¿Es malo tronarte la espalda?

Es el fin del día y tu espalda está rígida. Básicamente estás caminando como Frankenstein. Así que le das un buen golpe, y ahhhhh, dulce, dulce placer. Pero no puedes evitar preguntarte: ¿Es malo tron…