‘365 Days: This Day’ la segunda parte de la película “erótica” que nos mandó a dormir y no queremos que te pase lo mismo

365 DÍAS: AQUEL DÍA

No cualquier película se anota un score de 0% en Rotten Tomatoes. Lee cómo consiguió semejante hazaña ‘365 días: Aquel día’.

Por Dafne Ruiz Recuerdo que cuando en 2020 vi 356 DNI (la primera parte inspirada en la trilogía escrita por Blanka Lipińska) no esperaba una película digna de nominación al Óscar; sabía perfecto que se trataba de una tipo Fifty Shades pero menos fresa. Pasé por alto la pobre y retorcida trama gracias a las escenas extremadamente candentes que compensaban cada minuto transcurrido y hasta invité a mi vibrador a verla conmigo.

Te recomendamos tres vibradores de nivel avanzado para que te animes a dar el siguiente paso.

Dos años después, llegó por fin la secuela. Como las segundas partes nunca han sido buenas en general, esta tuvo como meta convertirse en la peor de la historia. Ni por el cambio en la adaptación (porque qué flojera que la protagonista fuera raptada -otra vez- y se enamorara -nuevamente- de otro atractivo secuestrador), ni por el combo de abs + glúteos de Massimo (Michele Morrone) y Nacho (Simone Sussina) valió la pena ver esta segunda parte que es más un largo video musical con aburridas secuencias de sexo que remata con un plan de villana de telenovela que termina en pistolas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Michele Morrone (@iammichelemorroneofficial)

Las escenas estridentes de la primera entrega brillaron por su ausencia en esta segunda parte llamada ‘365 días: Aquel día’. La pareja principal llevó a otro nivel su pobre conexión. Al verlos, solo podría pensar en que un mafioso se había casado con la escort con la que se obsesionó. No me queda duda de que una relación así en la vida real sería mucho más pasional.

Lee: ¿Cómo disfrutar el sexo si el pene de tu pareja es muy grande?

Massimo y Laura (Anna-Maria Sieklucka) son como dos robots diseñados con un único fin, el de follar a todas horas. Para muestra de química basta ver a los mejores amigos de ambos, Olga (Magdalena Lamparska) y Domenico (Otra Saralidze), que con menor tiempo en pantalla su amor es creíble.

365-dias-aquel-dia-pelicula-critica-3.jpg

Foro: Instagram Netflix

‘Aquel día’ en que perdimos nuestro tiempo

Lo más frustrante de todo sigue siendo el alcance o impacto de Laura. Dejando a un lado su síndrome de Estocolmo (que con un hombre así era difícil que no cayera rendida a sus pies), bien pudo ser una sensei o role model para muchas mujeres y consagrarse como una feminista a la que le gusta mucho el sexo -rudo-, pero su personaje es tan plano que con líneas como:

“¿Crees que soy un mueble que puedes mover?” o “¿Por qué no me pones una correa?”.

Lo cual suena ridículo cuando sabemos la dinámica que llevan en la cama. Solo raya en la contradicción. Como bono, que además no muestre algún tipo de duelo por haber perdido al bebé en aquel accidente donde la balearon en el túnel es inconcebible.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Anna-Maria Sieklucka (@anna_maria.sieklucka)

Queda clarísimo que amor, lo que se dice amor, no hay. Massimo nos demuestra lo posesivo y controlador que es, mientras que Laura nos enseña que si te engaña tu esposo (o el que crees que era tu esposo, pero en realidad era su hermano gemelo), lo mejor es escaparte con Nacho, el jardinero sexy (que no es jardinero sino el hijo mafioso del rival de Massimo) para dejar que te consienta; te cocine, te conquiste, te pasee en jet ski, te “enseñe” a surfear, te cachondee…hasta que descubras su traición:

“¡Oh, no! Fui utilizada otra vez por un hombre”.

La protagonista de ‘365 días: Aquel día’ peca de estupidez (apenas conoce a Nacho, pero qué importa, está guapísimo, tatuadísimo y ha sido lindo) e ingenuidad en su “nuevo mundo”, algo imperdonable.

Lee: Las mujeres podemos detectar a un infiel con solo verlo… según la ciencia.

Ya ni hablar de los demás absurdos y situaciones embarazosas, como cuando Laura hace un tristísimo show de pole dance para Massimo en un hoyo del campo de golf. Literal, esperaba que se la tragara la tierra (yo hubiera pedido eso si fuera ella). Sin duda esta cinta es mi favorita para arrasar en los Razzies (que premian a lo peor del cine) del próximo año, aunque tal vez ni siquiera consiga nominaciones porque difícilmente puede ser considerada como una película. Si ya la viste, cuéntanos qué opinas, si no la has visto, mejor aprovecha estas 5 películas que sí son muy hot para ver el fin de semana.


Sigue leyendo: Las profesiones donde supuestamente están los hombres más infieles.

Los secretos más reveladores del sexo anal.

¿El poliamor y ser infiel es lo mismo?

También te puede gustar:
¿Sabías que muchas mujeres terminan su relación sentimental cuando comienzan a tomar pastillas anticonceptivas? Te explicamos por qué...
Ni los gemidos, ni el sudor: esta es la verdadera señal de que tu pareja realmente lo está disfrutando
Los perfumes no son la única opción para incrementar tus niveles de feromonas, te explicamos cómo puedes lograrlo
¿No sabes qué tipo de sentimientos tiene por ti? Responde estas 5 sencillas preguntas y descúbrelo...