Entrenar en el frío podría ayudarte a perder peso más rápido

entrenar-frio-perder-peso.jpg

Después de que leas lo siguiente, se te acabará la flojera de levantarte a entrenar con el frío de la mañana. Conviene replantearse la pregunta de si es mejor hacer ejercicio con frío o con calor, pues resulta que de acuerdo con científicos que han realizado sus propias investigaciones, hacer ejercicio a bajas temperaturas podría tener mejores beneficios de lo que imaginas. Solemos pensar que con altas temperaturas nuestro cuerpo quema más calorías, pero es un mito más: sudar no es sinónimo de adelgazar. Sin embargo, el frío sí podría serlo. Algunos estudios han apuntado que es capaz de aumentar la adiponectina, una hormona secretada por los adipocitos que favorece la quema de grasa. La teoría se hizo realidad a través de una investigación llevada a cabo por el departamento de antropología de la Universidad de Albany, en Nueva York, donde participaron 50 voluntarios entrenando durante varias semanas en un clima frío. ¿El resultado? Observaron que quemaban más calorías que cuando hacían ejercicio con un clima cálido. También lee: 8 formas de acelerar la quema de grasa

10 grados es la temperatura ideal

Según el estudio, sería la más idónea a la hora de hacer ejercicio: cuando nuestro cuerpo tiembla, el gasto de calorías puede aumentar considerablemente como consecuencia de la contracción de los músculos. Los 10 grados, y no menos, se debe a una cuestión de seguridad: para evitar el riesgo de que entremos en hipotermia, una situación que se produce cuando nuestra temperatura corporal baja de los 35 grados. Si decides entrenar con esta temperatura, recuerda que debes evitar abrigarte bien. Utiliza ropa transpirable como la que utilizas en tu entrenamiento habitual, bebe agua, pues aunque no sudes, necesitas mantenerte hidratada. Recuerda que para perder peso lo que realmente importa es que lleves un plan de alimentación saludable. También otras investigaciones muestran que el frío podría ser un atajo para mejorar tu rendimiento, ya que las reducciones en la temperatura provocan que tu cuerpo lleve a cabo adaptaciones como un encogimiento de los vasos sanguíneos y las arterias, de manera que los pulmones y el corazón tengan que trabajar más duro. Un estudio de la Northern Arizona University encontró que esta respuesta ayuda a desarrollar la función aeróbica de los músculos, lo cual significa que son capaces de recibir más oxígeno durante el ejercicio. Este artículo fue publicado originalmente en Women’s Health España.

OTROS TEMAS DE INTERÉS:

10 ideas para envolver tus regalos de Navidad con periódico 10 tips para no subir de peso en las fiestas decembrinas Ejercicios con banda de resistencia para glúteos poco ejercitados ¿El jugo de apio puede curar tu intestino? ¿Abs marcadas? 8 mujeres muy fit comparten sus secretos ¡No te juzgues duramente! El empoderamiento comienza en ti El mejor ingrediente para tratar cada tipo de grano en la cara 14 ejercicios que te harán quemar calorías a lo loco

Katie Holmes enseña con orgullo sus estrías

SÍGUENOS EN INSTAGRAM:

https://www.instagram.com/p/B5nuEmdlsG4/

También te puede gustar:
El yoga es eficaz para combatir el estrés y reforzar la autoconfianza lo cual mejora tu desempeño en el dormitorio
Aprende a detectar si tus relaciones sentimentales están basadas en la dependencia emocional con estos sencillos ejercicios mentales
Prepárate: esto es lo que la Luna de Nieve tiene para ti este 24 de febrero…
Usar toallas sanitarias y tampones es cosa del pasado, reconcíliate con tu menstruación gracias a esta alternativa