Categorías: Wellness

6 señales de que el estrés podría estar dañando tu salud

Hay cosas que no debes ignorar, como las señales en tu cuerpo que podrían estarte diciendo que el estrés está dañando tu salud.

Sin duda es algo que experimentamos todos en algún punto de nuestra vida. Sin embargo, es necesario saber controlarlo y distinguir entre niveles aceptables de estrés y niveles que se están saliendo fuera de control ¡Pon atención a las señales de estrés que podrían estar dañando tu salud!

Test: evalúa tu nivel de estrés y toma cartas en el asunto

6 Señales de que el estrés podría estar dañando tu salud

1. Baja productividad

El estrés es como una pesa atada a nuestro cuello. Entre más estrés tengas, más pesada se hará la pesa que cuelga de ti.

Un nivel saludable de estrés te provee la suficiente motivación para terminar tus deberes. Sin embargo, cuando el estrés se eleva a niveles no aceptables, tu habilidad de trabajar podría enfrentarse al declive.

Si notas que tu productividad ha disminuido unos cuantos días seguidos, deberías considerar relajarte un poco.

También lee: 3 sorprendentes maneras en las que el estrés afecta tu cerebro

2. Negatividad crónica

Niveles elevados de estrés podría cambiar tu percepción de las cosas, haciendo que veas todo de manera más oscura y pesimista.

Estarás más propensa a quejarte, llorar, preocuparte y culpar a las demás personas por tus desgracias.

Si notas que tu actitud es parecida, debes de saber que estás experimentando más estrés de lo que puedes controlar.

Foto: Getty Images

Ver también: Los factores que se ocultan detrás de tu mal humor

3. Evitas la interacción social

La interacción social mantiene la vida de cada ser humano interesante y diferente. Platicar, hacer cosas con otros y pasar tiempo de calidad con amigos y familia son parte parcial de lo que nos mantiene sanos.

Si comienzas a sentirte sola y notas que has dejado de hablarle a tus amigos, deberías empezar a preocuparte.

4. Problemas de sueño

Existen periodos en los que un cambio importante en el trabajo o la llegada de un nuevo bebé, podrían causarte insomnio o problemas para dormir. Cuando tu estrés comienza a alterar tus horas de sueño, toda tu rutina se ve alterada.

5. Cambios de apetito

Muchas personas comen para vivir, mientras otras viven para comer. No importa en qué categoría estés, en algún punto te dará hambre y seguro hay algo que amas comer más que nada en el mundo.

Una persona que ha estado estresada por un excesivo periodo de tiempo, podría comenzar a experimentar cambios drásticos en su apetito. Algunos lo pierden y bajan de peso, mientras otros no pueden dejar de comer y ganan unos cuantos kilos de más.

Si tu apetito parece ir y venir, podría ser señal de problemas.

Entérate: 8 alimentos para combatir la ansiedad que necesitas conocer

6. Libido reducido

El deseo sexual es parte fundamental de una vida saludable, y definitivamente un factor que alivia el estrés. Tener sexo provoca sentimientos de felicidad y una sensación de bienestar.

Cuando vives con mucho estrés, éste se ve reflejado en tu deseo sexual, y afecta en tu salud emocional y física.

La próxima vez que vivas un largo periodo sin ganas de vivir una noche loca con Brad Pitt, trata de relajarte un poco.

Entérate: Gwyneth Paltrow lanza nuevo vibrador para dormir mejor y reducir el estrés

Cosmo recomienda:

9 Cosas que tu hogar necesita si quieres ser feliz (según la ciencia)

5 Formas saludables de expresar el enojo

¡Relájate! La caspa podría ser consecuencia del estrés

De acuerdo a un estudio, ver «Friends» podría reducir tu nivel de estrés y ansiedad

Cómo saber si tu piel está ‘estresada’ (y pasos para rescatarla)

Plantas que reducen el estrés (y se ven divinas en tu sala y recámara)

Compartir