GASLIGHTING: La nueva forma de abuso y manipulación de pareja

'GASLIGHTING': La nueva forma de abuso y manipulación de pareja

Que una persona haga “gaslighting” a su pareja, significa que distorsione la realidad a su favor.

El concepto de “gaslighting” proviene de la película Gaslight, una cinta de 1944, en la cual una pareja se muda a una casa abandonada en donde la mujer escucha ruidos extraños, como presencias sobrenaturales. Su esposo la convence de que ella está loca y por eso escucha estas cosas, siendo que es él en realidad el responsable de esos pequeños cambios misteriosos. VER NOTA: Chemsex, ¡lo más peligroso en prácticas sexuales! Que una persona haga “gaslighting” a su pareja, significa que distorsiona la realidad a su favor. Por ejemplo, hay una pelea, el hombre tiene la culpa pero en vez de asumirla, trata de convencer a su pareja que ella es la que está equivocada. ¿Te suena familiar? Aunque en un inicio las víctimas son conscientes de lo sucedido, no están seguras de que se trate de una manipulación y es ahí cuando empiezan las dudas. Pero eso no es todo, el manipulador puede llegar tan lejos como quiera para convencer a la víctima y a su círculo cercano de que algo está pasando al punto de considerar un desequilibrio mental. VER NOTA: Pornovenganza: La práctica que cada vez ataca a más mujeres La razón por la que este tipo de manipulación ha tenido mucho éxito es porque es muy sutil, tanto que a veces podemos practicarlo casi sin darnos cuenta. El “gaslighting” hace que nos volvamos dependientes, que dejemos que la otra persona controle nuestras acciones y emociones, convirtiéndose en una forma de abuso y maltrato psicológico. ¿Y tú has practicado o sufrido ‘gaslighting’?

También te puede gustar:
Cada día es más difícil que una pareja consiga realizar su sueño de tener bebés, estos son los motivos…
La ciencia revela cuánto tiempo tardan en activarse las hormonas del amor en el cerebro
Aunque existen muchos motivos por los que las mujeres fingen un orgasmo, el cuerpo no miente
Aunque no lo creas, los hombres también presentan angustia sexual, ¿cómo detectar si tu pareja la padece?