No estás sola, la resaca después del sexo es muy real

No estás sola, la resaca después del sexo es muy real

Send chilaquiles! JA. Ojalá que fuera así de fácil deshacerte de aquel pesar…

Oh, Dios. Esa mañana en la que despiertas luego de haberte acostado con alguien que no es tu pareja oficial (sorry, los fuck buddies no cuentan aunque los encuentros sean constantes) puede llegar a ser de-vas-ta-do-ra. No solo porque seguramente te duele todo o tienes una señora irritación por haber tenido sexo en exceso; ese que dura por horas -con sus respectivos breaks, por supuesto-. A diferencia de la resaca que te ocasiona el alcohol, la cruda after sex trata mas bien de los distintos remordimientos que te invaden. La más simple es la que por años se nos ha castigado: Cogimos en la primera cita. ¡María Magdalena! Nuestras abuelas no estarían para nada orgullosas porque no nos dimos a desear, así que ya perdimos la oportunidad de ser tomadas en serio. “No debí haberlo hecho”. Soy partidaria de tener sexo cuando las personas involucradas lo acuerden. Por otro lado, cuando un hombre que me gusta no intenta llevarme a la cama, no me lo puedo explicar. O sea, WTF. via GIPHY Hay una escena en Coyote Ugly en la que Lil (Maria Bello) le pregunta a Violet (Piper Perabo): “¿Alguna vez te has despertado sobria después de un one night stand y la persona que está acostada al lado de ti sobre tu brazo es tan fea que preferirías cortártelo antes que correr el riesgo de despertarla?”. Acertada manera de describir la resaca after sex más común. La calentura después de un largo periodo de abstinencia arañando las paredes (en el que comienzas a ver guapo a cualquiera), así como una borrachera han llevado a muchas a terminar en la cama con alguien que para nada es tu tipo o peor tantito -como bien diría una conocida- es un orco (sí, de esos como los de El Señor de los Anillos). via GIPHY En mi caso, cuando eso sucede se trata de uno más en “la lista de feos con los que me he acostado y que, según yo, jamás volveré a buscar”. Sobre lo último no entraré en detalles, pero para qué volver a coger con algún feo del pasado cuando hay tantos feos nuevos. Así que cada vez que pasa, ya no me azoto, pues definitivamente me parece un arrepentimiento menos doloroso que el de lidiar con un guapo que luego del acostón no quiere repetir. Los feos y los guapos no son los únicos con el poder de crudearte. El hombre prohibido también. Tu jefe, el señor que está casado, el exnovio de una de tus amigas (sí, reina, cual Rocío Banquells, “ese hombre no se toca”) o uno de tus ex que, además, ya está con otra. No soy nadie para juzgar, el punto es que en algún momento tu moral o conciencia se puede manifestar para atormentarte. via GIPHY Las anteriores formas de resaca en realidad son nada en comparación con lo que representa la angustia sobre lo que pasó y cómo. La principal preocupación se deriva del sexo sin protección. Algunas mujeres temen quedar embarazadas, otras viven aterradas de contraer alguna ETS/ITS. Estando solteras tenemos toda la libertad de estar con cuanto hombre se nos antoje, y supongo que ellos hacen lo mismo con otras tantas personas. Exigir el uso de un condón es crucial, y, afortunadamente, ya no me la rifo (por más que muera de ganas), tampoco caigo con el “estoy limpio” (frase que además detesto), pues aunque el individuo esté seguro de ello, puede ser portador del VPH sin saberlo porque simplemente no muestra síntomas. via GIPHY La penetración vaginal o anal no es el único issue. Tal como lo he confesado en otros textos o LIVEs de Instagram, me encanta el sexo oral, pero no soporto el látex, no importa si tiene sabor a champagne o rosé. Por más que les pido que me avisen cuando están a punto de venirse, en algunos casos les vale un pepino, lo cual me parece una completa falta de respeto que se convierte en un dolor de cabeza para mí porque he expuesto mi salud. Y del pre-cum ya ni hablemos; otro fluido del que lees o escuchas información que varía entre doctores o expertos en sexualidad. via GIPHY Ser sexualmente activa y tener varios compañeros o compañeras sexuales te provoca una carga de conciencia mayor. La única manera de evitar la resaca after sex es siendo responsable, sensata. Si te vas a acostar en la primera cita, dale, pero no con cualquier tipo que no te vuelva loca (la calentura no puede ser más fuerte que tú, los vibradores neta que te sacan del apuro). Y si caes, lo más importante es que tomes todas las medidas necesarias para practicar sexo más seguro. via GIPHY En esta etapa de mi vida estoy con mil ganas de que me den con todo y riquísimo (disculpen la brutal honestidad), sin embargo, no puedo dejar de pensar qué tan mal me voy a sentir luego en caso de que cometa un error. Algo que debo agradecerle a los primeros ocho meses de la pandemia es haberme permitido estar tranquila por el hecho de no haber tenido relaciones. ¿Ubicas ese sentimiento de cuando comes saludable durante la semana y el fin de semana te conviertes en la reina de la chatarra con alto riesgo de sufrir un colapso? Me urge un novio… millonario y fiel, por favor. via GIPHY Sígueme en Instagram: @its_dafne_bitch

También te puede gustar:
Cuando sueñas con un examor o con un amigo es posible que despiertes con emociones que antes no sentías. Pero ¿qué pasa cuando un hombre sueña contigo?
Si estas en una relación y te has preguntado si es la persona indicada, esto te interesa…
La lluvia dorada incluso apareció en una de las temporadas de la serie You, te explicamos en qué consiste
Además de los procesos químicos a nivel cerebral, el primer amor tiene un impacto especial en la memoria