Categorías: Carrera y dinero

3 Sencillas maneras para ahorrar dinero sin cambiar tu rutina

No tienes que cambiar tus hábitos drásticamente para poder ahorrar unos cuantos centavos, ¡sigue leyendo!

Cuando de ahorrar dinero se trata, los expertos siempre aconsejan cambiar de manera drástica tus hábitos. Sin embargo, cambiar tu rutina diaria no es tan sencillo como parece.

Los hábitos tienen que ser cambiados de manera gradual y durante un largo periodo de tiempo, no de manera drástica y rápida. Por eso aquí te damos 3 sencillos tips para ahorrar sin que te cueste tanto trabajo.

1. Invierte en tus lujos.

Muchos expertos critican los hábitos diarios por ser pequeños gatos constantes que al final en conjunto resultan ser un gasto fuerte a tu economía. Por ejemplo, el café de todas las mañanas.

La realidad es que una taza de café no te dejará en la ruina. Si necesitas tu ?morning coffee? para despertar y poder manejar al trabajo, definitivamente debes seguir con ese hábito.

¿Pero qué si pudieras hacerte un café todavía más rico, guardar tiempo y guardar dinero al mismo tiempo? Consiéntete con una cafetera fancy, en pocas palabras invierte en tu rutina de café. Sí, el primer gasto es fuerte, pero si lo vez a largo plazo, será una excelente inversión que te ahorrara tiempo, esfuerzo y dinero.

Existen muchas áreas de tu vida en donde puedes invertir en lujos, tener una mejor experiencia y ahorrar dinero de paso. Pon atención a tu rutina diaria y evalúa en donde podrías aplicar esta lógica. 

2. Mantén un registro de tus suscripciones.

Una excelente manera de no gastar de más es eliminar las suscripciones que no usas y que no tenías ni idea que seguías pagando.

Te sorprenderías al saber que tan poco usas las suscripciones que tienes. Comienza un registro de que tan seguido y por cuanto tiempo usas los servicios que te ofrece cada suscripción.

Si tienes suscripciones que tengan niveles de servicio como TV, internet y teléfono, y sólo usas el internet, considera en bajar el nivel de tu paquete a uno que sí se acople a tus necesidades. Puede ser que hayas contratado un plan al principio, pero tus hábitos de uso pueden apegarse a uno más barato.

3. Haz compras comparativas cada mes.

De manera constante nos suscribimos a algún servicio, o cerramos algún trato excelente, y nunca comparamos esos servicios aunque su tarifa suba.

La clave para ahorrar dinero es comparar tus gastos de manera mensual, principalmente los que son de servicios de cable, internet o teléfono.

Compartir