero respecto a los chicos, siempre saltaba sin pensar.

Tal vez si? necesitaba ser ma?s anali?tica con mis elecciones de pareja. Ya habi?a invertido mucho tiempo y energi?a en hombres que no teni?an intenciones de casarse y que, adema?s, no estaban a la altura de mis esta?ndares desde el inicio.

Una vez que considere? la situacio?n y use? mi lo?gica, me di cuenta de que tampoco queri?a casarme con ellos. Asi? que cuando regrese? a Los A?ngeles por vez primera en mi vida hice una lista de lo que buscaba en un hombre. Era bastante corta. Queri?a uno que como ma?ximo fuera ocho an?os mayor que yo, que tuviera un empleo fijo y que le entusiasmara su carrera. Y lo ma?s importante: a alguien que entendiera el valor de la comunicacio?n honesta.

Habi?a pasado tantos an?os con chicos que nunca queri?an hablar de sus emociones. Cada vez que sacaba un tema complicado se poni?an nerviosos. He intentado durante tanto tiempo aceptar que a ellos no les gusta hablar tanto de las cosas como a las mujeres.

Buscaba compartir mis pasiones, mis filosofi?as, mis grandes ideas. Sin embargo, siempre terminaba sintie?ndome como una maestra tediosa tratando de transformar a su estudiante ti?mido. Pero eso, sin duda, teni?a que cambiar. No podi?a soportar sentirme de nuevo como si estuviera dando lo mejor de mi? sin que nadie me ofreciera lo que mereci?a. Tambie?n habi?a salido con suficientes hombres como para saber que las caracteri?sticas superficiales, como una bella sonrisa, no eran suficientes para sobrevivir una relacio?n a largo plazo.

Habi?a comenzado cada noviazgo con base en una combinacio?n de ojos bellos y en el hecho de que ambos ama?bamos a los perros, y habi?a salido molesta con los ha?bitos de mis novios por dormir hasta mediodi?a o comenzar una pelea a la mitad de la noche.

Mucho de lo que funciona y no en una relacio?n se revela en el di?a a di?a. Pero no tienes que esperar hasta que vivan juntos para entender las creencias personales de tu gala?n y de co?mo quiere que sea su futuro.

¿Tienen los mismos planes? Cuando le explicas que algo es importante para ti, ¿te escucha y trata de respetar tus necesidades, o te pide que justifiques cada sentimiento que tienes que e?l considera irracional? No requieres leer cartas de tarot o una bola de cristal para ver ma?s o menos co?mo sera? tu futuro a su lado.

Sus acciones te dira?n que? tipo de pareja sera?, si tienes el valor de dar un paso hacia atra?s y observar la verdad con claridad.

Es natural querer una lista con caracteri?sticas super ciales. Pero en vez de escribir ?guapi?simo? o ?amante de la vida? en un perfil de citas, puede que una lista con actitudes y comportamientos tenga ma?s sentido. Ejemplos: ?Que trabaje arduamente, pero que sepa co?mo relajarse cuando llega a casa? o ?que tenga ideas igualitarias en el matrimonio? o incluso ?que pre era ver un marato?n de The Walking Dead en vez de salir a beber?.

Hacer mi lista fue como un riesgo. Me senti? vulnerable al admitir que queri?a un novio serio. ¿No era peligroso quererlo tanto cuando no hay un control de la situacio?n? Pero en las semanas posteriores despue?s de escribir mi lista, algo cambio? dentro de mi?. Me senti?a ma?s esperanzada, ma?s en control de lo que sucederi?a. Sabi?a, al fin, que iba a encontrar lo que buscaba o estari?a sola y orgullosa de mi? misma por no conformarme con menos de lo que merezco.

Finalmente pude ver que al no tener una lista me presentaba ante los chicos como alguien que era perfecta para ellos, buena onda y lista para cualquier plan. En vez de volver a caer en esa trampa iba a poner todos mis defectos y necesidades sobre la mesa desde el comienzo… tal vez no en la primera cita, pero si? en los dos meses iniciales. Y si algu?n chico sali?a corriendo, mejor para mi?.

Debo admitir que hubo menos candidatos disponibles. Recuerdo que fui a una boda el fin de semana despue?s de mi lista y claramente ninguno de los hombres que se me acercaron eran indicados para mi?. Uno (¡ultraencantador!) era emocionalmente distante. Otro (muy gracioso) bebi?a demasiado y no teni?a pasio?n por su carrera. Otro (¡muy sexy!) fumaba y vivi?a del otro lado del pai?s y pareci?a temperamental. Tan decepcionante como fue no tener intrigas roma?nticas en mi vida fue refrescante ver el campo de juego claramente, quiza? por vez primera en mi vida.

Conduje a casa de ese viaje sintie?ndome agradecida de que en esta ocasio?n no saltari?a a una relacio?n sin sentido con el chico incorrecto. Al negarme a conformarme, me senti? llena de poder para alcanzar mi propia felicidad.

Meses despue?s conoci? al hombre que no so?lo cumpli?a con mis intereses, sino que tambie?n posei?a las caracteri?sticas fi?sicas que ni siquiera estaban en mi lista. Era atractivo, teni?a una carrera que amaba y paso? nuestra primera cita endulzando mi oi?do, demostrando sus intereses intelectuales y, mejor au?n, su intere?s por hablar. Cuando me conto? de su familia y sus relaciones pasadas expreso? claramente sus valores, pero tambie?n reconociendo sus limitantes. No so?lo accedio? a dividir la cuenta, sino que tambie?n respaldo? mis opiniones feministas como si fuera absurdo que alguien no pensara asi?. Y fue muy claro que ambos teni?amos la costumbre de ver series los fines de semana. Son este tipo de similitudes y costumbres que han hecho que nuestra relacio?n de 10 an?os sea tan gratificante.

¿Que? es lo ma?s significativo de todo? Fue la clave de mi lista: mi ahora esposo entendio? la importancia de la comunicacio?n honesta para construir una vida con otra persona. Cuando cualquiera de los dos se siente frustrado o enojado, hablamos hasta que nos sentimos mejor.

Esa creencia compartida me ha ayudado inmensamente: acepto mis defectos y me cuido de maneras que no haci?a antes, gracias al hecho que puedo admitir mis debilidades ante mi esposo y se? que no saldra? corriendo cuando lo haga. Como resultado soy una persona ma?s calmada, generosa y abierta.

Pareceri?a obvio que jama?s debi? haberme conformado. Pero en ocasiones necesitas equivocarte con el fin de entenderlo, y es importante que todas nos perdonemos por habernos puesto en nuestro camino hacia el amor verdadero.

Cosmo recomienda:

6 Hombres tóxicos que debes tener antes de encontrar al indicado

¿Qué hacer cuando conoces a la novia de tu ex?

También te puede gustar:
Ni los gemidos, ni el sudor: esta es la verdadera señal de que tu pareja realmente lo está disfrutando
Los perfumes no son la única opción para incrementar tus niveles de feromonas, te explicamos cómo puedes lograrlo
¿No sabes qué tipo de sentimientos tiene por ti? Responde estas 5 sencillas preguntas y descúbrelo...
Una mujer puede resultar atractiva para un hombre en menos de cinco segundos gracias a este rasgo