5 Cosas que los hombres odian del sexo oral

No hagas que el sexo oral se convierte en una auténtica pesadilla, te decimos qué cosas debes evitar para garantizar una experiencia inolvidable

truco-para-hacer-el-mejor-sexo-oral.jpg

5 Cosas que los hombres odian del sexo oral

Getty Images

Toma nota de las cosas que a los hombres no les gusta durante el sexo oral...

Sí, ellos adoran el sexo oral, pero también hay algunos detalles del mismo que los incomodan de sobremanera. Se trata de un acto muy íntimo que debe ser tratado con cuidado y atención, de otra forma podría tornarse en un suceso desagradable y nada digno de recordar. ¿Cuáles son las cosas que ellos odian del sexo oral? Aquí te lo revelamos...

Te puede interesar
Un estudio reveló cuál es el tiempo promedio del coito entre las parejas actualmente, continúa leyendo y descubre más al respecto

5 Cosas que los hombres odian del sexo oral

  • Que no muevas la lengua

Para ellos, más es más. Los hombres disfrutan de un sexo oral desinhibido, por lo que tu lengua es clave para hacerlo llegar al clímax. Comienza por la base del pene y sube hasta el glande. Mientras lo haces, puedes mover la lengua en forma de zig zag para abarcar todo el tronco y no olvidarte de los alrededores. Muchos hombres disfrutan que su pareja se meta todo el pene a la boca. Permite que su miembro entre hasta donde tu boca lo permita y mueve la lengua en círculos; posteriormente regresa al glande y aumenta la velocidad.

como-mover-la-lengua-para-dar-sexo-oral.jpg

5 Cosas que los hombres odian del sexo oral

Getty Images

  • Que uses mucho los dientes

Sabemos que es difícil no dejarte llevar por el momento, pero debes prestar especial atención a no morder su pene duante el sexo oral. Se trata de una zona muy sensible, por lo que al menor contacto puedes generar incomodidad y dolor. Debes recordar que cuando se trata de las partes íntimas debes tener mucha delicadeza y cuidado. Así que no muerdas su pene, menos aún el glande.

  • Que lo sueltes antes de tiempo

No sueltes su pene enseguida de que eyacule, pues en ocasiones los orgasmos duran algunos segundos más y podrías frustrarle la sensación de placer. Baja la velocidad una vez que haya llegado al orgasmo, él mismo te indicará con sus movimientos corporales cuando sea momento de finalizar la acción.

tips sexo oral

5 Cosas que los hombres odian del sexo oral

  • Que hagas gestos de desagrado

Si no estás dispuesta a tragar el semen de tu pareja, mínimo cúbrelo con tu mano. De esta forma evitarás que los fluidos salpiquen tu ropa, la cama o incluso tu cara. Sin embargo, es recomendable que hables con tu pareja previamente sobre la culminación del acto, de esta forma evitarás incomodidades entre ambos. Si han acordado que termine en tu boca, entonces evita hacer gestos de desagrado una vez que eyacule. Tienes dos opciones: tragarlo o escupirlo. La primera de ellas puede resultar ser excitante, pero si no es un acto grato para ti, entonces previo al acto infórmale que prefieres escupir el semen una vez que esté en tu boca.

  • Que apresures el acto

Tómalo con calma, si lo apresuras y él comienza a preguntarse si se está tardando mucho, solo se tardará MÁS. Y así sucesivamente. Quizá creas que en una atmósfera de pasión y deseo todo debe ser intenso y rápido, pero esto no aplica en el sexo oral. Ellos disfrutan sentir tus labios y tu lengua en su pene, así que mientras más lento y pausado lo hagas, mayor será la excitación.

Tips para evitar las náuseas durante el sexo oral.jpg

5 Cosas que los hombres odian del sexo oral

Getty images

También te puede gustar:
Exploraremos cuatro herramientas efectivas respaldadas por expertos para ayudarte a superar un amor fracturado que se fue y no volvió, y así sanar tu corazón herido juntas...
¿Por qué los hombres jóvenes se están fijando cada vez más en las mujeres mayores que ellos? Estas son las características que los vuelven locos...
No pierdas la oportunidad de hacerte de unos buenos glúteos con estas posiciones sexuales
Además de ser el fin inminente de la relación, una infidelidad deja secuelas psicológicas y emocionales