‘Bailar para el diablo: la secta de 7M’: La historia real de la siniestra docuserie en Netflix

La docuserie denuncia una historia de abusos físicos y emocionales que dejará al espectador al borde del asiento.

bailar para el diablo la secta de 7m

NETFLIX

La recién estrenada serie de Netflix Bailar para el diablo, la secta de 7M en TikTok (Dancing for the Devil: The 7M TikTok Cult), cuenta una historia de terror relacionada con la popular red social y un culto secreto. Es una historia real que tiene que ver con manipulación, el deseo de ser una celebridad y los riesgos que existen cuando te vinculas con las personas equivocadas. Conoce todos los detalles en torno a lo que pasó en esta historia que se remonta a la década de 1990.

La verdadera historia de Bailar para el diablo: la secta de 7M en TikTok

Esta historia comienza con la Iglesia Shekinah de Los Ángeles (California), fundada en los años 90 por Robert Shinn. Se trataba de una comunidad religiosa para coreanos nacidos en los Estados Unidos.

Shinn empezó a abrir varios negocios: dos floristerías, dos compañías hipotecarias, dos inmobiliarias y una cafetería. Según Melanie Lee, que ofrece testimonios en el documental de Netflix, en esos negocios trabajaban miembros de la Iglesia Shekinah en turnos de 12 horas por 100 dólares a la semana.

robert-shinn.jpg

Robert Shinn

En su deseo de convertirse en productor ejecutivo de Hollywood, Shinn puso su atención en las redes sociales como nueva fuente de ingresos. En 2021 fundó 7M Films y empezó a reclutar a bailarines que tenían éxito en las redes sociales.

Estos bailarines vivían juntos en una sola casa y se dedicaban a crear videos donde bailaban viejas canciones, pero con coreografías modernas. 7M proporcionó a los bailarines la oportunidad de aparecer en programas como The Ellen DeGeneres Show y en eventos en vivo.

Sin embargo había algo más detrás: los bailarines también formaban parte de la Iglesia de Shekinah y trataban de ganarse el favor de Shinn. Otras fuentes afirman que los miembros del 7M se veían obligados a participar en estudios bíblicos para ser representados por la empresa. Shinn siempre negó que hubiera un vínculo entre su iglesia y los bailarines de 7M.

Denuncias por abusos de todo tipo

Varias ex bailarinas de 7M afirman que Shinn se aprovechó de ellas en diversos sentidos. Por ejemplo, tenían que dar a Shinn la mayor parte de sus ganancias, debían firmar acuerdos de confidencialidad y eran víctimas de abusos sexuales y emocionales a manos del líder.

También tenían que cumplir unos requisitos de apariencia como traer el pelo corto y rubio, ser delgadas, hacer ejercicio, y llevar una dieta estricta, así como ayuno. Al mismo tiempo, había reglas estrictas en el día a día como acostarse a las 10 de la noche, levantarse a las 5 de la mañana y rezar en la iglesia a las 6.

También lee: Eric: la historia real de la inquietante miniserie de Benedict Cumberbatch en Netflix

Lo peor de todo llegó cuando Shinn comenzó a abusar sexualmente de algunas de las bailarinas de 7M con el argumento de que las estaba “purificando”.

Las hermanas Wilking

hermanas wilking

Fue la historia de las hermanas Melanie y Miranda Wilking la que atrajo la atención sobre 7M y la Iglesia de Shekinah, y también la que impulsó el documental de Netflix. Las Wilking hacían videos de bailes y tenían millones de seguidores en TikTok. En 2019, James “BDash” Derrick, un bailarín, las presentó con Isaiah Shinn (hijo de Robert) y éste les habló de la Iglesia Shekinah.

Melanie comenzó a notar que su hermana se volvía más distante. Sin embargo, la vida de ambas cambió para siempre cuando Miranda se casó con Derrick. La familia Wilking se enteró de esto por las redes sociales y no fue invitada a la boda. Melanie y sus padres aparecieron en Instagram Live en febrero de 2022 para denunciar sus temores de que 7M era una secta y que esperaban recuperar el contacto con Miranda.

Miranda Derrick respondió públicamente a las acusaciones de su familia, negando sus sospechas. Shinn, el 7M y la Iglesia niegan cualquier delito o acusación en su contra. Sin embargo, esto contrasta con los testimonios de antiguos miembros.

Aunque Miranda Wilkins comenzó a tener contacto con su familia, les prohibió hablar del tema, algo que ha causado una ruptura con su hermana Melanie. Esto hace sospechar que Miranda aún sigue bajo el control de Robert Shinn, quien continúa en libertad.

Y tú, ¿ya viste Dancing for the Devil: The 7M TikTok Cult?

También te puede gustar:
Durante la luna de fresa puedes enfocarte en tu bienestar y atraer energía para liberar tu ansiedad realizando las siguientes posturas de yoga.
¿Eres igual que la nueva emoción de Intensamente 2? Descúbrelo con este test
¿No te quedaron claras las escenas que aparecen en la pantalla al terminar ‘Intensamente 2'? Aquí te explicamos