Categorías: Amor y Sexo

4 Frases que a todo hombre le aterra escuchar

Echa un vistazo a los temores que tienen lo chicos, no los trates a la ligera, realmente estas pláticas les dan pánico

1. ¿PARA CUÁNDO EL ANILLO?
Es uno de los grandes espanta-novios: ¿Cuándo? ¿Para cuándo? Ahora sí, ¿pronto?… Y así hasta el infinito. Cuando un noviazgo va de maravilla, la gente quiere comprometerlos de inmediato y este tipo de presión puede echar todo a perder.

¿Qué hacer?
Platica con él de manera relajada acerca de sus planes, pregúntale si quiere casarse algún día, formar una familia y si le gustaría que estuvieras en ese futuro. Poco a poco, sabrás si lo habrá con él o no. No hagas estas preguntas antes del año.

2. CENAMOS CON MIS PAPÁS
Están más allá de ser unos novios pasajeros, ya lo conocen los de tu trabajo, tus amigas y algunos primos, pero quieres que lo conozcan tus papás. Asegúrate de que sea el momento adecuado, ésta es una maniobra delicada; si lo haces antes de tiempo, se puede sentir presionado y resultaría en una cena incómoda.

¿Qué hacer?
Ten muy claro que tus papás deberán ser los últimos en conocer a tu galán, porque ante sus ojos es un extraño que se quiere acostar con su hija. Aunque sean educados, va a existir esa tensión que sólo un amor bien cimentado aguantará. No los presentes si no estás convencida de que la cosa va en serio.

3. SÓLO ES MI AMIGO
Olemos a kilómetros a ese ?amigo? tuyo que no se conforma con tu amistad, que a pesar de que tienes novio, está esperando cualquier momento de debilidad. Si sales con un chico que vale la pena, hazle saber que no hay nada que temer.

¿Qué hacer?
Primero, marcar la división de amistad entre tú y tus amigos, independientemente de que tengas novio o seas soltera, te evitará problemas. En las reuniones con ellos y tu novio, deja muy claro que él es tu prioridad, sin dejar de ser tú ni estar pegada a él todo el tiempo, pero eso alejará cualquier miedo ante tus amistades.

4. NO ME HA BAJADO
Saber que un bebé viene en camino antes del matrimonio nos aterra por varias razones, entre ellas, que un embarazo significa dinero, compromiso obligado y despedirse de la soltería. Puede ser el principio del fin en tu relación.

¿Qué hacer?
Habla mucho (y muy directa) con tu galán acerca de tener o no un hijo y aclárale que respetarás su decisión; en verdad, hazlo. Si no quiere un embarazo antes de casarse (que es lo más recomendable), toma precauciones con algún método anticonceptivo y, cuando sea necesario, busca los de emergencia. Además de quedarse tranquilo, admirará tu madurez.

Compartir