Categorías: Amor y Sexo

Mejora tus orgasmos con esta guía fácil de tu clítoris

C-spot. Botón del amor. El clit.

No importa cómo le digas, tu clítoris es un órgano súper sensible, lleno de terminales nerviosas que existe por una sola razón: para darte PLACER.  Y tu próximo clímax probablemente depende de él. Estimular tu clítoris puede ser necesario para que llegues al orgasmo o puede intensificarlo, según 73% de las mujeres que participaron en un estudio de la Universidad de Indiana para el sitio OMGYes. Checa esta guía fácil del clítoris y vuélvete una experta en MUY poco tiempo.

No importa qué tan culto o conocedor te creas en la cama, tú y tu pareja siempre podrán aprender un poco más de cliteratura. ¡Queremos que disfruten MÁS!

Algunos CLIT FACTS

El poder: Aunque el clítoris es relativamente pequeño, tiene mucho poder orgásmico. De hecho, tiene más de 8 mil terminales nerviosas, más o menos las mismas que tiene todo un pene.

La sensibilidad: El interior del clítoris tiene tejido eréctil (cómo un pene). Así que cuando te excitas, se llena de sangre y te da una sensación mucho más placentera.

La forma: El clítoris tiene forma de espoleta y tiene unas pequeñas “patitas” que se extienden internamente a lo largo de tus huesos púbicos. También tiene dos bulbos que se encuentran en las aperturas de la vagina y uretra.

El tamaño: Cuando ves hacia abajo, notarás que tu clítoris es del tamaño de un chícharo. Pero solo una pequeña parte del órgano es visible desde afuera. De hecho, el clítoris completo puede medir desde 7 hasta 13 centímetros.

Cómo funciona la estimulación del clítoris

Cuando te excitas (después de un par de besos, foreplay o incluso pensamientos candentes), tu cerebro recibe una señal de mandar más sangre al sur, lo que causa que tu clítoris interno se inflame.

Mientras más excitada estés, el glande (tip externo) de tu clítoris se volverá hiperresponsivo a cualquier tipo de contacto a través de las terminales nerviosas. Una vez que esta estimulación te haga llegar al orgasmo, el área alrededor se contrae, dando un sentimiento de placer enorme. (Para algunas mujeres, el clítoris se pone mucho más sensible post-clímax y pueden no querer que nadie o nada lo toque). Unos minutos después del orgasmo, tus partes femeninas comenzarán a relajarse y tu clítoris regresara a su tamaño normal.

Encuentra tu estilo personal de estimulación

“Cuando se trata de tu clítoris, tienes que experimentar”, nos dice la terapeuta sexual Vanessa Marín, creadora de Finishing School, una escuela de orgasmos para mujeres.

“Muchas mujeres creen que automáticamente deberían saber lo que les gustan, pero ese no es el caso”.

Explora el área para encontrar qué funciona y qué no funciona, sugiere Debby Herbenick, PhD y directora del Centro de Promoción de Salud Sexual de la Universidad de Indiana y autora del estudio de OMGYes.

Tipos de toques que las mujeres disfrutan más

64% prefieren movimientos de arriba a abajo

52% prefieren movimientos en círculos

31% de lado a lado

21% disfrutan las pulsaciones

19% disfrutan pequeños empujones y presión

16% disfrutan pequeños golpecitos

Experimenta con estimulación de clítoris en casa

Evita el contacto directo:

67% de las mujeres prefieren estimulación directa en el clítoris según el estudio, pero muchas opinaron que a veces tocarlo directamente se puede sentir demasiado intenso. En ese caso, se puede aprovechar la forma del clítoris al estimular todo excepto el hot spot externo. Haz que tu pareja toque el área de piel alrededor, incluyendo la capucha y la labia hasta que llegues al clímax.

Cambia la rutina:

Elige dos maneras de tocarte, de arriba a abajo, pulsaciones, fricción o golpecitos. Cambia de uno a otro para ver qué técnica te da más placer. Si estás con tu pareja, pide que lo haga con su lengua. solo recuerda, el 82% de las mujeres prefieren que se les toque de una manera repetida y rítmica, así que tómense su tiempo (por lo menos varios minutos) en cada uno antes de cambiar al siguiente.

No te quites la ropa interior:

Para un hot session increíble, no te quites la ropa interior e invita a tu pareja a que te toque a través de la tela, moviendo los dedos de arriba a abajo encima de tu clítoris. También puede ser un increíble foreplay o puedes hacerlo enfrente de él o ella para excitar.

Pide una mano:

Durante el sexo, ponerte encima es la mejor posición para poder darle a tu C-Spot un poco de acción con los dedos. Cuando te subas en tu pareja, simplemente toca tu botón de derecha a izquierda en el mismo ritmo. ¡Todo es mejor en equipo!

Con información de Cosmopolitan US

VER: Guía para tener sexo en la ducha como una experta

Compartir